En las unidades del Honda Civic 2012, equipadas con la función de arranque sin llave, los interruptores de embrague se controlan para comprobar que funcionan correctamente. Esta función de vigilancia no es suficiente para detectar un mal funcionamiento del interruptor en todos los casos. Si el interruptor de embrague falla y no es detectado correctamente, puede ser posible arrancar el motor sin pisar el embrague y con una marcha puesta, pudiendo moverse el vehículo involuntariamente.

En el caso del Honda CR-V, el fallo se ha detectado en los modelos tipo RD8 y RD9 que hayan sido fabricados entre el 7 de noviembre de 2001 y el 6 de octubre de 2006, de forma que bajo algunas condiciones de operación, agua, lluvia o cualquier otro líquido podría entrar por la ventana del conductor y llegar al interruptor principal de los elevalunas que resultaría en una alteración de la función del mismo. Si éste se dañara como resultado de la intrusión de líquido resultaría en un fallo del interruptor y su sobrecalentamiento. Un interruptor sobrecalentado puede derretirse provocando humo o, potencialmente, un incendio.

Honda Automóviles España informará a los propietarios del Civic para que pasen por un taller oficial para la revisión de los vehículos, mientras que en el caso del CR-V también comunicará el procedimiento a su red oficial e informará a los propietarios de los vehículos afectados. El interruptor del elevalunas del vehículo será inspeccionado, si está afectado se sustituirá por una versión mejorada con protección contra el ingreso de líquido. Si no está afectado, se montará una protección contra el ingreso de líquido.

Llamadas a revisión 2013: Chevrolet Cruze y Orlando

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.