Llegará en 2015 y tendrá un interior con siete plazas.

El fabricante francés trabaja en un nuevo modelo, un crossover de siete plazas, que utiliza la nueva plataforma CMF1 y que la esconde bajo la carrocería del Grand Scénic con un aumento significativo de la distancia entre ejes.

Que Renault trabaja incansablemente en nuevos modelos o en la renovación de su gama de modelos es una realidad, pero a finales de la pasada primavera y durante el pasado verano, el fabricante logró confundir a fotógrafos y prensa especializada con la mula basada en el Grand Scénic que, en principio escondía el sustituto del Koleos y, en realidad, correspondía a una mula del futuro Espace, un modelo que pasará de ser el tradicional y pionero monovolumen a un nuevo crossover.

Entonces, aquella mula solo mostraba unos pasos de ruedas más anchos de lo normal, debido a un aumento en las vías delantera y trasera, aparte de que la carrocería tenía una mayor altura al suelo, pero ahora la marca nos sorprende con una nueva mula, que no solo tiene una mayor altura de la carrocería, sino que además cuenta con una mayor longitud, con un aumento justo por detrás de la puerta trasera y por delante del paso de rueda trasero. A pesar de que en las imágenes se aprecia perfectamente, además el tercer cristal fijo es de mayor tamaño y se ve cómo el fabricante la mantiene intacta pero falta una parte de chapa o de cristal para ocultar el aumento entre ésta y la puerta trasera.

Aunque la industria del automóvil es permanentemente cambiante, nuestras fuentes nos han confirmado que el fabricante no tiene intención alguna de lanzar dos variantes de distancia entre ejes del nuevo Espace, corta y larga (Grand Espace), por lo que se trata de un nuevo crossover de cinco plazas, que ocupará el hueco que dejará el Koleos, convirtiéndose en el modelo que, desde el desarrollo de la tercera generación del Mégane, se vino hablando, un SUV basado en el compacto.

Para ello, bajo la carrocería de esta mula, que esconde unas vigas verticales en el fondo de los pasos de rueda traseros, Renault prueba la plataforma CMF 1, la variante modular para modelos del segmento B y C pero con unas especificaciones para SUVs y crossovers, la misma que se ha utilizado para los nuevos Nissan Qashqai y X-Trail.

Codificado como W32S, su código de proyecto es casi el mismo que el del X-Trail en su desarrollo, que era el de W32R, y con el que compartirá toda la base mecánica, incluidos motores, electrónica y suspensiones, y contará con un interior con capacidad para siete ocupantes y su equipaje. Está previsto que, el nuevo modelo, comience a ser fabricado en junio de este año 2014 y lo hará en la factoría que Nissan tiene en Sunderland, Reino Unido, con una producción media anual estimada en 58.270 unidades, a la que sumará también la planta rusa de San Petersburgo con 5.636 unidades más.

Con su debut mundial previsto para el Salón de París, que se celebrará en octubre, el futuro relevo del Koleos tampoco mantendrá esta denominación comercial, por lo que también estrenará un nuevo nombre, olvidando al modelo coreano que no ha tenido el éxito que la marca francesa esperaba de él cuando llegó a su gama de productos para cubrir un hueco, a pesar de ser un SUV correcto, de tacto blando aunque confortable y estar bien fabricado, pero que no ha estado a la altura de sus rivales.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157639201558154]

Nuestros videos

Renault comienza los ensayos del futuro SUV compacto

Categoría: 4x24x4Fotos espíaPortadaSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.