La marca coreana pone a punto una nueva generación, que será más grande que su antecesor.

Con una reciente actualización que recibió el utilitario coreano en marzo del año pasado, el fabricante ha comenzado los ensayos de un nuevo modelo generacional que debutará el año próximo, en el Salón de Ginebra.

El actual i20 llegó al mercado en 2008 y el pasado año 2012 fue actualizado para que continuara con la nueva filosofía de diseño de la marca coreana. Apenas 13 meses después de iniciar su segunda vida comercial, técnicos de Hyundai comenzaron a trabajar en la nueva generación del modelo.

A 19 de agosto del pasado año, ya lo vimos con un pesado camuflaje y ahora, nuevamente, ha sido cazado de nuevo por nuestro fotógrafo y un lector (gracias Gonzalo!), que ha tenido la suerte de encontrarlo en una parada técnica durante sus ensayos rutinarios.

Comparando con las imágenes de hace un año, el prototipo del Hyundai i20 todavía mantiene un pesado camuflaje en la parte trasera, además de utilizar unos falsos pilotos traseros, lo que no deja ver cómo será su diseño. En cambio, por delante, ya deja ver detalles como sus faros más afilados, la gran parrilla que la marca coreana está imprimiendo a sus nuevos modelos, de grandes dimensiones, los faros antinieblas rectangulares, intermitentes integrados en los espejos retrovisores y un spoiler muy discreto sobre el portón trasero.

Nos consta que los técnicos de Hyundai están realizando ensayos con otro modelo, el renovado Volkswagen Polo, lo que nos da una idea de las ambiciones de Hyundai para el futuro i20 tomando como referencia a uno de los modelos mejor construidos del mercado, además de que el segundo modelo en la gama de Hyundai dará un paso casi de gigante en su segmento creciendo generosamente en longitud y altura, especialmente porque el recientemente presentado nuevo i10 también ha crecido, lo que resultará en un mayor espacio para las piernas de los pasajeros traseros.

En cuanto a la gama de mecánicas, estará disponible con mecánicas de gasolina y diésel, todas de inyección directa. Entre las mecánicas, en gasolina contará con el nuevo motor de tres cilindros, turbocompresor y 1.0 litros T-GDI, pero con una potencia máxima de 106 CV en lugar de los 65 CV de potencia máxima que rinde en el nuevo i10. Le seguirá un 1.2 litros T-GDi y dos cuatro cilindros, uno de 1.2 litros con 85 CV y un 1.4 litros con 100 CV. En diésel estarán disponibles dos bloque de cuatro cilindros, el 1.1 litros CRDi de 75 CV y el 1.4 CRDi con 90 CV, todos combinables con una caja de cambios manual de seis velocidades o una transmisión automática.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157635089881550]

Hyundai ensaya el nuevo i20

Categoría: Fotos espíaPortadaSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.