El comercial ligero Opel Combo, modelo 2012, posee una desviación de fabricación; el conector de la tubería de vacío del servofreno podría agrietarse durante la marcha con el resultado de una posible reducción en el rendimiento de los frenos.

General Motors España ha decidido que realizará una intervención técnica de los vehículos en preentrega y notificará la incidencia a los propietarios de los vehículos ya entregados para que acudan a un taller autorizado.

Llamadas a revisión 2013: Chevrolet Cruze y Orlando

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.