Probamos brevemente el modelo que completa la gama de la Serie 4.

Comparte el mismo diseño que el Coupé en la parte delantera y trasera, e incluso las mismas medidas que el coupé de dos puertas. Llega al mercado con siete opciones mecánicas, tres de gasolina y cuatro diésel, y con los mismos precios que el Serie 4 Coupé.

El nuevo BMW Serie 4 Gran Coupé es la tercera carrocería de la nueva gama Serie 4, que llega con cinco puertas sumándose a los más deportivos Serie 4 CoupéSerie 4 Cabrio. La nueva variante de carrocería de la Serie 4 destaca por la misma calandra que el Coupé. Tiene la parrilla ovoide doble, los faros dobles redondos y la gran entrada de aire en el faldón delantero. Sin embargo, el techo del BMW Serie 4 Gran Coupé es 12 mm más alto, marcando una línea 112 mm más larga que desciende suavemente en la zaga.

En el habitáculo, el espacio por encima de las cabezas es mayor que en el Coupé y también es más confortable entrar y salir de las plazas traseras. El maletero tiene un volumen de 480 litros, lo que significa que es 35 litros mayor que el del modelo de dos puertas, lo que añade un plus de utilidad respecto del Serie 4 Coupé.

Como en el Serie 3 GT o el Serie 6 Gran Coupé, las puertas no tienen marcos. La tapa del maletero se abre en gran ángulo, facilitando el acceso al interior del compartimiento de carga que, además, tiene un piso completamente plano. El respaldo de los asientos posteriores es abatible y puede plegarse en relación de 40:20:40. El volumen máximo del compartimiento de carga es de 1.300 litros, lo que significa un récord en el segmento. Para mayor confort, la tapa del maletero puede abrir y cerrarse de serie de manera automática. Como opción cuenta con el sistema «Smart Opener», con el que se abre el portón simplemente haciendo un sencillo movimiento con un pie.

El habitáculo del BMW Serie 4 Gran Coupé es casi idéntico a la versión de dos plazas. Visualmente parece haber dos asientos individuales en la parte trasera, pero en realidad hay un asiento central que puede utilizarse adicionalmente, lo que significa que el coche tiene 4+1 asientos. El Serie 4 Gran Coupé cuenta con tres líneas de equipamiento y el paquete deportivo M Sport desde la fecha de su lanzamiento al mercado. La gama de BMW Individual, incluye equipamientos especiales de piel, diversos colores adicionales para el exterior y llantas de aleación ligera de 19 pulgadas.

El BMW Serie 4 Gran Coupé se puede elegir entre cinco potentes motores, tres de gasolina y dos diésel, todos con tecnología BMW TwinPower Turbo y cumplen la norma de emisiones contaminantes Euro 6.

El motor tope de gama es el propulsor de seis cilindros en línea de 3.000 cc y con una potencia máxima de 306 CV del 435i, cuyo consumo  medio combinado es de 8,1 l/100 km y sus emisiones de CO2 de 189 gr/km. El BMW 428i Gran Coupé monta el motor de cuatro cilindros y 2.0 litros de 245 CV de potencia máxima, que arroja un consumo medio combinado de 6,6 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 154 gr/km. La versión más básica es el BMW 420i Gran Coupé que, con el mismo bloque que el anterior, desarrolla una potencia máxima de 184 CV. Su consumo medio combinado es de 6,4 l/100 km y las emisiones de CO2 de 149 gr/km.

Dos motores diésel de cuatro cilindros forman la oferta del Serie 4 Gran Coupé. El BMW 420d Gran Coupé rinde 184 CV de potencia máxima, con un consumo medio de 4,6 l/100 km o 4,7 l/100 km, dependiendo del tipo de neumáticos y con la caja deportiva automática, en ciclo combinado y unas emisiones combinadas de CO2 de 124 gr/km. El motor del BMW 418d Gran Coupé tiene una potencia máxima de 143 CV, un consumo medio en ciclo combinado de 4,5 l/100 km y sus emisiones de CO2 de 121 gr/km.

Tanto el BMW 428i Gran Coupé como el 420d Gran Coupé pueden adquirirse opcionalmente con el sistema de tracción total xDrive (428 xDrive: consumo urbano/interurbano/combinado: 9,0/5,5/6,8 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 159 g/km; 420d xDrive: consumo urbano/interurbano/combinado: 6,1/4,2/4,9 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 129 g/km). La transmisión de la potencia está a cargo de serie de una caja de cambios manual de seis marchas. Sin embargo, todos los motores pueden combinarse opcionalmente con la caja Steptronic de ocho marchas o con la caja Steptronic deportiva de ocho marchas, que adicionalmente permiten efectuar el cambio de marchas utilizando las levas que se encuentran en el volante.

El BMW Serie 4 Gran Coupé cuenta con toda la tecnología de BMW EfficientDynamics que incluyen el montaje de motores diésel y de gasolina de consumo optimizado, pero también el uso inteligente de materiales ligeros y una aerodinámica optimizada mediante «air curtains» y «air breathers». Los bajos valores de consumo y de emisiones también se explican por la función Auto Start Stop, el sistema de recuperación de energía de frenado, el indicador del momento óptimo para cambiar de marchas y la activación de los grupos secundarios únicamente cuando es necesario. El modo de propulsión por inercia, combinado con las cajas automáticas (Steptronic), logra reducir adicionalmente el consumo, que puede disminuir aún más si se activa el modo «ECO PRO».

La oferta completa de BMW ConnectedDrive está disponible para el BMW Serie 4 Gran Coupé. Diversas funciones  como, por ejemplo, la pantalla virtual Head-Up Display con representación de toda la gama de colores o, también, el navegador Professional, son parte de la oferta de BMW ConnectedDrive, así como igualmente lo son «Driving Assistant», asistente de luz de carretera con función antideslumbramiento, y el sistema ampliado de regulación de la velocidad «Active Cruise Control» con función «Stop&Go». Gracias a un sistema de interfaces de alto rendimiento es posible incorporar smartphones cómodamente al coche. De esta manera, es posible recurrir a la rápidamente creciente cantidad de aplicaciones para utilizar en el coche, entre ellas últimamente también, por ejemplo, «Audible» o «Deezer».

Impresiones de conducción.

Hemos probado brevemente las versiones más altas disponibles, en diesel el 420d de 184 CV y en gasolina el 435i de 306 CV. Ambos con el acabado Sport y en el caso del 435i venía equipado con el paquete M. Empezamos por el 435i.

El 435i tiene un motor tan bueno, con tanta potencia, que hace del BMW Serie 4 Gran Coupé más un GT que una berlina potente, con unas prestaciones de vértigo. Siempre tienes potencia disponible, en cualquier momento y de forma casi instantánea. El consumo medio no es relevante porque íbamos probando el coche con muy pocos kilómetros de rodaje, pero llevándolo a ritmo «animado», no baja de 10 litros.

El 420d se llevará, casi con toda probabilidad, el grueso de las ventas. La versión de 184 CV es muy buena por todo. Aúna confort, prestaciones y consumo mínimo. Con este motor, el Serie 4 Gran Coupé tiene muy buenas prestaciones con un consumo de risa. A buen ritmo no hemos subido de 6,5 litros casi en ninguna circunstancia. Este motor es un auténtico mechero.

Es un coche que se nota más aplomado que el Serie 3 Berlina, quizás por el esquema de suspensiones unido al aumento de las vías delantera y trasera. Le da un tacto parecido a un Serie 5. Hay que tener en cuenta que, con respecto a un Serie 3 Berlina, el BMW Serie 4 Gran Coupé tiene de media unos 100 kg más de peso. Y eso se nota en el tacto de conducción.

Otro tema es la dirección deportiva que equipa la versión Sport, que tiene un tacto peculiar y transmite una tendencia al autocentrado que hay que acostumbrarse.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157645353993783]

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157640403105553]

La gama del BMW Serie 4 Gran Coupé arranca desde 39.350 euros. (ver precios).

Contacto: BMW Serie 4 Gran Coupé

Categoría: Berlina mediaCoupéPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.