Se ofrecerán los “Standard GT” y los “Competition Sport”.

Las prestaciones de los asientos del Corvette han sido sometidos a las pruebas más rigurosas. Para ello, se han empleado protocolos muy exigentes durante el desarrollo de los nuevos asientos del Stingray.

Las diferencias entre los dos tipos de asientos, el “Standard GT” y el “Competition Sport”, que ofrece el nuevo Chevrolet Corvette, se pueden comparar con la comodidad de un buen traje hecho a medida frente a la sujeción de la ropa de compresión deportiva que llevan los deportistas de élite.

“Lo primero en nuestra lista de mejoras del interior eran los asientos, teníamos muy claro que no podíamos contentarnos con ofrecer solo estilo”, ha explicado Tadge Juechter, Ingeniero Jefe del Corvette. “Los conductores de Corvette lo utilizan para ir a trabajar, como un gran turismo e incluso para competir. Con dos opciones de asientos deportivos, los conductores pueden elegir el mejor estilo para su forma de conducir”.

Para el desarrollo del asiento “Competition Sport”, que se ofrece como opción para el Corvette, se ha utilizado la tecnología de mapa de presión digital empleada para escanear la espalda de las personas cuando están sentadas. El equipo de desarrollo del nuevo Corvette llevó la tecnología de mapa de presión al circuito de pruebas para medir de forma precisa la presión sobre la banqueta y respaldo del asiento del conductor durante maniobras a alta velocidad. En la mayoría de programas de desarrollo de vehículos, los mapas de presión solo se usan para cálculos estáticos.

Esta avanzada tecnología hace una instantánea digital de la distribución de la presión en la espalda y los glúteos de una persona sobre la superficie del asiento, creando un mapa con más de 4.600 puntos de datos por segundo. La información se transfiere a un ordenador, y este genera gráficos que ilustran cómo soporta el asiento a cada ocupante.

El nuevo Corvette ha sido el primer Chevrolet en usar un proceso nuevo para evaluar las prestaciones de los asientos, además del confort, en función de evaluaciones subjetivas de los conductores participantes en las pruebas, entre los que figuraban desde varones corpulentos hasta mujeres de complexión pequeña.

El equipo de desarrollo del Corvette empleó materiales avanzados, incluido un innovador y ligero armazón de magnesio fundido que aumenta la resistencia. La rigidez del armazón y el sólido panel trasero del asiento contribuyen a reforzar la sensación de sujeción durante la conducción de altas prestaciones.

El asiento “Competition Sport” fue probado en circuito en condiciones extremas y se modificó para proporcionar el tipo de agarre  necesario para las maniobras a alta velocidad. Se moldearon a mano refuerzos con cinta americana y espuma hasta conseguir el más alto nivel de prestaciones del asiento.

Para el nuevo asiento del Corvette, también se ha modificado el airbag lateral del asiento, pasándolo del refuerzo del asiento a un contenedor adjunto pero independiente, lo que permite diseñar un asiento más estilizado y rígido, y con mejores prestaciones de sujeción.

La máxima prioridad ha sido mejorar las características del asiento, pero también se ha optimizado el confort mediante el primer sistema doble de calefacción y refrigeración incluido en los asientos del Stingray.

“Aunque para la mayoría de conductores de Corvette las prestaciones de sujeción y confort del asiento GT son perfectas, los que lo piloten en circuitos apreciarán la sujeción extra del modelo Sport”, ha señalado Ryan Vaughan, Director de Diseño de Interiores para modelos deportivos de GM. “Los dos modelos de asientos son testimonio del enorme trabajo que les hemos dedicado. Son los mejores asientos que jamás ha tenido el Corvette.

Imagen de previsualización de YouTube

El nuevo Corvette Stingray ofrecerá dos tipos de asientos

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.