Se presenta con varias novedades, entre ellas una versión de acceso sDrive 25d con tracción trasera.

A la venta desde 65.600 euros, se ofrece con una gama compuesta por un V8 de 450 CV para el xDrive50i, y por un motor diésel de seis cilindros en línea de 258 CV para el xDrive30d, además del M Performance M50d.

El nuevo BMW X5 se fabrica en la planta estadounidense de BMW en Spartanburg, en el estado de Carolina del Sur, junto a los BMW X6 y X3 y donde también lo hará el futuro BMW X4, basado en el X4 Concept. Desde esta planta se atienden todos los mercados del mundo. El nuevo BMW X5 está disponible en España desde 65.600 euros.

Las proporciones de esta tercera generación la tecnología Air Curtain. Es la primera vez que un modelo X de BMW tiene este sistema que contribuye a reducir la resistencia aerodinámica del coche. Estas entradas de aire verticales dirigen el aire a través de los pasos de ruedas delanteras. A continuación, el aire fluye a lo largo de la parte exterior de las ruedas formando una especie de cortina, y termina saliendo a través de los “air breather” que se encuentran en la parte posterior de los pasos de ruedas.

El X% incluye once colores de la carrocería, entre ellos el nuevo color metalizado brillante Sparkling Brown. El interior destaca por su luz ambiental mediante diodos, incluida en el kit luminoso que trazan líneas perimétricas en diversas zonas del habitáculo. Utilizando el sistema de mando iDrive, es posible variar entre los colores azul, blanco y naranja. Los listones embellecedores incluidos de serie en el habitáculo son de acabado mate oscuro Oxid (BMW X5 xDrive30d), madera noble veteada de álamo (BMW X5 xDrive50i) y aluminio Hexagon (BMW X5 M50d). A estos listones se agrega por primera vez una superficie inferior de color negro brillante, que en su canto inferior tiene un listón cromado de brillo aperlado.

La pantalla Control Display del sistema de mando iDrive incluido de serie puede ser de hasta 10,25″, aunque de serie lleva una pantalla de 6,5″. Los displays de indicación del climatizador y del sistema de ventilación tienen una superficie negra si no están activados. Esta misma tecnología “black-panel” también se puede adquirir opcionalmente para todo el tablero de instrumentos. La tapicería de los asientos puede ser opcionalmente de piel Dakota o de exclusiva piel tipo napa.

En sustitución del equipamiento de serie se ofrecen dos nuevos acabados que permiten personalizar específicamente el coche que son “Pure Experience”, “Design Pure Experience” y “Pure Excellence”. Se pueden combinar con el acabado M.

“Pure Experience” incluye protectores de los bajos visibles de acero inoxidable pulido, varillas de color plata mate de nueva forma en las entradas de aire, y un listón embellecedor en la zaga de color plata mate que retoma el diseño de las varillas de la parrilla ovoide doble. Además, las bases de los espejos retrovisores exteriores y los revestimientos de los montantes B y C son de color negro brillante en esta línea de diseño que, adicionalmente, incluye los marcos de las ventanas laterales de aluminio satinado de BMW Individua. Por su parte, los tubos terminales de escape son de material cromado mate.

BMW X5 2013

El acabado “Design Pure Experience” incluye un equipamiento ampliado con piel napa de color moca/negro con costuras de contraste, así como listones embellecedores de madera noble estructurada “Fineline Pure”. Las superficies del salpicadero y de las zonas de las puertas en la base de las ventanas laterales están cubiertas  de piel napa abatanada de color negro, con costuras de contraste de color nogal. La sección inferior del salpicadero es de color moca.

El acabado “Pure Excellence” ofrece elementos protectores en los bajos, el interior de los pasos de ruedas que son del mismo color de la carrocería. Las partes frontales de las varillas de la parrilla ovoide doble son de acabado cromado brillante. Los marcos en forma de T de las entradas de aire en los extremos de la parte frontal, las láminas de la entrada de aire inferior y el listón embellecedor del faldón posterior también son de acabado cromado. Los marcos de las ventanas laterales corresponden a la línea “Chrome Line Exterieur”. Además, las bases de los espejos retrovisores exteriores y los recubrimientos de los montantes B y C son de color negro brillante.

El nuevo BMW X5 significa un progreso en comparación con su antecesor, especialmente por su nuevo interior y a las mejoras conseguidas en relación con el confort de la conducción, la comodidad de sus asientos y la sensación de espaciosidad que se tiene en el habitáculo. El nuevo diseño de los asientos delanteros garantiza un mayor nivel de confort al realizar viajes largos y, a la vez, ofrece una mejor sujeción lateral. Opcionalmente pueden adquirirse asientos de confort o asientos deportivos (de serie en el BMW X5 M50d).

Por primera vez, se ofrecen en opción asientos calefactables y asientos de confort para la parte posterior, con un acolchado especial y que permiten regular la inclinación de sus respaldos en 10º y desplazar su posición horizontal a lo largo de 80 mm. Los asientos traseros de  confort pueden adquirirse como equipo opcional individual, aunque también  se ofrecen junto con la tercera fila opcional de asientos. Gracias a la función Easy-Entry y al asidero en el montante C, se accede de manera muy sencilla a esos dos asientos adicionales de la tercera fila.

Estos asientos, provistos de cinturones de seguridad automáticos y apropiados para pasajeros de hasta 1,50 m de altura, pueden abatirse y guardarse debajo del piso del maletero. Los segmentos de los respaldos de los asientos posteriores pueden abatirse en relación de 40:20:40. De esta manera, el volumen del maletero aumenta por fases de 650 a máximo 1.870 litros. Por lo tanto, el compartimiento de carga es ahora desde 30 hasta 120 litros mayor que el del modelo antecesor.

El BMW X5 tiene como tope de gama la nueva generación del motor V8 en el BMW X5 xDrive50i. Su potencia es de 450 CV y su consumo promedio se ha reducido en un 16 % en comparación con el modelo anterior, gracias a la tecnología BMW TwinPower Turbo. Su par motor máximo ahora es de 650 Nm, disponible entre 2.000 rpm y 4.500 rpm. El nuevo BMW X5 xDrive50i para el crono en 5,0 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h. Su consumo promedio es de 10,4 o 10,5 l/100 km, y su valor de CO2 es de 242 o 244 gr/km .

El motor diésel de seis cilindros del nuevo BMW X5 xDrive30d tiene una potencia máxima de 258 CV y un par motor máximo de 560 Nm, disponible entre 1.500 y 3.000 rpm. El nuevo BMW X5 xDrive30d es capaz de acelerar en 6,9 segundos de 0 a 100 km/h. Su consumo promedio según ciclo de pruebas UE es de 6,2 l/100 km, lo que significa que es un 16 por ciento inferior al consumo del modelo anterior. Las emisiones de CO2 varían entre 162 y 164 gr/km, dependiendo del formato de los neumáticos.

En el BMW X5 M50d el motor de seis cilindros en línea y de 3.000 cc, dispone de la tecnología M Performance TwinPower Turbo. El motor tiene una potencia máxima de 381 CV y su par motor máximo de 740 Nm está disponible entre 2.000 y 3.000 rpm. El BMW X5 M50d para el crono en 5,3 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h. Según ciclo de pruebas, consume en promedio 6,7 l/100 km. El correspondiente valor de CO2 es de 177 gr/km.

El nuevo BMW X5 xDrive35i (306 CV) consume 8,5 l/100 km en promedio, y su valor de valor de CO2 es de 199 gr/km. El BMW X5 xDrive40d (313 CV) consume 6,4 l/100 km en promedio y su valor de CO2 es de 169 gr/km.

También se sumarán más adelante los dos modelos BMW X5 xDrive25d (consumo promedio de 5,9 l/100 km, valor de CO2 de 155 gr/km) y BMW X5 sDrive25d, con un consumo promedio de apenas 5,6 l/100 km y cuyo valor de CO2 es de 149 gr/km, aunque son valores por confirmar.

Todas las variantes del nuevo BMW X5 cumplen ya la norma de emisiones contaminantes de los vehículos de motor Euro 6, que entrará en vigor en setiembre de 2014 para las nuevas matriculaciones. En el caso de los modelos con motor diésel, la estrategia de control de las emisiones está a cargo de un catalizador acumulador de NOX, montado cerca del motor, así como de una unidad de reducción catalítica selectiva SCR con inyección de urea (AdBlue).

Todos los motores que pueden montarse en el nuevo BMW X5 se combinan de serie con una caja de cambios automática de ocho marchas. El M50d tiene una caja de cambios automática deportiva de ocho marchas, que se distingue por su extraordinario dinamismo al cambiar de marchas. La caja de cambios deportiva automática se combina de serie con levas al volante, que se pueden adquirir como opción para cualquiera de las demás variantes. La caja de cambios automática de ocho marchas también se puede combinar con la nueva función de lanzamiento en partida (“Launch control”).  Esta función controla la capacidad de tracción para aprovechar al máximo la potencia del motor al acelerar a fondo partiendo con el coche parado.

La caja de cambios tiene un modo de planeo, en ese caso, conduciendo a una velocidad entre 50 y 160 km/h, se desacopla el conjunto propulsor en el momento en que el conductor retira el pie del acelerador y no pisa el freno. En estas condiciones, el nuevo BMW X5 parece estar planeando, sin que se produzca un momento de arrastre del motor. Así, el consumo es mínimo.

En el nuevo BMW X5, las funciones adicionales del modo ECO PRO se combinan con  la recuperación de la energía de frenado, la función Auto Start Stop, la activación de los grupos secundarios según sea necesario y la servodirección electromecánica, además de los neumáticos de menor resistencia de rodadura y la optimización del peso y de la resistencia aerodinámica.

El chasis tiene una tecla de reglaje personalizado que se encuentra en la consola central permite variar el reglaje del coche según lo considere necesario el conductor  y según lo exijan las circunstancias. Con esa tecla se pueden activar los  modos “COMFORT”, “SPORT”, “SPORT+” y “ECO PRO”. Además de la regulación de las líneas características del acelerador, de la servodirección y del funcionamiento de la caja de cambios automática, también se regulan el mapa característico del sistema de control dinámico de la amortiguación como parte de los sistemas opcionales de regulación automática del chasis “COMFORT” y “Professional”, suponiendo que el coche esté equipado correspondientemente. Si, además, cuenta con los sistemas opcionales de regulación Dynamic y Professional, también se regulan las características de la función  de supresión de inclinaciones y del Dynamic Performance Control.

El chasis M de adaptación automática incluye las mismas funciones que el BMW X5 M50d ofrece de serie y que, además, son parte del kit deportivo M destinado a cualquiera de los modelos BMW X5. En esta ejecución del sistema, la activación del modo “SPORT” o “SPORT+” tiene como consecuencia un reglaje especialmente duro de la amortiguación y suspensión.

El sistema de frenos está combinado con el sistema de regulación de la estabilidad DSC (Dynamic Stability Control). Este sistema incluye, entre otros, el sistema antibloqueo de los frenos (ABS), el control dinámico de la tracción (DTC), la asistencia de frenado en curvas (Cornering Brake Control, CBC), el control dinámico de los frenos (DBC), así como la función Automatic Differential Brake (ADB-X).

Entre las demás funciones cabe recalcar el asistente de frenado, la función de preparación de los frenos para un frenado de emergencia, el asistente para poner el coche en marcha cuesta arriba, el compensador del efecto de fading de los frenos, la función de activación ligera e intermitente de los frenos para secar las pastillas y los discos, el estabilizador de remolques y, en los modelos con el sistema de tracción total xDrive, el asistente de conducción cuesta abajo Hill Descent Control (HDC).

El sistema “Driving Assistant Plus” ofrece una ayuda más amplia. En este caso, el sistema combina la función de regulación activa de la velocidad, que a su vez incluye el sistema “Stop &  Go” con función “Driving Assistant”, ofreciendo de esta manera un mayor nivel de confort y seguridad cuando se conduce en retenciones de tráfico. Concretamente, conduciendo a una velocidad de hasta 210 km/h, el conductor puede dejar en manos del sistema la regulación de la distancia hasta el coche que se encuentra delante.

Puede diferenciar entre los coches detenidos o en movimiento. Si el conductor no reacciona a las advertencias que indican un posible choque, la función “Driving Assistant Plus” activa los frenos automáticamente. Si es necesario, frena con fuerza para detener el coche en la mínima distancia posible. En diciembre de 2013, se ampliará mediante un asistente de conducción en retenciones de tráfico en autopistas. Esta nueva función no solamente regulará la distancia hasta el coche que se encuentra delante, sino que también se encargará de mantener al coche en su carril. La función podrá activarse hasta una velocidad máxima de 40 km/h.

El nuevo BMW X5 ahora también puede incluir opcionalmente el sistema “Active Protection” de funciones ampliadas. Este sistema de seguridad contribuye a reducir las consecuencias de un posible accidente, activando  una serie de funciones en situaciones críticas. Concretamente, cierra las ventanas y, si procede, el techo corredizo, tensa los cinturones de seguridad de los asientos delanteros y coloca en posición vertical el respaldo del asiento del acompañante. “Active Protection” ahora también incluye un asistente que controla la atención que el conductor presta al tráfico. Este sistema analiza el comportamiento del vehículo y, en caso necesario, le propone al conductor detener el coche y descansar un rato.

El servicio de conserje (Concierge Services) se trata de un servicio personal de información que los clientes de BMW ConnectedDrive pueden utilizar, por ejemplo, para reservar habitaciones en hoteles, buscar direcciones y números telefónicos, o también para averiguar horarios de atención al público. Si el coche cuenta con el navegador opcional Professional, puede optarse por la función de información sobre el estado del tráfico en tiempo real (Real Time Traffic Information), que le ofrece al conductor informaciones muy precisas sobre el tráfico y posibles retenciones y atascos.

BMW ConnectedDrive permite aprovechar numerosos servicios de movilidad y una gran cantidad de aplicaciones de ofimática, navegación, entretenimiento e información a través de Internet. El sistema manos libres y el puerto USB  son parte del equipamiento de serie del nuevo BMW X5. A ello se suman diversas funciones activables a distancia, el acceso a Internet en el coche, así como la opción Online Entertainment, que permite acceder a una colección musical que incluye alrededor de doce millones de títulos. Las funciones de ofimática de BMW ConnectedDrive incluyen, entre otros, la representación de e-mails, compromisos, contactos y notas del calendario en la pantalla Control Display. Además se ofrece la función de detección de voz para el dictado de textos que, a continuación, se pueden enviar por mensaje SMS o por correo electrónico.

El BMW X5 incluye ahora un sistema de mando iDrive, incluido de serie, puede combinarse con una unidad de control táctil (Touch Controller) si el coche está equipado con el navegador Professional. Esta unidad está provista de una superficie táctil con la que es posible, por ejemplo, introducir destinos en el navegador escribiendo las letras correspondientes con un dedo.

Otros sistemas que podemos tener de forma opcional son el volante deportivo, volante calefactable, climatizador de cuatro zonas de regulación, espejos retrovisores exteriores con función antideslumbrante automática, Soft-Close para cerrar suavemente las puertas, acceso de confort, techo panorámico de cristal, umbrales de las puertas con listones de aluminio, kit de vanos portaobjetos y bolsa para transportar esquíes o snowboards.

Los precios del nuevo BMW X5 son los siguientes:

BMW X5 xDrive30d 65.600 euros.
BMW X5 xDrive30d 7 Plazas 68.002 euros.
BMW X5 xDrive50i 91.300 euros.
BMW X5 xDrive50i 7 plazas 93.836 euros.
BMW X5 M50d 98.700 euros.
BMW X5 M50d 7 plazas 100.514 euros.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633796391580]

El nuevo BMW X5, desde 65.600 euros

Categoría: 4x24x4NovedadesPortadaSegmentoSUV