Adelanta una segunda berlina con aspecto CC.

Se trata de un concepto de coupé de cuatro puertas similar al Volkswagen CC, que debuta en el Salón del Automóvil de Beijing, equipado con el motor de gasolina TSI con 220 CV de potencia máxima.

Volkswagen New Midsize Coupé Concept es la novedad mundial de la marca alemana para el Salón del Automóvil de Beijing, un concepto que podría adelantar a la segunda berlina con aspecto de coupé, tras el CC.

El puesto de conducción y el sistema de infoentretenimiento se ha diseñado en base a la plataforma «MQB-A», al igual que la actual generación del Golf, mientras que para la estructura del chasis, especialmente la anchura de la plataforma, se ha recurrido a (los módulos de la gama siguiente de mayor tamaño, lo que se conoce como «MQB-B», por lo que se obtiene una longitud de 4.597 mm de largo, siendo más corto que un Passat y más que el Jetta, pero superando en anchura a estos dos con 1.838 mm, y con menos altura con solo 1.422 mm. Dispone de un maletero con un volumen de 500 litros.

El concepto tiene un bajo coeficiente aerodinámico de 0,299 y una superficie de penetración de 0,643 m2 y, la parte frontal se caracteriza por un largo capó y un voladizo frontal muy corto con faros LED tridimensionales y una entrada de aire inferior de gran tamaño. Entre las barras transversales de la parrilla se ubican 36 módulos compactos con tres pequeñas barras verticales que asumen la función de elementos de refrigeración para los faros LED.

La línea del techo sólo dispone de dos ventanas laterales y el pilar C, que se desplaza hacia atrás como en el Volkswagen CC. Las llantas de aluminio son de 20″ con neumáticos de 245/40 de perfil bajo. La parte interior de las llantas está pintada de color negro y los segmentos exteriores del mismo color de la carrocería. La carrocería del prototipo de salón se ha pintado en color «Dragon Red», un rojo brillante que contrasta con el negro brillante del techo corredizo panorámico.

La tapa del maletero dispone de un alerón trasero con un borde doble, formando un deflector aerodinámico que aplica una carga sobre el eje trasero. Los pilotos de LED tridimensionales cuentan con perfiles de aluminio sobre las que se posan los diodos formando un ángulo trapezoidal hacia abajo y generando la luz trasera y los indicadores de dirección quedando en los extremos la luz de marcha atrás y las luces de pare. El paragolpes integra un difusor negro brillante y las salidas de escape en cada extremo de la parte trasera tienen un perfil cromado.

El interior cuenta con asientos deportivos de cuero de dos colores. Las superficies de los asientos y las áreas exteriores tienen una costura del mismo color de la carrocería «Dragon Red». La decoración del interior tiene motivos de plástico lacados en negro piano y tejido Alcantara para el revestimiento interior del techo interior y los pilares.

El concepto equipa un motor de gasolina TSI y de cuatro cilindros de 2.0 litros, con una potencia máxima de 220 CV y acoplado a la caja de cambios DSG de 7 velocidades y doble embrague, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 245 km/h. El consumo medio es de sólo 6,4 l/100 km.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157644155951103]

Volkswagen New Midsize Coupé Concept

Categoría: Berlina mediaPortadaSalones del AutomovilSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.