El primer modelo del mundo movido por hidrógeno llegará a Japón en abril de 2015.

Trabajando técnicamente en el FCV y habiendo presentado dos concept-cars, por fin es una realidad un coche movido por pila de hidrógeno, avanzado ya su diseño definitivo y anunciando su comercialización en Japón, Europa y Estados Unidos.

Tras afianzar una gama híbrida, Toyota comienza su andadura con la pila de combustible, un dearrollo para una tecnología que empezó hace varios años con la presentación del FCV-R y más tarde del FCV Concept, dos vehículos conceptuales que adelantaban la tecnología de pila de combustible utilizando el hidrógeno como combustible.

El diseño final es fiel al último Toyota FCV Concept y mantiene la carrocería sedán de cuatro puertas, mostrando una imagen acorde con la actual gama, aunque con soluciones innovadoras como la forma de los pilotos. La propia forma del vehículo no es casual, ya que ha sido creada para que ofrezca la menor resistencia aerodinámica posible.

Muchas han sido las pruebas del Toyota FCV para que la marca japonesa tenga lista esta tecnología limpia, que se produce mediante un sistema nuevo que la marca nipona ha patentado y que se conoce como «FC Stack», capaz de generar electricidad a partir de la reacción química que se produce cuando el hidrógeno entra en contacto con el oxígeno, recoge la energía liberada en ese proceso para almacenarla en las baterías instaladas a lo largo del coche. Como resultado de este proceso químico, tan solo se obtiene vapor de agua, por lo que es una energía completamente respetuosa con el medio ambiente, ofreciendo unas prestaciones y una autonomía similares a las de un vehículo con motor de gasolina, y un tiempo de repostaje de apenas tres minutos.

Además, el hidrógeno es un combustible que se puede producir a partir de una amplia variedad de fuentes de energía primaria, como la solar y la eólica, es fácil de almacenar y de transportar y, en el nuevo FCV lo hace a bordo de depósitos a alta presión, ya que al comprimirse, ofrece una mayor densidad energética que las baterías.

El Toyota FCV estará disponible en el mercado japonés antes de abril de 2015 con un precio que podría rondar los 7 millones de yenes, lo que equivale a 50.450 euros, pero no será hasta el verano de 2015 cuando el Toyota FCV llegue a los concesionarios europeos y norteamericanos, con un precio que la marca aún tiene que fijar.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157645350296972]

Nuestros videos

Toyota FCV

Categoría: Berlina mediaHíbridoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.