El modelo híbrido está a la venta desde febrero, con un precio de 60.900 euros.

El primer familiar del mercado que ofrece tres coches en uno que, con sólo pulsar un botón se transforma en un deportivo de 285 CV o en un vehículo eléctrico que dispone de una autonomía máxima de 50 kilómetros.

Tras las primeras 1.000 unidades vendidas en 2012, y la gran aceptación de este modelo, en países como Holanda, Italia y Bélgica, Volvo aumentó la producción hasta las 7.600 unidades en 2.013, con el objetivo de alcanzar las 10.000 unidades en 2014.

Ya en la red de concesionarios y con un precio de 60.900 euros, el familiar de la marca sueca ofrece a los clientes el acceso a un modelo que combina un motor eléctrico y otro diésel, dando con resultado unos niveles de emisiones de CO2 y de consumo de combustible muy bajos, junto con una gran autonomía de viaje.

El proyecto conjunto entre Volvo y Vattenfall, iniciado en enero de 2007 está basado en el Volvo V60, y cuenta con un motor diésel D5, de cinco cilindros y 2.4 litros que produce 215 CV de potencia máxima y un par motor máximo de 440 Nm que acciona el eje delantero, mientras que sobre el eje trasero cuenta con un motor eléctrico ERAD (Electric Rear Axle unidad), que produce una potencia de 70 CV y que recibe la alimentación de una batería de ion de litio, con una capacidad de 12 kW/h. La transmisión es automática de seis velocidades.

Volvo V60 Plug-in Hybrid R-Design

El conductor elige el modo de conducción preferido a través de tres botones en el panel de instrumentos: “Hybrid”, “Pure” y “Power”. La interacción entre el diésel y la energía eléctrica se maneja a través de la electrónica de potencia.

  • “Pure” sólo funciona el motor eléctrico. Si la batería se ha recargado completamente, se puede disponer de una autonomía máxima de hasta 50 km con cero emisiones de dióxido de carbono. La capacidad de la batería varía con la superficie de circulación, el clima y el estilo de conducción.
  • “Hybrid”: es el modo predeterminado cuando el coche arranca. El motor diésel y el motor eléctrico interactúan para proporcionar un equilibrio óptimo entre placer de conducción y bajo impacto ambiental. Las emisiones de CO2 son de 49 gr/km, cifra que corresponde al consumo de combustible diésel de 1,9 l/100 km. En este modo, la autonomía máxima es de 1.200 km.
  • En el modo “Power”, se obtiene el máximo y mejor rendimiento posible. El motor diésel y el motor eléctrico se asocian ofreciendo una potencia de 285 CV y un par motor máximo de 640 Nm, ofreciendo una aceleración 0 a 100 km/h de 6,9 segundos.

Volvo V60 Plug-in Hybrid R-Design

Además de los tres modos de conducción, el Volvo V60 Plug-in Hybrid cuenta con un botón, en el cuadro de instrumentos, que activa el sistema de tracción total AWD, de forma que la unidad central de control se encarga de administrar la distribución del par a las ruedas delanteras con motor diésel y el eje trasero con el motor eléctrico.

A través del menú de navegación, se puede configurar el modo de conducción, por lo que en función de la distancia entre el punto de salida y el de destino, la unidad de control puede calcular  la energía eléctrica necesaria y el consumo de combustible para cubrir tal distancia, con el nivel más bajo de emisiones de CO2.

El Volvo V60 Plug-in Hybrid se recarga mediante una toma de corriente normal (230V/6A, 10A o 16A) en el propio hogar o en un estacionamiento. El tiempo de carga depende del voltaje de la corriente. A plena carga y con una toma de 10A se necesitan 4,5 horas. El tiempo se acorta a 3 horas con 16 A, mientras que una carga en un enchufe de 6A necesita de 7,5 horas.

Además, el conductor tiene la posibilidad de enfriar o precalentar el habitáculo durante el proceso de la carga de la batería. Esto también significa que una mayor capacidad de la batería se puede utilizar para alimentar el coche. Este pre-acondicionamiento se puede programar a través de un temporizador integrado en el menú de configuración del coche o de forma remota a través de un teléfono móvil.

Volvo V60 Plug-in Hybrid R-Design

El nuevo Volvo V60 Plug-in Hybrid cuenta con una pintura especial, de color blanco, proporcionada por DuPont. Las primeras 1.000 unidades, vendidas en 2012, se ofrecieron sólo en Plata Eléctrico (Electric Silver). También, presenta varias características adicionales que mejoran la aerodinámica y reducen el consumo de combustible y las emisiones de CO2, como son las llantas de aluminio ligero optimizadas y los neumáticos Pirelli de baja resistencia a la rodadura.

En el interior, cuenta con varios detalles y colores únicos en comparación con un V60 estándar, tales como la tapicería de cuero Elmo. El panel de instrumentos ha sido modificado para dar al conductor una amplia e importante información sobre el consumo de combustible y de electricidad, el nivel de carga de la batería, la capacidad de carga de la batería o la autonomía restante.

También será posible la comunicación con el vehículo a través de una aplicación móvil, teniendo acceso a una serie de funciones inteligentes, como un recordatorio para conectar el cable de carga si no se ha hecho en un cierto tiempo preestablecido.

Volvo V60 Plug-in Hybrid R-Design

La seguridad es también una de las prioridades y, entre los sistemas que incorpora, se encuentra el nuevo “Sistema de Detección de Ciclistas“, que ha supuesto una primicia mundial en materia de seguridad, y fue presentado por Volvo en el Salón de Ginebra de este año, y que al igual que ocurre con el “Sistema de Detección de peatones”, en caso de que el conductor no frene ante un atropello, el sistema se activa automáticamente y pueda evitar el accidente. El “City Safety”, que evita la colisión con el vehículo que te precede, está ahora activo hasta los 50 km/h.

También incorpora, además, otros sistemas de seguridad y apoyo en la conducción IntelliSafe, como el “Sistema de Información de puntos ciegos” (BLIS) basado en radar, alerta al conductor cuando se aproximan vehículos hasta 70 metros por detrás del coche, y el “Sistema de Advertencia de Cambio de Carril”, para evitar cambios de carril potencialmente peligrosos. Otro de los novedosos sistemas que ofrece es la “Alerta de Tráfico Cruzado” que utiliza los sensores de radar en la parte trasera del coche para avisar al conductor del tráfico lateral  al salir marcha atrás de un estacionamiento.

Volvo V60 Plug-in Hybrid R-Design

Además, ofrece el sistema “Volvo On Call” que se combina con bluetooth para poder mantener conversaciones con manos libres, música en streaming de música a través de la cual el conductor puede estar en contacto con el coche aparcado a través de un iPhone o smartphone.

El nuevo Volvo V60 Plug-in Hybrid también se ofrece con el paquete R-Design, porque la eficiencia y la dinámica no están reñidos, de forma que cuenta con una serie de características interiores y exteriores únicos que crean una presencia deportiva, como el emblema R-Design en la parte delantera, el difusor trasero y las llantas de aleación “Ixion” de 18 pulgadas, mientras que en el interior cuenta con asientos deportivos tapizados en Nubuck negro y cuero perforado y detalles de cuero negro y costuras en contraste en el salpicadero y paneles de las puertas, revestimiento interior del techo en color negro y detalles decorativos cromados.

Galería Volvo V60 Plug-in Hybrid

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157629570745022]

Galería Volvo V60 Plug-in Hybrid R-Design

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157644288748356]

R-Design se estrena en el Volvo V60 Plug-in Hybrid

Categoría: FamiliarHíbrido Plug-inNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.