Bien actualizado.

Probamos la fase 2 del Peugeot RCZ junto al motor más vendido de este modelo, el diésel de 2.0 litros y 163 CV con cambio manual. Nos queda un coche con diseño y tacto deportivos, equipado con un motor voluntarioso y muy parco en consumo.

Vídeo prueba

Imagen de previsualización de YouTube

El Peugeot RCZ fue un paso muy importante por parte de Peugeot para crear productos capaces de mostrar ese lado pasional que deben tener los deportivos y a la vez hacerlos más accesibles al gran público. El resultado es un vehículo tremendamente interesante en lo dinámico con un diseño muy acertado que atrae las miradas allá por donde circulamos con él.

En nuestro caso probamos la única versión diésel, equipada con un motor de 2.0 litros y 163 CV, asociado a un cambio de marchas manual. Este motor Euro 5 sigue mostrándose capaz de soportar a la competencia, dotando al RCZ de prestaciones suficientes junto a unas cifras de consumos más que razonables gracias a una serie de mejoras como el sistema Start&Stop y las realizadas en la gestión de las emisiones. Para tener un coupé muy rápido no hay que tener motores súper potentes como queda demostrado en este RCZ, que alcanza los 220 km/h de velocidad máxima.

Al tratarse de un coupé con una carrocería muy baja, el acceso al interior y la habitabilidad en las plazas delanteras tienen su lógica dificultad. Este coupé de 2+2 plazas mide 4.280 mm de longitud, 1.850 mmm de ancho y sólo 1.360 mm de altura. Tiene dos puertas grandes y pesadas pero con una apertura bien asistida por unas bisagras con las fases de apertura bien marcadas. Una vez dentro, el habitáculo no es tan angosto como pudiera parecer. Con el paso de los kilómetros nos damos cuenta que, para los ocupantes de las plazas delanteras, es un coche perfectamente válido para el día a día. Eso sí, para personas de más de 1,80 m el techo queda bastante cerca, lo que sumado a la posición muy baja del asiento y la posición del volante, muy vertical, acentúa la sensación de estar en un verdadero deportivo.

Los asientos delanteros son mas que buenos. Son de tipo baquet, forrados completamente de cuero de color gris claro, con reglajes eléctricos de las cotas más habituales, con dos memorias disponibles para ajustes personalizados. También están calefactados (solo en la banqueta). Tienen una sujeción lateral, tanto en la banqueta como en el respaldo, muy buena. Los reposacabezas están integrados en el respaldo, pero no quedan muy lejos de la cabeza.

Las plazas traseras, solo están disponibles para dos ocupantes que no superen el 1,50 m de altura. Están guarnecidos en cuero, igual que los delanteros, y tienen anclajes ISOFIX, algo que nos ha resultado curioso, ya que una silla con ese sistema suele ser voluminosa y no es que abunde el espacio en esas plazas, precisamente. Solo se podrán montar ese tipo de sillas de retención infantil si los ocupantes de las plazas delanteras tienen los asientos bastante adelantados. Nosotros hemos podido llevar a dos niños de diferentes complexiones y con un conductor de mas de 1,80 m, el niño que iba detrás estaba muy cerca del respaldo del asiento delantero y tenía poco espacio para las piernas.

Por lo tanto, recomendamos llevar pasajeros infantiles solo si las plazas delanteras están suficientemente adelantadas. Para adultos, solo en caso de emergencia y siempre que no sean muy altos. El respaldo de los asientos traseros es muy vertical y un adulto de 1,70 m pega con la cabeza en el cristal trasero. Los reposacabezas traseros nos parece que tienen una función testimonial para los pasajeros de mas de 1,70 m.

El acceso a las plazas traseras se realiza mediante el abatimiento de los respaldos de los asientos delanteros. El mando que desenclava el respaldo es mecánico y nos ha parecido mejor terminado que en la generación anterior. Para personas normales, solo con el abatimiento del respaldo, el acceso es complicado.

La calidad percibida del interior es muy buena. Abunda mucho el tapizado de cuero en todo el interior y lo encontramos, a parte de los asientos, en el salpicadero, los paneles de las puertas y las plazas traseras. Los plásticos utilizados en el interior tienen una buena apariencia y los ajustes están realizados con esmero, algo que es norma habitual en los últimos productos de Peugeot.

El habitáculo no tiene demasiados huecos pero los que hay son bastante prácticos. En la consola tenemos un hueco delante del selector del cambio que está tapizado con goma. El conductor tiene a la izquierda del volante otro más pero sin tapa y no está guarnecido. El acompañante delantero tiene una guantera bien resuelta con mucha capacidad, iluminada y refrigerada. Tiene un conector AUX y otro USB para conectar dispositivos externos. En las puertas encontramos unas bolsas rígidas que tienen una buena capacidad. El reposabrazos tiene un compartimento que está completamente guarnecido con una alfombrilla adherente.

El maletero tiene una capacidad de 320 litros, casi como un compacto. Es bastante buena teniendo en cuenta el tipo de coche que es. Podemos ampliar la capacidad abatiendo el respaldo de los asientos traseros. Los respaldos se abaten mediante un tirador mecánico situado en la parte superior del interior del maletero. Las formas del maletero son regulares, es ancho y largo. Adolece de altura, pero es muy aprovechable. El fondo, los laterales y el portón del maletero están guarnecidos en una moqueta exactamente igual que en el interior del vehículo y tiene un tacto muy agradable. La iluminación del maletero está encargada a un pequeño plafón situado en el lateral izquierdo del maletero que no da mucha intensidad.

En el lateral derecho del maletero hay una red y a la izquierda una cinta elástica que permite sujetar diversos objetos. Debajo del fondo del maletero tenemos un kit antipinchazos, los triángulos de emergencia y huecos en un organizador moldeado en plástico expandido para poder guardar diferentes objetos.

Los mandos del vehículo tienen un tacto y disposición muy buenos. El cuadro de instrumentos tiene una tipografía en blanco y ámbar, en blanco para los relojes y ámbar para los indicadores de la consola, puertas y pantalla multifunción. Es muy agradable a la vista. Los mandos del puesto de conducción están bien dispuestos, justo a mano, salvo el mando del navegador, que está un poco alto y alejado. La iluminación del habitáculo es correcta, con plafones en el techo y a los pies de los ocupantes de las plazas delanteras.

El mando para el menú del ordenador es sencillo e intuitivo. Nos ofrece datos sobre consumos, velocidades, distancias habituales en los ordenadores de viaje. Los mandos satélites dispuestos delante del volante son mejorables por tacto y funcionamiento. El volante, forrado en cuero, tiene un tacto muy agradable y un diámetro perfecto con una zona inferior achatada. El tamaño nos ha parecido perfecto, por diámetro, grosor y formas ergonómicas, para situar perfectamente las manos. Tiene regulación en altura y profundidad, ambos bastante amplios.

La consola contiene el climatizador, los mandos del equipo multimedia y/o audio y del navegador. Justo debajo de los aireadores redondos y del reloj analógico que preside el salpicadero, tenemos los botones que controlan diferentes funciones, como la activación o desactivación del control de tracción/estabilidad o el detector de obstáculos delantero y trasero, entre otras funciones.

El equipo de sonido es muy bueno. Gestiona bien tanto discos CD con MP3/WMA, memorias USB como sistemas MP3 vía USB. el sistema incluye Bluetooth para el sistema telefónico manos libres y para la reproducción de audio. El navegador es muy completo, visualmente llamativo y con muy buena resolución de pantalla, que además es abatible eléctricamente. En el modo 3D incluso aparecen representados edificios emblemáticos de algunas ciudades en tres dimensiones que da una gran calidad visual a la cartografía.

Detrás del climatizador tenemos el selector del cambio, manual de 6 velocidades. Detrás del selector del cambio tenemos el mando del freno mecánico que nos obliga a levantar el hombro para activarlo. El alumbrado del vehículo es muy completo y los faros delanteros en su función de cruce y carretera alumbran muy bien. El Peugeot RCZ tiene luces de circulación diurna de LED y de descarga de gas xenón para las luces de cruce y carretera, además tienen el sistema AFS (es rápido y responde perfectamente al movimiento del volante). Los faros traseros usan LED para la función de posición e indicadores de dirección. Usa bombillas halógenas para las funciones de pare, luz antiniebla trasera, luz de matrícula y marcha atrás.

En el comportamiento dinámico es donde nos encontramos con la esencia de este vehículo. Es para lo que ha sido fabricado, para disfrutar al volante. Se nota desde que empiezas a acelerar. A esto tenemos que sumarle lo buena que nos ha parecido la caja de cambios por suavidad, por lo rápido que podemos meter las marchas. Las relaciones están bien escalonadas con un grupo muy corto.

El motor nos ha gustado mucho, es muy lineal y potente. No decae en prácticamente toda su banda de utilización y es agradable porque responde bien en casi cualquier circunstancia, no tiene retardos significativos en la entrega de potencia y es agradecido a la petición del acelerador. El cambio manual está bien escalonado para este motor y para este tipo de vehículo. Cambia las marchas con suavidad y el tacto del mando es suave. Y el vehículo corre, porque los 163 CV se hacen notar cuando le pedimos al acelerador plena carga, respondiendo increíblemente bien por debajo de las 2.000 rpm. El motor, en frío es silencioso y en caliente lo es aún más. El ruido de motor está muy bien aislado y salvo a altas revoluciones, no se hace evidente en el interior. Lo mejor, es el sonido a máximas revoluciones. No parece diésel y es muy deportivo.

En marcha normal, es un motor que no consume mucho. Lógicamente, el desarrollo tan corto penaliza los consumos de esta versión. En nuestro circuito habitual, con carretera de montaña, vías interurbanas, autovías y recorrido urbano, nos ha dado un consumo medio de unos 7,5 litros buscando los límites dinámicos del vehículo con continuas aceleraciones. Nos parece un dato muy bueno para la potencia y prestaciones que ofrece. En condiciones de circulación económica el Peugeot RCZ presenta muy buenas cifras de consumo, donde obtuvimos un consumo medio de apenas 5,2 l/100 km e incluso vimos cifras por debajo de los 5 litros sin problemas.

Los frenos tienen mucha mordiente y son muy dosificables, contando con un retraso en la entrada del ABS que nos ha gustado mucho, lo que da mucha libertad al conductor para regular bien la frenada. Pero esa potencia de frenado tiene su lado malo, ya que se fatigaban con facilidad. Un conjunto de frenos un poco mas adecuado a las prestaciones de este vehículo redondearía un conjunto muy prometedor.

Dinámicamente, el Peugeot RCZ es un coche muy rápido y efectivo en todo tipo de vías. Para llevar al límite a su chasis y suspensiones, hay que tener manos rápidas y nada noveles, porque tiene reacciones que pueden resultar bruscas y poco predecibles. Para esas situaciones las manos con cierta experiencia son necesarias, ya que los sistemas de seguridad activa tienen el umbral de utilización efectiva que tienen y no hace milagros. Es lo que tiene la física…

El vehículo de pruebas montaba unos neumáticos Continental SportContact5 de medidas 235/40R19 que han demostrado un excelente comportamiento, tanto en seco como en mojado. La suspensión tiene un tarado muy duro que contiene perfectamente las oscilaciones de la carrocería y también lo convierte en un coche donde se nota cualquier irregularidad de la carretera, lo que puede ser incómodo con el paso de los kilómetros. Para tener un coche muy rápido y eficaz, hay que hacer ciertas concesiones al confort. La dirección ayuda mucho a esa sensación de dinamismo, ya que es muy directa y responde perfectamente a los requerimientos de cambios de dirección del conductor.

Como conclusión, tenemos que decir que es una gozada ver que existen en el mercado vehículos que hacen del sentir la conducción deportiva en carretera su razón de ser y que además lo hacen con calidad y buen precio. Este es claramente un coche para el que no le importe que le miren cuando acelera a fondo, que le miren cuando sube o baja su alerón retráctil, que le miren cuando suena como un trueno o que le miren al aparcarlo a la vista de los demás. Porque lo que realmente le debería importar al comprador de este coche es lo mucho que se va a divertir sintiendo la potencia y el sonido de su estupendo motor, enlazando curva tras curva y disfrutando de todo eso, incluso, con hasta cuatro acompañantes.

Ficha de características

GRUPO MOTOR
Posición del motorDelantero
DistribuciónDoble árbol de levas en culata
Número de cilindros4 en línea
Válvulas por cilindro4
Cilindrada1.997 cc
Potencia máxima163 CV a 3.750 rpm
Par máximo340 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm
AlimentaciónInyección directa common rail con turbo de geometría variable e intercooler.
Caja de cambiosManual de 6 velocidades
TracciónDelantera
CHASIS, MASAS Y DIMENSIONES
Suspensión delanteraTipo McPherson con resorte helicoidal y barra estabilizadora.
Suspensión traseraRueda tirada con resorte helicoidal y barra estabilizadora
Frenos delanterosDisco ventilado de 302 mm
Frenos traserosDisco de 290 mm
Neumáticos235/45 R18
DirecciónDe cremallera con asistencia electrohidráulica regulada con la velocidad
Largo4.287 mm
Ancho1.845 mm
Alto1.359 mm
Distancia entre ejes2.612 mm
Peso1.486 kg
Número de puertas2
Número de plazas4
Capacidad maletero321 litros (639 litros con los asientos traseros abatidos)
Depósito carburante55 litros
PRESTACIONES, CONSUMOS Y EMISIONES
Velocidad máxima220 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h8,2 segundos
Consumo urbano6,8 litros cada 100 km
Consumo extraurbano4,5 litros cada 100 km
Consumo medio5,3 litros cada 100 km
Emisiones de CO2139 g cada km
Normativa de emisionesEuro 5
CarburanteGasoleo

Galería prueba

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157645412090979]

Galería Peugeot

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157631515076556]

Prueba: Peugeot RCZ 2.0 HDi 163 CV

Categoría: CoupéDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.