Los Clase A, Clase B y CLA mejoran un 7% su consumo de combustible.

La Clase A se amplía con las nuevas versiones A 200 CDI, A 200 CDI 4MATIC, A 220 CDI y A 220 CDI 4MATIC; el Clase B llega con lla nueva versión B 220 CDI, al igual que llega al CLA, junto al también nuevo CLA 250.

Mercedes-Benz continúa con su estrategia de eficiencia agregando siete nuevas versiones a las gamas de los Clase A, Clase B y CLA, ya disponibles bajo pedido y llegarán a los concesionarios a partir del mes de marzo.

Las nuevas versiones ofrecen ahora un ahorro de combustible de hasta un 7% en comparación con sus respectivos predecesores, además de ser los primeros modelos diésel con tracción total que forman parte de la nueva generación de compactos de Mercedes-Benz.

Con un consumo medio en ciclo combinado de 5,4 l/100 km y las correspondientes emisiones de CO2 de 125 grkm, el CLA 250 establece nuevos estándares en su segmento. En comparación con el modelo anterior, la reducción en el consumo de combustible de los 211 CV de potencia máxima representa un ahorro de 9 gr de CO2 por km, una reducción que ha sido posible gracias a un proceso de mezcla pobre con carga estratificada.

El nuevo A 200 CDI ahora cuenta con una cilindrada de 2,2 litros en lugar de los 1,8 litros anteriores, manteniendo la misma potencia máxima de 136 CV entre 3.400 y 4.000 rpm y el par motor máximo de 300 Nm entre 1.400 y 3.000 rpm, emitiendo solo 102 gr de CO2 por km con la transmisión automática DCT de 7 velocidades, 7 gr/km menos que su predecesor, lo que corresponde a un consumo medio de combustible de sólo 3,9 l/100 km , también, cumple con la norma de emisiones Euro 6.

Esta misma versión mecánica, equipada con el sistema de tracción total 4MATIC, tiene un consumo medio de 4,6 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 121 gr/km.

El nuevo A 220 CDI cuenta con 2.143 cm3 de cilindrada, ofrecen una potencia máxima de 170 CV entre 3.400 y 4.000 rpm y un par motor máximo de 350 Nm entre 1.400 y 3.000 rpm, con un consumo medio de combustible, en ciclo combinado, de 4,0 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 104 gr/km, mientras que con tracción total 4MATIC, estos valores se elevan a 4,6 l/100 km y 121 gr/km.

También se han renovado las versiones diésel B 220 CDI y CLA 220 CDI. Con las mismas especificaciones técnicas que el A 220 CDI, en el caso del B 220 CDI, el consumo medio de combustible, en ciclo combinado, es de 4,1 l/100 km y las emisiones de CO2 de 107 gr/km, mientras que en el CLA 220 CDI son de 4,0 l/100 km y 104 gr/km.

Las nuevas versiones A 200 CDI y A 220 CDI 4MATIC cuentan con el nuevo sistema de tracción total 4MATIC y ofrecen una eficiencia combinada con la tracción a las cuatro ruedas. Los componentes más novedosos de la nueva 4MATIC incluyen un nuevo distribuidor de par motor al eje trasero, que está integrado en la transmisión automática de doble embrague 7G-DCT, y embrague multidisco integrado con accionamiento hidráulico. Esta configuración permite una distribución totalmente variable del par motor entre los ejes delantero y trasero.

El nuevo CLA 250 establece nuevos estándares con un consumo medio, en ciclo combinado, de 5,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 125 gr/km. Con 211 CV a 5.500 rpm de potencia máxima y un par motor máximo de 350 Nm, que está disponible entre 1.200 y 1.400 rpm, acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos.

El motor de cuatro cilindros del nuevo CLA 250 es un propulsor de la nueva familia de motores de gasolina BlueDIRECT, que puede funcionar en el modo estratificado u homogéneo, dependiendo del estado de funcionamiento. En el modo de carga estratificada, el motor de alta compresión opera con un alto nivel de aire y en la que el combustible no se inyecta en el aire hasta la fase de compresión, después de que el aire haya sido comprimido por los pistones. Un proceso electrónico de inyección múltiple y de precisión controlada asegura que una nube de combustible/aire se encuentre en la zona de las bujías sólo en el momento de la ignición.

Esta nube de combustible/aire es encendida por la bujía y a su vez enciende la mezcla pobre que se distribuye en todo el resto de la cámara de combustión, lo que permite una combustión extremadamente eficiente con un alto nivel de aire. Un requisito previo para la operación de carga estratificada es disponer de inyectores piezoeléctricos rápidos, que rocían el combustible en las cámaras de combustión varias veces y, como tal, permite un control específico de la formación de la mezcla y de su explosión.

Mercedes-Benz reduce los consumos de sus motores

Categoría: Berlina mediaCompactoMonovolumenNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.