El origen de los modelos RS de quattro GmbH.

Desarrollado en colaboración con Porsche, el montaje final se llevó a cabo en la factoría de Stuttgart-Zuffenhausen.

El Audi Avant RS2 de 1994 fue el primer modelo RS de Audi, y también el primer vehículo de alto rendimiento de la marca de los cuatro aros que combinaba la funcionalidad para el uso diario con un carácter dinámico, convirtiéndose en el fundador de toda una familia de modelos deportivos.

El primer modelo RS ya contó con un agresivo diseño, con un paragolpes delantero con enormes entradas de aire, y la rejilla estaba lacada en color negro. Los espejos retrovisores exteriores procedían de Porsche, la trasera contaba con una ancha banda luminosa que unía los grupos ópticos, y los anagramas RS eran de gran tamaño. Opcionalmente, el Audi Avant RS2 podía salir de la línea de montaje en un exclusivo color de carrocería azul Nogaro, el mismo color que viste la carrocería del Audi RS 4 Avant Nogaro selection, en honor a las dos victorias conseguidas por Frank Biela en el circuito de Nogaro en el Campeonato Francés de Turismos en 1993.

El motor del Audi Avant RS2 heredó toda la experiencia acumulada por Audi en las competiciones de turismos, tratándose de un motor de gasolina con cinco cilindros en línea y 2,2 litros de cubicaje que rendía una potencia máxima de 315 CV mediante un gran turbocompresor con una alta presión de sobrealimentación, conductos de aire sobredimensionados, y una gestión electrónica específica. El par motor máximo era de 410 Nm y estaba disponible a 3.000 rpm, con un limitador de revoluciones que marcaba un régimen máximo de giro de 7.200 rpm. El RS2 aceleraba de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos, y alcanzaba una velocidad máxima de 262 km/h, a través de una transmisión manual de seis velocidades y el sistema de tracción quattro con diferencial autoblocante en el eje trasero, que se activaba manualmente mediante un botón en la consola.

Los trenes rodantes eran los mismos que los del Audi S2, la versión deportiva del Audi 80, el modelo de partida para el desarrollo de este primer modelo RS, aunque montaba amortiguadores más firmes y muelles más cortos. Porsche suministraba las llantas de 17 pulgadas, los grandes discos autoventilados y las pinzas de freno de cuatro pistones acabadas en color rojo.

El interior estaba completamente revestido de cuero napa seda y Alcantara en color antracita, azul o gris plata, con asientos Recaro regulables eléctricamente. El cuadro principal de instrumentos contaba con esferas blancas, y unos pequeños relojes adicionales en la consola central de presión y temperatura del aceite del motor, así como del voltaje en el sistema eléctrico del vehículo.

Hace 20 años, también fue el primer modelo del mercado en contar con la opción de decorar el interior con inserciones de fibra de carbono reforzada con plástico (CFRP).

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157640724861623]

Nuestros videos

Audi Avant RS2, un clásico que cumple 20 años

Categoría: DeportivoFamiliarHistoria del MotorSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.