Es el segundo modelo de altas prestaciones de la marca italiana, tras el 8C.

Es un deportivo compacto de solo dos plazas y con tracción trasera que ya se encuentra a la venta en Europa.

El nuevo Alfa Romeo 4C es la novedad mundial de la marca italiana, nacido de la experiencia adquirida con el 8C Competizione y producido en la fábrica de Maserati, de Módena.

El nuevo Alfa Romeo 4C se pondrá a la venta en el segundo semestre de este año 2013 y marcará el regreso de la marca italiana a Estados Unidos, siendo el primer modelo del plan de expansión y crecimiento hasta 2015. A pesar de ello, con su presentación en Ginebra se ha abierto el libro de pedidos y, en el mercado español, ya está disponible con un precio de 53.900 euros.

La disponibilidad anual del Alfa Romeo 4C, para todo el mundo, se limita a tan solo 3.500 unidades, debido a las limitaciones relacionadas con las soluciones técnicas y tecnológicas adoptadas. De estas, 1.500 estarán destinadas a Europa, Oriente Medio y África, 1.200 a Norteamérica y 800 al resto del mundo.

Visto en fase de ensayos, el Alfa Romeo 4C deriva directamente del concept-car presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra 2011, aunque más cercano al modelo de producción fue la última versión presentada en Frankfurt 2011. Su denominación comercial se inspira en el glorioso pasado, recordando la gran tradición deportiva de Alfa Romeo con los iniciales 8C y 6C en los años treinta y cuarenta.

La versión final del 4C se ha beneficiado de la mejor técnica industrial de Alfa Romeo y Maserati. En particular, la cooperación entre los dos fabricantes se llevó a cabo con el fin de garantizar la integración entre el diseño de Alfa Romeo y la producción de Maserati, empleando tecnologías y materiales derivados de un auténtico super deportivo, ya aplicadas antes en el Alfa Romeo 8C Competizione, con un chasis de aluminio y una carrocería de fibra de carbono, dejando a la vista el motor tras un cristal.

Diseñado por el Centro Stile de Alfa Romeo, el nuevo 4C recuerda inmediatamente a algunos modelos emblemáticos que han dejado una huella importante en la historia de la marca. Por tamaño y diseño, uno es el 33 Stradale, mientras que el otro es, obviamente, el 8C Competizione, signo de radicalización, dinamismo y agilidad.

Los asientos están hechos de material compuesto, el tablero de instrumentos presenta un diseño simple y marcado por el uso de las funciones gracias a la instrumentación digital y los botones del volante para cambiar de marcha. El habitáculo presenta un diseño inspirado en el mundo de la moto y la de los coches de carreras, reúne toda la información necesaria para orientar y controlar el coche. Los pedales, el soporte de reposapiés para el conductor y el pasajero están hechos de aluminio.

La simplicidad del diseño y los materiales también distingue el interior, todo diseñado y dirigido para vivir una máxima experiencia de conducción. En particular, destaca la fibra de carbono utilizada para la célula central, expuesta para contribuir a reforzar la singularidad y tecnología del modelo.

El Alfa Romeo 4C es un modelo compacto, de poco menos de 4 metros de largo, 2.000 mm de ancho y solo 1.180 mm de alto, con una distancia entre ejes inferior a 2,4 metros, cotas que le confieren una especial agilidad, a la vez que también alcanza los más altos niveles de eficiencia aerodinámica registrando un coeficiente de sustentación igual que los vehículos de competición, contribuyendo a ofrecer una estabilidad a altas velocidades.

El motor que se monta en el nuevo 4C es el mismo que el ofrecido en Giulietta Quadrifoglio Verde, un cuatro cilindros y 1.750 cc3 con 240 CV de potencia máxima y 350 Nm de par motor entre 2.100 y 4.000 rpm en el modo Dynamic del DNA., especificaciones que no solo permiten ofrecer el más agresivo carácter deportivo del coche, sino también optimizar el consumo de combustible, gracias a la combinación de soluciones técnicas como la inyección directa de gasolina, el variador continuo de doble fase, un turbocompresor y un revolucionario sistema de control que elimina el “turbo lag”.

Este motor está acoplado a la innovadora caja de cambios automática de doble embrague en seco Alfa TCT, que puede ser manejada desde la palanca de cambios o desde las levas de cambio situadas detrás del volante, con la que logra alcanzar los 258 km/h de velocidad punta, los solo 4,5 segundos necesarios para acelerar de 0 a 100 km/h, los 1,1 g de aceleración lateral en curva y los 1,25 g de deceleración máxima al frenar.

El nuevo 4C estrena un nuevo selector Alfa DNA con el modo “Race”, que se suma a las actuales opciones “Dynamic”, “Natural” y “All Weather”, diseñado para mejorar aún más la experiencia de conducción en la pista.

Galería Alfa Romeo 4C

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157632746882159]

Galería Alfa Romeo 4C Launch Edition

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633447049947]

El Alfa Romeo 4C, disponible desde 53.900 euros

Categoría: CoupéDeportivoNovedadesPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.