Ya es posible realizar pedidos y las primeras unidades llegarán a los concesionarios el 15 de marzo.

La nueva generación del Mercedes-Benz Clase C se presentará oficialmente en el Salón de Detroit y ya está a la venta con tres mecánicas, un importante cambio de imagen y equipamientos más sofisticados.

El nuevo Mercedes-Benz Clase C debutará en el Salón de Detroit, para después llegar al Salón de Ginebra, aunque ya es posible realizar pedidos de la nueva generación. Las primeras unidades se entregarán a partir del 15 de marzo de 2014.

Los precios son los siguientes:

Mercedes-Benz C 180 34.950 euros.
Mercedes-Benz C 200 39.850 euros.
Mercedes-Benz C 220 BlueTEC 39.450 euros.

Desarrollado sobre la nueva plataforma MRA, sus cotas crecen para desmarcarse del nuevo CLA, el sedán del segmento compacto y que ya le ha retirado el título de berlina de acceso a la gama del fabricante. Con respecto al modelo actual, la distancia entre ejes se ha aumentado en 80 mm, alcanzando 2.840 mm, la longitud en 95 mm hasta 4.686 mm y la anchura en 40 mm hasta 1.810 mm. El volumen del maletero de la nueva Clase C supera el nivel del antecesor y alcanza 480 litros.

El diseño de la nueva Clase C mantiene sus formas puristas combinadas con superficies diáfanas con curvatura convexa y detalles musculosos, con un capó largo, un habitáculo en posición atrasada y voladizos cortos. Las llantas grandes acentúan el volumen de la zaga y destilan deportividad elegante.

Es posible elegir entre dos diseños diferentes para el frontal: deportiva con estrella central o la línea EXCLUSIVE, con la parrilla del radiador clásica que mantiene el emblema de la marca sobre el capó y que está equipada con el sistema Airpanel, unas lamas que forman una persiana regulable automáticamente que que pueden cerrarse para optimizan el coeficiente aerodinámico y reducen el consumo de combustible.

La nueva Clase C está equipada de serie con faros halógenos y lámparas H7. Junto a los faros de serie pueden encargarse dos versiones de LED: una versión estática y una versión dinámica con “LED Intelligent Light System”. El piloto trasero y la luz de freno están integrados en los grupos ópticos traseros y se realizan con diodos luminosos en todas las versiones de los faros.

La gama de colores de pinturas para la carrocería comprende, además del Negro Obsidiana y Blanco Polar, los Plata Iridio, Plata Paladio, Plata Diamante, Blanco Diamante brillante designo y Azul brillante, aunque éste último solo disponible a partir de mediados de 2014.

La gama de acabados comprende tres niveles: AVANTGARDE, Exclusive Line y AMG Line. Los diseñadores de la marca alemana han concebido un interior con una selección de materiales selectos y de tacto agradable y precisión en los detalles. Mercedes-Benz ha seguido con la línea de diseño inaugurada con el Clase A y el CLA y ha dado una vuelta de tuerca a este diseño en el nuevo Clase C.

El diseño más llamativo es una consola central totalmente reinterpretada. En los vehículos con transmisión automática, la consola es de una sola pieza. Las salidas de aire centrales, el nuevo touchpad en el reposabrazos sobre el controlador en el túnel central. En el salpicadero, consola y puertas tendremos diferentes combinaciones de materiales y colores, como es el caso de madera fina rodeada por un marco cromado o el aspecto exclusivo del piano lacado.

Una pantalla central flotante en posición central es la principal característica llamativa en la consola central, con una diagonal de pantalla de 7″ o de 8,4″ si se monta, o no, el sistema “COMAND Online”. La versión más grande cuenta con un marco galvanizado con una trama de plata sombreada. Gracias a su posición ergonómica, el ojo se adapta fácilmente a la pantalla central.

Cinco salidas de aire con una perilla de ajuste central y lamas horizontales dan al salpicadero un toque más deportivo. Las cinco salidas de ventilación están decoradas con un toque de plata oscurecido que contrasta con otros materiales de la consola central como la madera o el cuero con costuras tridimensionales en el salpicadero. Los paneles de las puertas también han sido rediseñados.

Si bien las distintas variantes del volante se especifican en función de la línea de equipamiento seleccionado, todos están forrados en cuero y presentan un diseño de tres radios con doce botones. Las diferencias estarán en los colores y materiales. Los técnicos de interiores han reducido al mínimo el número de mandos. Algunos de los interruptores, como para los elevalunas o el interruptor giratorio para las luces, se han tomado de la Clase S, lo que nos da una idea del compromiso del fabricante por la calidad.

La pantalla táctil de la nueva Clase C también ha sido desarrollada por Mercedes-Benz. Al igual que en un smartphone, todas las funciones se pueden utilizar mediante los dedos. La superficie de control de la nueva pantalla táctil es de 45 mm x 65 mm, está hecha de material resistente al rayado y está integrada en el reposabrazos del panel de control central y rodeado por un soporte metálico de alta calidad.

Este nuevo touchpad, que se estrenará en la futura Clase C, también permite introducir letras, números y caracteres especiales con la función de reconocimiento de escritura, en el idioma correspondiente. El usuario recibe una retroalimentación háptica cuando utilice la superficie de control táctil. Los caracteres introducidos mediante la función de escritura a mano también puede ser leída en voz alta por el sistema, de forma que también se asegura que el conductor no tenga que apartar la vista de la carretera. Opcionalmente, se puede complementar el controlador con el sistema de control por voz “LINGUATRONIC”, aunque el usuario puede elegir en cualquier momento qué método de entrada prefiere utilizar.

También, dispone de una nueva función de detección “handrest”, lo que aumenta la seguridad de funcionamiento y ayuda a prevenir las entradas incorrectas. Como parte de este proceso, el sistema analiza la señal del sensor en tres dimensiones, detectando si la mano simplemente se coloca en el reposabrazos o en realidad está procediendo a la introducción de datos. Los iconos de la superficie de control se iluminan en la oscuridad para ayudar al usuario a localizar las diferentes funciones. Tres botones sensibles al tacto están dispuestos detrás de la pantalla táctil, que se pueden utilizar para controlar las funciones clave de manera más rápida y directa.

Una nueva característica en el nuevo Clase C será la proyección de la información más importante en el campo de visión del conductor en el parabrisas delantero mediante un sistema HUD (Head-Up-Display) a color. El sistema proporciona información sobre la velocidad, los límites, instrucciones de navegación y los mensajes de los sistemas de asistencia al conductor.

La tecnología aplicada en este nuevo HUD se basa en la óptica de espejo y un módulo de visualización a todo color con una resolución de 480 x 240 píxeles, formado por LED de alta potencia, proyectando la imagen virtual en el campo de visión del conductor. La resolución de más de 60 píxeles por grado de ángulo de visión garantiza una imagen nítida.

Un sensor de luz situado cerca del borde superior de la cubierta del salpicadero ajusta automáticamente el brillo de la pantalla de visualización a las condiciones de iluminación exterior. El conductor puede ajustar la altura de la imagen virtual, de modo que pueda ser vista fácilmente. En los vehículos con una función de memoria para el asiento, esta función almacena la configuración individual. La gama de contenidos de la pantalla también puede ser activada o desactivada y el brillo de la pantalla ajustado individualmente.

El nuevo HUD cuenta con un parabrisas especial, con una lámina en forma de cuña que elimina imágenes dobles producidas por las reflexiones en la superficie exterior e interior del parabrisas, superponiendo la imagen secundaria que se produce en la superficie exterior sobre la imagen principal. Esta compensación depende del ángulo y ha sido optimizado para un conductor en una posición sentada normal.

Mercedes-Benz ha reducido sustancialmente el peso de la futura Clase C, gracias a la construcción ligera, con un cuerpo híbrido de aluminio, que es 70 kg más ligero que la producción convencional con acero. El peso total del vehículo se ha reducido en alrededor de 100 kilogramos en comparación con su predecesor, lo que supone un ahorro del 20% el consumo de combustible.

Mediante el uso de materiales como el aluminio, piezas de acero obtenidas en caliente y hojas de acero de ultra-alta resistencia, el peso de la estructura de bastidor se ha reducido en unos 40 kg en comparación con el modelo saliente y, prácticamente toda la carrocería (aletas delanteras, capó, tapa del maletero, paneles de las puertas y del techo) se ha hecho de chapa de aluminio, lo que ayuda a reducir el peso aún más.

La nueva Clase C Berlina está equipada, de serie con una suspensión de confort. Como opción, se ofrecen tres suspensiones especiales. La suspensión confort con sistema de amortiguación selectivo que se ajusta automáticamente al estado de la superficie de la carretera. La suspensión “DIRECT CONTROL” con sistema de amortiguación selectivo que combina un alto nivel de confort y deportividad. El tren de rodaje deportivo reduce la altura de la carrocería en 15 mm, y que también cuenta con sistema de amortiguación selectivo y tren de rodaje deportivo.

Por otra parte, el nuevo Clase C será el primer vehículo de su segmento que puede ser equipado con una suspensión neumática “AIRMATIC” en el eje delantero y trasero. Gracias al control electrónico de amortiguación variable continua en la parte delantera y trasera, ofrece un excelente confort en carretera, incluso con el vehículo cargado. El conductor puede utilizar un interruptor para elegir entre las diversas características de amortiguación: “Confort”, “ECO”, “Sport” y “Sport Plus”. El ajuste adicional “Individual” permite al conductor configurar el vehículo para adaptarlo a sus preferencias personales.

Mercedes-Benz Clase C Berlina 2014

La nueva Clase C incorporará muchos de los nuevos sistemas de asistencia y con una multitud de funciones mejoradas que fueron estrenadas por los nuevos Clase E y Clase S hace sólo unos meses. Estos sistemas aumentan la comodidad y la seguridad al mismo tiempo y son lo que Mercedes-Benz llama “Intelligent Drive”.

La base de las numerosas funciones de los sistemas de asistencia son los sensores que proporcionan al vehículo una visión panorámica de 360º, entre los que se incluye una nueva cámara “Multi-Purpose Stereo” (SMPC) detrás del parabrisas, en la zona del espejo retrovisor y, por lo tanto, a nivel de los ojos del conductor, proporcionando una vista tridimensional de la superficie hasta unos 50 metros por delante del vehículo, y siendo capaz de controlar la situación por delante con un alcance de hasta 500 metros y detectar la posición y el movimiento de objetos, especialmente de vehículos y peatones.

Dos sensores de radar de corto alcance en el paragolpes delantero y en el lado del paragolpes trasero, respectivamente, (con un alcance de hasta 30 metros), un radar de largo alcance (hasta 200 metros ), sensores de rango medio detrás de la rejilla del radiador (alcance hasta 60 metros) y un radar multimodo situado en el centro del paragolpes trasero (hasta 80 metros) completan el sistema de sensores.

Los datos de la cámara y de los sensores de radar se han fusionado en una unidad de control con el fin de proporcionar los datos específicos del sistema para las diversas funciones para una serie de sistemas de asistencia, un proceso conocido como “fusión de sensores”. Algoritmos inteligentes realizan una evaluación visual de la información en tres dimensiones con el fin de detectar y llevar a cabo la clasificación de los vehículos espaciales que están conduciendo por delante, cruzando, acercándose por detrás, e incluso que se aproximan, así como los peatones, en un gran campo de visión. Además, la cámara también detecta las marcas de la carretera y una variedad de señales de tráfico. El objetivo es la protección integral no sólo para los ocupantes del vehículo en sí, sino también para otros usuarios de la carretera.

La nueva Clase C está equipada, de serie, con “ATTENTION ASSIST”, que puede alertar al conductor de falta de atención y somnolencia. Como opción, los nuevos sistemas de asistencia, que se pueden equipar en esta nueva generación del Clase C, son el piloto “Stop & Go” integrado en “DISTRONIC PLUS” con asistencia de la dirección, el asistente de atascos de tráfico que, a velocidades inferiores a 60 km/h puede seguir al vehículo precedente, incluso donde no hay marcas de carril o son poco claras, lo que permite al conductor seguir el flujo de tráfico. También, el “BAS PLUS” (Brake Assist System) que, ahora, puede detectar también el tráfico cruzado y aumentar la fuerza de frenado si el conductor no aplica los frenos de manera suficiente; el freno “PRE–SAFE”, que puede detectar vehículos estacionados, así como los peatones, frenando automáticamente si el conductor no reacciona y evitar accidentes hasta una velocidad de 50 km/h, o mitigar la gravedad a una velocidad máxima de 72 km/h. El “Active Lane Keeping Assist” se ha mejorado para evitar que el vehículo involuntariamente salga de su carril mediante la aplicación de los frenos de un lado.

La gran cantidad de sistemas de asistencia también incluye el Asistente de Aparcamiento Activo, que facilita estacionamiento automático con dirección activa y la intervención de frenado en espacios paralelos y perpendiculares. Con la cámara de 360° opcional, puede mostrar el vehículo y el entorno del mismo desde diversas perspectivas, incluyendo una vista aérea virtual y, en combinación con el “Traffic Sign Assist”, ofrece una función de aviso y advertencia de límites de velocidad y zonas de no adelantamiento y no entrada, así como la función “Adaptive Highbeam Assist Plus” proporciona mayor seguridad al evitar deslumbramientos del haz principal de los faros delanteros.

Mercedes-Benz ha desarrollado un nuevo sistema de aire acondicionado para la nueva Clase C, siendo el único vehículo del segmento en  ofrecer detección de túneles mediante el sistema de navegación por satélite. Sobre la base de la información del mapa del sistema de navegación y los datos de localización GPS, el sistema detecta cuándo el vehículo entra en un túnel y, a continuación, cierra automáticamente la solapa de recirculación de aire con el fin de evitar que el aire exterior lleno de humo entre en el vehículo a través de los orificios de ventilación. Una vez que el vehículo ha salido del túnel, la aleta se abre y el aire fresco puede penetrar de nuevo en el interior.

Mercedes-Benz Clase C Berlina 2014

Otro punto a destacar es el paquete “AIR-BALANCE”, que proporciona una fragancia activa, gracias a la ionización. Estrenado por el nuevo Clase S, cuenta con cuatro fragancias diferentes (FREESIDE MOOD, NIGHTLIFE MOOD, DOWNTOWN MOOD, SPORTS MOOD) que ayudan a personalizar el olor del interior mediante un dispensador y un generador de fragancia en la guantera.

Las fragancias cuentan con moléculas que no se depositan ni sobre superficies de tela del vehículo ni la ropa. Los ocupantes pueden cambiar la fragancia activa y ajustar su intensidad a sus propias preferencias. La ionización es otro componente del paquete “AIR-BALANCE” y con la que el aire del habitáculo procedente del aire acondicionado es regenerado con iones de oxígeno.

Para la gama de mecánicas, inicialmente llegará con tres opciones mecánicas, todas de inyección directa gasolina y diésel, con arquitecturas de cuatro cilindros en línea y de seis cilindros en V, con una opción diésel de cuatro cilindros de origen Renault. Todas las versiones serán de tracción trasera y de tracción total 4MATIC, con caja de cambios manual de seis velocidades o la opcional transmisión automática de nueve velocidades 7G-TRONIC PLUS.

En abril de 2014, estarán disponibles los C250 BlueTEC, C250 y C220 ECO BlueTEC y, en junio de 2014, llegarán los C300 BlueTEC Hybrid, C180 Eco, C200 BlueTEC, C180 BlueTEC y C250 4MATIC BlueTEC. En octubre, la gama del sedán se completará con el C 63 AMG.

Los motores de gasolina de cuatro cilindros cuentan con la tecnología BlueDIRECT de los motores V6 y V8. El sistema de inyección directa guiada trabaja con inyección múltiple y regulación electrónica precisa. La tercera generación de la inyección directa se completa con un encendido múltiple rápido. La gama de gasolina comprenderá hasta cinco opciones, entre ellas un motor de gasolina de seis cilindros con 333 CV.

La versión más básica C180 monta un bloque de 1.6 litros con una potencia máxima de 156 CV a 5.300 rpm y un par motor máximo de 250 Nm entre 1.200 y 4.000 rpm que, equipado con el sistema ECO Start/Stop y caja de cambios manual de 6 velocidades, ofrece un consumo medio de 5,5 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 127 gr/km. Con la transmisión automática 7G-TRONIC PLUS, estos valores ascienden a 5,8 l/100 km y 135 gr/km, respectivamente.

El nuevo C200 cuenta con una cilindrada de 2.0 litros y una potencia máxima de 184 CV a 5.500 rpm, con un par motor máximo de 300 Nm entre 1.200 y 4.000 rpm. Al igual que el anterior, se ofrece con trasmisión manual de seis velocidades o la automática 7G-TRONIC PLUS, por lo que el consumo medio de combustible es de 5,7 l/100 km y las emisiones de CO2 son de 132 gr/km, y de 5,6 l/100 km y 131 gr/km, respectivamente.

La versión diésel C220 BlueTEC BlueEFFICIENCY Edition cuenta con una cilindrada de 2.143 cc y desarrolla una potencia máxima de 170 CV entre 3.000 y 4.200 rpm, con un par motor de 400 Nm entre 1.400 rpm y 2.800 rpm. Con caja de cambios manual de 6 velocidades, el consumo medio de combustible es de 4,2 l/100 km y las emisiones de CO2 son de 109 gr/km, y con la transmisión automática 7G-TRONIC PLUS, de 4,5 l/100 km y 117 gr/km.

Se añadirá un nuevo motor diésel compacto de 1,6 litros de cilindrada, de origen Renault, un cuatro cilindros con turbocompresor que tiene una cilindrada de 1.598 cc y que, en función del dimensionamiento, desarrollará 115 ó 136 CV, con un par motor de 280 y 320 Nm, respectivamente. La inyección directa common rail trabaja con una presión de inyección máxima de 1.600 bares. Todos los motores diésel de la nueva Clase C incorporan la conocida tecnología SCR de reducción catalítica selectiva.

Al igual que en la Clase S y en la Clase E, Mercedes-Benz ofrecerá el C 300 BlueTEC HYBRID, con motor diésel de cuatro cilindros y 204 CV y un motor eléctrico compacto que desarrolla 27 CV, ofreciendo un consumo medio de 3,9 l/100 km. Más tarde se introducirá un modelo híbrido enchufable de consumo especialmente bajo con la técnica más moderna, con la misma tecnología adaptada del nuevo Mercedes-Benz S 500 PLUG-IN HYBRID.

La suspensión es nueva por completo, con un eje delantero de 4 brazos. La suspensión de las ruedas está completamente desacoplada del conjunto telescópico logrando una mayor adherencia al piso y mayores fuerzas de guiado lateral, reacciona con más sensibilidad a los movimientos del volante y favorece un estilo de conducción deportivo y ágil. En el eje trasero se monta un eje multibrazo optimizado de 5 brazos.

La berlina de la nueva Clase C equipa de serie suspensión mecánica. En combinación con esta suspensión se ofrecen tres versiones del tren de rodaje “DIRECT CONTROL” con sistema de amortiguación selectivo: un tren de rodaje de confort, un tren de rodaje AVANTGARDE cómodo pero con un carácter más deportivo o un tren de rodaje deportivo de altura rebajada en 15 mm.

La nueva Clase C es el primer vehículo de su segmento que puede equiparse con una suspensión neumática “AIRMATIC” en el eje delantero y en el eje trasero. Mediante el interruptor “AGILITY SELECT”, se para escoger entre los diferentes modos “confort”, “ECO”, “Sport” y “Sport +”. El ajuste adicional “Individual” permite al conductor configurar su vehículo de acuerdo con sus preferencias.

La nueva Clase C equipa de serie un freno de estacionamiento eléctrico, que se suelta automáticamente si el vehículo y ponerse en marcha.

En el futuro, todos los modelos de la familia de la Clase C equiparán de serie una dirección directa electromecánica, que combina la servoasistencia variable en función de la velocidad de la dirección paramétrica con una desmultiplicación variable en función del giro del volante. La servoasistencia del engranaje de cremallera de la dirección se controla en función de la demanda y contribuye por tanto a mejorar la eficiencia.

El equipamiento de serie específico para el mercado español incluye: el volante de cuero multifunción, la radio Audio 20 CD con pantalla de 17,8 cm. (7″) y panel táctil, el paquete de iluminación interior, las molduras de efecto lacado brillante negro con detalles en cromo. El equipo de serie exterior incluye los faros LED de alto rendimiento con pilotos traseros (excepto luz de marcha atrás e intermitentes) en tecnología LED y fibra óptica, parrilla del radiador con la estrella Mercedes-Benz integrada y dos lamas en plata iridio, llantas en diseño multirradio de 16″, paragolpes trasero con difusor negro, el sensor de lluvia, y el depósito de combustible de mayor capacidad (66 litros).

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157636844931564]

Nuevo Mercedes-Benz Clase C, desde 34.950 euros

Categoría: Berlina mediaNovedadesPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.