Elegante deportividad.

El BMW Serie 4 es un vehículo que hacía falta desde que se dejó de fabricar el Serie 3 Coupé, porque aún estando basada en el actual Serie 3, es mucho más que el coupé de dos puertas y muy diferente en muchos aspectos.

Vídeo prueba

Imagen de previsualización de YouTube

Chasis, suspensiones, cotas, comportamiento, interior. Detalles de diseño diferenciadores que hacen que el Serie 4 Coupé aparezca como un modelo aparte de la Serie 3 y se haya ganado el derecho a tener su propia Serie, que se ha completado con nada menos que dos carrocerías más, con los Serie 4 Cabrio y Serie 4 Gran Coupé.

Los materiales son muy buenos, tanto los plásticos utilizados, como los tejidos y los materiales más vistosos como metales pulidos, están bien instalados y su presencia da un empaque mayor a todo el interior. El sonido mecánico es prácticamente inexistente y solo el ruido aerodinámico, a muy altas velocidades, es perceptible en el interior.

Los asientos de esta versión “Luxury”, guarnecidos en cuero, sujetaban bien el cuerpo y son muy confortables. Los asientos delanteros tienen ajustes eléctricos y mecánicos. Tiene la posibilidad de memorizar dos ajustes independientes en el asiento del conductor. La extensión de la banqueta se puede ampliar en unos 60 mm. Como es costumbre en BMW, los asientos pueden situarse muy cerca del suelo, lo que se agradece para aquellos usuarios más altos que quieren tener una posición al volante más deportiva. Los dos asientos traseros tienen espacio suficiente para que los pasajeros vayan muy cómodos.

El interior tiene varios huecos de almacenamiento. En la consola tenemos un hueco delante del selector del cambio con tapa amortiguada y encendedor con toma de 12v. Está recubierto de un material similar a la goma. Justo al selector del cambio tenemos uno más con dos posavasos cubiertos por una tapa a presión, con superficie de goma para poder dejar objetos. El conductor tiene un hueco con tapa que está guarnecido y donde podemos colocar objetos pequeños.

La plaza del acompañante delantero tiene ante sí una guantera suficiente para guardar la documentación del vehículo, los chalecos y algún objeto más. En las puertas encontramos unos huecos no demasiado amplios. El reposabrazos tiene un hueco para colocar un teléfono con preinstalación y conexiones AUX y USB. Detrás, como continuación de la consola, tenemos posavasos y varios huecos que están guarnecidos.

En el volante, de agradable tacto, encontramos diversos botones. El Serie 4 Coupé cuenta con encendido automático de luces mediante sensor crepuscular, luces de descarga de gas xenón para las funciones de cruce y carretera con cambio automático de alcance, así como de luces de diodos para las luces diurnas, los indicadores de dirección laterales y las luces de pare y posición delanteras y traseras. Las luces indicadoras de dirección, antiniebla delanteras y traseras así como las de marcha atrás son halógenas. En general, la iluminación es muy buena en este vehículo. El alumbrado de cruce y carretera cuenta con sistema AFS.

El maletero es tiene una capacidad de 445 litros, que para un coupé de 4 plazas no está mal. Es muy profundo, tanto que cuesta llegar al fondo. Está completamente guarnecido en moqueta y dispone de un espacio bajo el suelo para llevar diversos objetos, como los triángulos y el extintor, por ejemplo. También cuenta con el sistema de sujeción de la carga, con cuatro puntos de anclaje prefijados que nos da mucha libertad a la hora de colocar la carga. Tenemos unos tiradores para poder abatir el respaldo trasero que está dividido en proporción 60:40. Con los asientos abatidos llegamos a los 1.600 litros de capacidad.

El vehículo objeto de la prueba disponía de conexión Bluetooth manos libres y con perfil de audio estéreo A2DP y, aparte de las conexiones antes citadas del reposabrazos y compatibilidad WMA/MP3. El navegador dispone de cartografía en 3D. El último sistema de navegación BMW, que es opcional en el nuevo BMW Serie 4 Coupé, ha recibido muchas mejoras. Por ejemplo, antes de salir, la ruta prescrita se puede adaptar para evitar ciertas áreas, por ejemplo, si el usuario anticipa tráfico pesado o sabe de obras en esa ruta. El sistema volverá a calcular la ruta para evitar el área seleccionada.

Se pueden seleccionar múltiples áreas para evitar en una ruta determinada y el tamaño de la cobertura es completamente ajustable. La función de búsqueda en Google se ha mejorado para los clientes que se suscriban a BMW Online. Ahora los usuarios pueden buscar puntos de interés (POI) a través de la voz. La información avanzada de tráfico en tiempo real proporciona una visión más clara de la congestión del tráfico mediante indicadores verdes, amarillos y rojos a lo largo de la ruta para indicar el grado en que están despejados o congestionados. La vista de incidencias de tráfico se ha mejorado para proporcionar indicaciones más precisas en rojo de la ubicación específica de tráfico detenido.

El mando HMI, que BMW llama iDrive, es muy bueno e intuitivo con los atajos justos y unos menús sencillos. Este es un buen sistema pero, por su amplitud, si queremos algo más que poner una canción, es mejor pararnos para cacharrear con el sistema. Y si no podemos parar, siempre nos queda el control por voz, que funciona muy bien aunque como todos, las órdenes y funciones estén limitadas a órdenes preconfiguradas. Pero, también, tiene alguna curiosidad, como los botones táctiles para las presintonías de las emisoras de radio. Con solo pasar el dedo por los botones aparecen las emisoras que están asignadas a cada botón. No hemos podido probar los servicios ConnectedDrive debido a un problema con el conector USB.

El climatizador bizona funciona muy bien, es rápido y con un funcionamiento muy silencioso, tiene todas las funciones que tienen los climatizadores de otros fabricantes. El funcionamiento automático es perfecto y se adapta a los modos de conducción que seleccionemos.

Este Serie 4 Coupé tiene un sistema que permite variar el modo de conducción en cuatro niveles prefijados que son  “ECO PRO”, “COMFORT” (que es el modo por defecto), “SPORT” y “SPORT +”. Estos modos afectan a la rapidez de respuesta del motor respecto del acelerador, la asistencia de la dirección y el funcionamiento del control de estabilidad. Si se elige el modo “SPORT”, aparecen unos indicadores analógicos en la pantalla del navegador que miden la potencia y el par motor, además de ajustar el control de tracción y estabilidad a un modo deportivo, de mayor tracción y un ESP menos activo. En el modo “ECO PRO” cambia el consumo de los sistemas como el climatizador y se activa el start&stop además de la recarga regenerativa de la batería. En el modo “SPORT +” desactivamos el control de tracción y estabilidad. Solo es recomendable si sabemos lo que nos traemos entre manos o en circuito cerrado.

Hemos probado la versión 428i Luxury. El motor turbo de cuatro cilindros y 2.0 litros cuenta con inyección directa de alta precisión, turbo de doble entrada, control variable del árbol de levas doble-VANOS y Valvetronic, todo para generar una potencia máxima de 245 CV entre 5.000 rpm y 6.500 rpm y un par motor máximo de 345 Nm, entre 1.250 y 4.800 rpm. Esto permite que el 428i acelere de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y disponga de una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h.

El BMW 428i arroja un consumo medio combinado homologado de 6,6 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 154 gr/km. Nosotros hemos medido, en nuestro circuito habitual, 5,2 litros de media respetando escrupulosamente los límites de velocidad. Una cifra espectacular. A ritmo vivo y muy prestacional hemos rondado los 9,5 litros de consumo cada 100 km.

La caja de cambios de convertidor de par y ocho velocidades Steptronic no tiene nada que envidiar a cajas de cambios de doble embrague. Últimamente, las marcas están mejorando mucho las cajas de convertidor de par y las últimas generaciones de estas cajas son rapidísimas. La de BMW tiene un manejo muy suave y ejemplar. A baja velocidad funciona muy bien, sin tirones ni saltos. El mando selector del cambio tiene un funcionamiento que es referencia. Con esta caja de cambios, podemos circular a velocidades muy altas con el motor girando a muy pocas revoluciones, en circulación “a vela”. Es parte de las innovaciones técnicas que hacen que BMW haya dado este salto tan grande en la guerra por tener los motores más eficientes.

Dinámicamente, es un coche muy rápido y con sensaciones deportivas. Los neumáticos Continental de medidas 225/50R18 han dado un agarre excelente en seco y muy bueno en mojado. Aunque no dispone del chasis sport, este Serie 4 Coupé con el magnífico motor de 245 CV un coche muy seguro de reacciones, neutro y muy noble, incluso cuando vamos al límite. No hace nunca ningún extraño. La suspensión del “Luxury” es muy confortable. Queremos destacar, también, la estabilidad a velocidades de crucero por autopista lo que nos otorga un confort de marcha en los viajes largos.

La suspensión delantera es de tipo McPherson, doble pivote y con barra estabilizadora, combinando la máxima rigidez con el mínimo peso. Los puntales son de aluminio y los brazos oscilantes y cojinetes giratorios reducen el peso no suspendido. Al mismo tiempo, los ingenieros han optimizado la cinemática de la suspensión de doble pivote para una mayor agilidad y la precisión. Un puntal adicional entre el bastidor auxiliar eje delantero y el alféizar de la carrocería crea una conexión general más rígida entre las ruedas delanteras y la estructura principal del vehículo, por lo que las fuerzas transversales generadas en la entrada en curvas se transfieren al coche más directamente, respondiendo más directamente a los giros.

El nuevo Serie 4 Coupé es sumamente interesante, ya que nos da un plus de deportividad, elegancia y sofisticación con las puertas sin marco y elementos diferenciadores en el interior y el exterior.

El Serie 3 Coupé ha muerto, viva el Serie 4 Coupé, que mejora en todo. Tenemos un Serie 4 Coupé desde 39.300 euros y un 428i Coupé, como el de esta prueba, a partir de 43.900 euros.

Ficha de características

— MOTOR —
Posición del motorDelantero longitudinal
DistribuciónDos árboles de levas en la culata
Número de cilindros4 en línea
Válvulas por cilindro4
Cilindrada1.997 cc
Potencia máxima245 Cv (180 Kw) / 5.000 – 6.500 r.p.m.
Par motor máximo350 Nm / 1.250 – 4.800 r.p.m.
Diámetro x Carrera84,0 x 90,1 mm
Relación de compresión10,0 : 1
AlimentaciónInyección directa. Turbo.
Caja de cambiosManual de 6 velocidades
TracciónTrasera
— CICLO —
Suspensión delanteraTipo McPherson. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Suspensión traseraParalelogramo deformable. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Frenos delanterosDisco ventilado
Frenos traserosDisco ventilado
Neumáticos225 / 50 R17 94W
Llantas7,5 x 17″
DirecciónCremallera con asistencia eléctrica y asistencia en función de la velocidad
Desmultiplicación15,0 : 1
Diámetro de giro11,3 m
Longitud4.638 mm
Anchura1.825 mm
Altura1.362 mm
Distancia entre ejes2.810 mm
Vía delantera1.545 mm
Vía trasera1.594 mm
Peso1.525 kg
Numero de puertas2
Numero de asientos4 / 2 + 2
Capacidad maletero445 litros
Depósito combustible57 litros
— PRESTACIONES —
Velocidad máxima250 km/h
Aceleración de 0-100 km/h5,9 segundos
Consumo urbano8,8 litros/100 km
Consumo interurbano5,3 litros/100 km
Consumo medio6,6 litros/100 km
Emisiones de CO2154 g/km
Normativa de emisionesEuro 6
CombustibleGasolina

Galería Prueba

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157644820958284]

Galería BMW

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157634131410226]

Prueba: BMW 428i Coupé Luxury

Categoría: CoupéDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.