El utilitario llega con nuevos motores, nuevos equipamientos y nuevo diseño.

Con casi 14 millones de unidades producidas, uno de los pequeños utilitarios más vendidos del mundo, se actualiza con ligeros cambios y estará a la venta desde el 28 de abril.

Introducido en el mercado en 2009, el Volkswagen Polo presentaba el diseño que estrenó el Scirocco y continuó con el Golf VI y el resto de modelos de la marca, una filosofía que se denominó «ADN Volkswagen». Ahora, cinco años después se presenta con una imagen renovada, con nuevos motores y equipamientos más sofisticados.

Su comercialización comenzará a partir del 28 de abril de 2014, con un precio a partir de los 12.980 euros.

Y, al igual que los modelos Up! y Beetle, Volkswagen ofrecerá una edición especial de lanzamiento con un equipamiento exclusivo, denominado Polo Fresh, con un diseño interior bicolor. Ambos llegarán a los concesionarios en mayo.

Los cambios implantados en el utilitario alemán han modificado sus cotas, siendo 2 mm más largo hasta alcanzar una longitud de 3.972 mm, un ancho de 1.682 mm (sin retrovisores exteriores) y una altura de 1.453 mm.

En especial, el paragolpes delantero es de nuevo diseño, contando con entradas de aire inferiores de mayor tamaño. Los faros antiniebla cuentan con un perfil cromado y un elemento, de este mismo tipo, sirve de enlace entre los faros y la parrilla, uniendo los puntos centrales de los faros de las versiones «Comfortline» y «Highline» con la orientación horizontal de la parrilla. Los faros son el principal detalle, contando con dobles proyectores LED y son opcionales para los niveles de acabado «Trendline», «Comfortline», «Highline» y GTI.

El paragolpes trasero también es nuevo, con un encuadre más ancho para la matrícula. Su contorno exterior, en forma de trapecio, se extiende hasta las ruedas traseras. Los pilotos traseros también son nuevos y ahora se encuentran en el paragolpes.

Se ofrecerá con 15 colores de carrocería, de los cuales ocho son nuevos: «Blanco Puro», «Gris Urano», «Rojo Atardecer metalizado», «Azul Cian» y «Beige Titanio metalizado». El hasta ahora color exclusivo del Polo BlueGT, el «Azul Seda metalizado», también está disponible para el nuevo Polo, así como el «Azul Agua metalizado» es un color especial para el Polo BlueMotion y el «Naranja Miel metalizado», que será exclusivo del próximo CrossPolo.

El nuevo Polo también puede contar con hasta seis nuevas llantas de aleación ligera de un total de diez diseños de llantas diferentes, siendo especial novedad las llantas de aleación ligera de 15″, de serie, del Polo Comfortline y de 16″ en el caso del Polo Highline. Las nuevas llantas de aleación ligera de 17 pulgadas son opcionales. La gama de llantas se completa con otros tres modelos para las variantes: de 15″ para el Polo BlueMotion y de 17″ para el CrossPolo y Polo GTI. Además, las llantas de acero de serie de 15″ de la versión básica «Trendline» disponen de embellecedores de nuevo diseño.

El interior del nuevo Volkswagen Polo presenta el volante de tres radios estrenado en el nuevo Golf, con un nuevo salpicadero con aspecto de tubo tridimensional. Los instrumentos son típicos de Volkswagen y es nuevo el diseño de los mandos de la consola central. En el nivel de control superior, situado por debajo de las entradas de aire, se ubican nueve botones de control en lugar de los hasta ahora siete y, algunos de ellos, se han reposicionado para estar más cerca del conductor, como es el caso del botón de las luces de emergencia, que ahora se encuentra situado en el centro.

En la consola central, el nuevo Polo cuenta con el módulo de info-entretenimiento (MIB) de la segunda generación de los sistemas de radio y radio-navegación. Se ofrecen cuatro equipos, todos con pantalla táctil: el modelo «Composition Touch» dispone de una pantalla monocromo de 5″, altavoces delanteros e interfaces SD y AUX-IN: el modelo «Composition Colour» ofrece una pantalla a color de 5″, cuatro altavoces adicionales, unidad de CD/MP3/WMA) y sistema dual de recepción «Phasendiversity»; «Composition Media» cuenta con interfaz USB, pantalla a color de 6,5″ con sensores de proximidad, interfaz Bluetooth para el teléfono, un visualizador de imágenes JPEG y, como equipamiento especial, control por voz. La versión superior de estos sistemas es el «Discover Media», que contiene lo mismo que el «Composition Media», y añade el sistema de navegación, aunque puede ampliarse, opcionalmente, con la integración del iPod (MEDIA-IN) y una cámara de visión trasera, solo a partir de la versión «Composition Colour».

El nuevo Volkswagen Polo añade, con sobreprecio, la función «MirrorLink» en combinación con los sistemas de infoentretenimiento «Composition Media» y «Discover Media», que permite manejar contenidos y funciones indicadas en un smartphone en la pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento del Polo. Sólo podrán utilizarse apps especialmente aplicadas durante la conducción y tendrán acceso a las coordinadas geográficas del navegador y a datos del automóvil como son el cuentarrevoluciones, el tacómetro y el contenido del depósito de combustible.

Adicionalmente pueden también utilizarse las apps sin conexión directa al vehículo como, por ejemplo, la radio de Internet o el servicio de noticias, compatibles con «Mirror-Link». Además, para mejorar la calidad de recepción y reducir la radiación emitida por el teléfono móvil, existe la posibilidad realizar una conexión inalámbrica del smartphone con la antena exterior del Polo a través del interfaz para el teléfono móvil «Comfort», solo colocando  el dispositivo móvil sobre la bandeja situada en la parte delantera de la consola central y se podrá cargar la batería a través de un conector USB.

Los cambios en el interior terminan con un nuevo control del climatizador y perfiles cromados en revestimientos de puertas, salidas de aire y la consola de las palancas de mandos.

El nuevo Volkswagen Polo se ofrecerá en las tres líneas de equipamiento conocidas: «Trendline», «Comfortline» y «Highline». La gama se ampliará con las versiones BlueGT, GTI, BlueMotion y Cross. El equipamiento del Polo Comfortline se amplía con llantas de aleación ligera de 15 pulgadas, «ParkPilot» delante, sistema de radio «Composition Touch» y pantalla multifunción Plus. El Polo Highline equipa llantas de aleación ligera de 16 pulgadas y el nuevo sistema detector de fatiga. Opcionales serán los espejos retrovisores exteriores abatibles eléctricamente, sensor de luces y una cámara de visión trasera, al igual que el techo corredizo panorámico.

El Polo estrena una dirección asistida electromecánica, con una respuesta ágil y precisa, gracias a un mecanismo de dirección con motor eléctrico y engranaje helicoidal. También, puede disponer de amortiguadores electrónicos en el nuevo ajusta de chasis opcional «Sport Select», que se activa pulsando el botón «Sport» del área superior de la consola central. El sistema activa una válvula electromecánica situada en los amortiguadores variando su tarado.

Entre los equipamientos opcionales de asistencia a la conducción, se pueden equipar el «Control Automático de la Distancia» (ACC) que, basado en un sensor de radar integrado en el frontal, ajusta la velocidad deseada en un margen de 30 a 160 km/h y una distancia de seguridad definida en función de la situación del tráfico, acelerando o frenando automáticamente. Está disponible con caja de cambios manual y automáticas de doble embrague DSG.

Junto con este sistema, se incluyen las funciones «Front Assist»» y el asistente de frenada de emergencia automática en ciudad, aunque pueden adquirirse individualmente. El primero, funciona con un sensor de radar integrado en el frontal y mide  constantemente la distancia hacia el vehículo precedente, ayudando al conductor en situaciones críticas emitiendo señales acústicas y visuales y manteniendo preparado el sistema de frenos. Si el conductor no frena lo suficiente, el asistente crea la presión necesaria en los frenos para evitar que se produzca una colisión y, en caso de que el conductor no frenara, «Front Assist» frenaría de forma automática hasta detener el Polo completamente.

El asistente de frenada de emergencia en ciudad es una ampliación del sistema anterior y observa el entorno delante del Volkswagen mediante un sensor de radar. El sistema se activa a velocidades inferiores a 30 km/h y, en caso de producirse una situación crítica de colisión por alcance o de existir la posibilidad de chocar con un vehículo estacionado sin que el conductor reaccione en modo alguno, se pre-activará el sistema de frenos, al mismo tiempo que el «Front Assist». En caso necesario, el asistente inicia un frenazo en seco con el fin de reducir las consecuencias del accidente.

El sistema de frenado anticolisiones múltiples es de serie y detiene el vehículo accidentado automáticamente con el fin de evitar o reducir al máximo las posibles colisiones secundarias. Su funcionamiento se basa en el reconocimiento de una primera colisión a través de los sensores del airbag y se puede desconectar pisando el acelerador, además de cuando el conductor realiza un frenazo en seco con un grado de deceleración aún mayor que el del freno multicolisión.

El sistema detector de fatiga identifica los indicios de cansancio del conductor avisando mediante una señal acústica de cinco segundos de duración y una recomendación visual de pausa en el cuadro de instrumentos. Cada 15 minutos, el sistema de alerta activará la alarma si son ignoradas por el conductor.

La gama de mecánicas es totalmente nueva, todas las opciones cumplen la norma de emisiones Euro 6 y están disponibles con el sistema «Start/Stop» y con el sistema de recuperación de la energía de frenado, de serie a partir de una potencia máxima de 90 CV.

Se ofrecerán versiones de gasolina de tres y cuatro cilindros, de 60 CV y 75 CV con inyección indirecta MPI, y de 90 CV y 110 CV con inyección directa TSI. De ellas, destaca la versión de 60 CV que arroja un consumo medio de 4,6 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 106 gr/km si la versión está equipada con Start/Stop y sistema de recuperación de la energía de frenado.

Como novedad, se estrena el nuevo Polo 1.0 TSI BlueMotion, con una potencia máxima de 90 CV, el primer motor turbo de inyección directa de un litro y tres cilindros, que llegará en el segundo semestre del año, con un consumo medio de 4,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 94 gr/km.

La nueva generación del Polo incluirá también una versión mejorada del actual BlueGT, equipada con el Sistema de Gestión Activa de Cilindros (ACT), que se introducirá a lo largo de 2014. Equipa, como los nuevos Ibiza FR, el motor 1.4 TSI de 150 CV, en lugar de los 140 CV de la versión anteriores e, igualmente, está previsto un nuevo Polo GTI más potente, con 192 CV de potencia máxima en lugar de los 180 CV actuales que ofrece.

En diésel, una de las novedades del nuevo Polo son los tres turbodiésel de inyección directa con una cilindrada de 1,4 litros y tres cilindros, frente a los anteriores de 1,2 y 1,6 litros, aunque se mantiene el mismo rango de potencias máximas, con 75 CV, 90 CV y 105 CV. Las dos primeras estarán disponibles desde el lanzamiento comercial pero habrá que esperar para la más potente, que llegará más tarde. Frente al aún actual 1.2 TDI, el nuevo 1.4 TDI de 75 CV entrega un par máximo de 210 Nm a sólo 1.500 rpm.

La futura versión Polo TDI BlueMotion de 75 CV ofrece un consumo medio homologado de 3,2 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 82 gr/km, mientras que el nuevo Polo 1.4 TDI 90 CV DSG ofrece un consumo medio de 3,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 89 gr/km.

Precios del nuevo Volkswagen Polo:

Volkswagen Polo EDITION 1.0 60 CV 12.980 euros.
Volkswagen Polo EDITION 1.0 75 CV 13.620 euros.
Volkswagen Polo EDITION 1.4 TDI 75 CV 15.720 euros.

Volkswagen Polo ADVANCE 1.0 75 CV 15.090 euros.
Volkswagen Polo ADVANCE 1.2 TSI 90 CV 15.950 euros.
Volkswagen Polo ADVANCE 1.2 TSI 90 CV 17.450 euros.
Volkswagen Polo ADVANCE 1.4 TDI 75 CV 17.180 euros.
Volkswagen Polo ADVANCE 1.4 TDI 90 CV 17.570 euros.
Volkswagen Polo ADVANCE 1.4 TDI 90 CV 19.070 euros.

Volkswagen Polo SPORT 1.2 TSI 90 CV 17.100 euros.
Volkswagen Polo SPORT 1.2 TSI 90 CV 18.600 euros.
Volkswagen Polo SPORT 1.2 TSI 110 CV 17.620 euros.
Volkswagen Polo SPORT 1.2 TSI 110 CV 19.120 euros.
Volkswagen Polo SPORT 1.4 90 CV 18.720 euros.
Volkswagen Polo SPORT 1.4 90 CV 20.220 euros.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157640254098774]

Nuevo Volkswagen Polo, desde 12.980 euros

Categoría: PortadaSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.