Fuerza bruta.

El Clase C Coupé es la carrocería más deportiva de la Clase C. Pero hemos probado la deportividad absoluta en esta carrocería. Es todo carácter este C 63 AMG Coupé, lo más deportivo y dinámico que podemos encontrar en la gama Clase C de Mercedes-Benz.

Video Prueba

Imagen de previsualización de YouTube

El C 63 AMG Coupé es un coupé de cuatro plazas reales y altas prestaciones, una fiera de la carretera y suficientemente capaz para llevar cómodamente a cuatro ocupantes y también marcar diferencias en un circuito.

Una vez dentro, el habitáculo nos recibe con una sensación de gran calidad y unos estupendos asientos deportivos de cuero nos hace que queramos devorar todos los kilómetros que se nos pongan por delante. La sensación de tener un coche con el que poder ir por cualquier carretera a un ritmo altísimo es lo primero que notamos a los mandos del C 63 AMG Coupé. La posición muy baja del asiento y la posición del volante, muy vertical, acentúa la sensación de estar en un verdadero deportivo.

Los asientos delanteros son sencillamente perfectos. Muy deportivos con buena sujeción lateral y muy confortables. Forrados completamente de cuero de color negro y rojo con reglajes eléctricos para los ajustes. Los reposacabezas están integrados en el respaldo, pero no quedan muy lejos de la cabeza ya que tienen la posibilidad, gracias a sus ajustes, de quedar cerca de la cabeza.

Las plazas traseras, solo están disponibles para dos ocupantes pero hay altura y anchura suficiente para los dos ocupantes, que estarán sentados en asientos deportivos e individuales. Están guarnecidos en cuero, igual que los delanteros y tienen anclajes isofix. El acceso a las plazas traseras se realiza mediante el abatimiento de los respaldos de los asientos delanteros. El mando que desenclava el respaldo es mecánico y el movimiento del asiento lo realiza un motor eléctrico que dispone de memoria.

La calidad percibida del interior es muy buena en consonancia a la filosofía y precio del coche. Abunda mucho el tapizado de cuero en todo el interior, a parte de los asientos, en el salpicadero, paneles de las puertas y plazas traseras. Los plásticos utilizados en el interior tienen una buena apariencia lujosa y tanto el tacto y los ajustes están realizados con esmero y mucho cuidado, algo que es norma habitual en los últimos productos de Mercedes-Benz.

El habitáculo no tiene demasiados huecos pero los que hay son bastante prácticos. En la consola tenemos uno delante del selector del cambio que está tapizado con goma y otro a la derecha del selector con una cortinilla retráctil de goma con un posavasos. El acompañante delantero tiene una guantera bien resuelta con la capacidad pensada para poner la documentación, el chaleco y poco más. Está iluminada y refrigerada. En las puertas encontramos unas bolsas rígidas que tienen una capacidad normal. El reposabrazos tiene un compartimento que está completamente guarnecido con una alfombrilla adherente y equipa una toma USB y otra minijack. Los pasajeros de las plazas traseras tienen pequeñas bolsas en los paneles laterales y un hueco con una cortinilla retráctil que aloja dos posavasos.

El maletero tiene una capacidad de 450 litros, que está muy bien para una carrocería coupé, además podemos ampliar su capacidad abatiendo el respaldo de los asientos traseros en proporción 60:40. Los asientos se abaten mediante unos tiradores mecánicos situados en la parte superior del interior del maletero. Las formas del maletero son regulares, es ancho, largo y aprovechable, pero la boca de carga sigue siendo un poco estrecha. El fondo, los laterales y el portón del maletero están guarnecidos en una moqueta exactamente igual que en el interior del vehículo con un tacto muy agradable. Debajo del piso está la rueda de repuesto y las herramientas, así como argollas para poder sujetar carga y zonas de chapa donde podemos guardar bastantes objetos. En el lateral izquierdo del maletero hay una red que permite sujetar diversos objetos como los triángulos de emergencia y también tenemos el botiquín.

Los mandos, indicadores y testigos del vehículo tienen un tacto y disposición muy buenos. Este coche sigue teniendo el freno de mano mecánico típico de Mercedes-Benz, de pedal y tirador. Los mandos del puesto de conducción están bien dispuestos, justo a mano. Mención especial tiene el mando del navegador, que está en la consola y queda muy a mano. La iluminación del habitáculo es buena, con plafones en el techo con LEDs y en los pies de las plazas delanteras.

El mando para el menú del sistema de infotainment es sencillo e intuitivo. Es un mando giratorio con dos botones auxiliares para el retroceso y el acceso directo al menú principal. Los mandos satélites dispuestos delante del volante son muy buenos por tacto y funcionamiento. Por disposición, hay que acostumbrarse a la colocación del mando del indicador de dirección, ya que queda más bajo de lo habitual, pero su aprendizaje es rápido. Los mandos de la consola para el equipo de sonido, teclado de teléfono y climatizador son los habituales que Mercedes-Benz usa desde hace años y que tan bien funcionan.

El volante está forrado en cuero negro y tiene un tacto muy agradable y un diámetro y grosor perfectos. Tiene regulación en altura y profundidad, ambos bastante amplios. Dispone de botones para el control del sistema de audio, el teléfono, el ordenador de a bordo y levas para el cambio de marcha del cambio automático que giran solidariamente con el volante. Los botones no sobresalen en absoluto, lo que facilita el no tocar accidentalmente algún botón en maniobras de giro.

La consola contiene la pantalla en color del navegador, del climatizador, los mandos del equipo multimedia, del teléfono y del navegador. El equipo de sonido es muy bueno. Da una calidad de sonido de gran nivel. Gestiona bien tanto discos CD con MP3/WMA/CD Audio, memorias USB mediante un conector que está en el reposabrazos, y también lo pone en carga. Tenemos en el reposabrazos un conector minijack. También tiene Bluetooth para el teléfono y perfil de Audio Streaming A2DP. El climatizador funciona muy bien, alcanza la temperatura deseada con extremada rapidez y la mantiene fácilmente. Es muy silencioso, si no el que más, de los tres más silenciosos que hemos probado.

El alumbrado del vehículo es muy completo y los faros delanteros en su función de cruce y carretera alumbran muy bien. El C63 AMG Coupé tiene sensor crepuscular. Tiene luces de descarga de gas xenón para las funciones de cruce y carretera demás del sistema AFS. Para las luces de circulación diurna, posición e indicadores de dirección laterales usa LEDs. Para los indicadores de dirección delanteros se usan bombillas halógenas. Los faros traseros usan LEDs para la función de posición, matrícula, pare e indicadores de dirección. Usa bombillas halógenas para las funciones de luz antiniebla trasera y marcha atrás.

Detrás del climatizador tenemos el selector del cambio, automático de 7 velocidades. La caja es de engranajes epicicloidales con embrague multidisco. Es una caja bastante rápida. El mando tiene un tacto que recuerda a los selectores que Mercedes-Benz usaba antaño, con una guía muy marcada en los escalonamientos. En el comportamiento dinámico es donde nos encontramos con la esencia de este vehículo. Es para lo que ha sido fabricado y se nota desde que empiezas a acelerar ese motor V8. Es un bloque de ocho cilindros en V con una cilindrada de 6.208 cc. Tiene una potencia máxima de 457 CV a 6.800 rpm y un par motor máximo de 600 Nm a 5.000 rpm. Usa gasolina de 98 octanos.

Dinámicamente, el C63 AMG Coupé es un coche muy rápido y efectivo en todo tipo de vías. Para llevar al límite a su chasis y suspensiones, hay que tener manos rápidas ya que su dirección hidráulica variable es mucho más directa y comunicativa y, por lo tanto, más divertida que una dirección normal. El vehículo de pruebas montaba unas llantas de 18 pulgadas con neumáticos Continental ContiSportContact de medidas 235/40 R18 en el eje delantero y 255/35 R18 en el trasero que han demostrado un excelente comportamiento, con un gran agarre en seco. No hemos podido probarlo en mojado.

El paquete dinámico avanzado nos da mayor control y si queremos ir más rápido no tenemos más que pulsar el botón “Sport”, y es cuando notaremos claramente que la suspensión se vuelve mucho más rígida que contiene perfectamente las oscilaciones de la carrocería. Pero no se convierte en un coche incómodo con el paso de los kilómetros. Este coche es la demostración clara que podemos tener un coche muy rápido y eficaz sin tener que hacer concesiones al confort.

El sistema de frenos está compuesto por discos ventilados y perforados en ambos ejes. Las pinzas van pintadas en gris y están firmadas por AMG. La potencia de frenado está a la altura de las prestaciones del C63 AMG Coupé, además la potencia de frenado es fácilmente dosificable gracias a un tacto perfecto del pedal de freno.

Como conclusión he de decir que probando estos coches especiales, las carreteras se nos hacen realmente cortas, siempre queremos más y nos atrevemos con cualquier tipo de vía, es capaz de ir bien por todas. Lo que realmente le debería importar al comprador de este coche no es el precio, porque es un Mercedes-Benz, sino lo mucho que se va a divertir conduciendo una máquina casi perfecta.

Características Técnicas

MOTOR
Tipo motorDelantero longitudinal en V
DistribuciónDos árboles de levas. Doble culata
Número de cilindros8
Válvulas por cilindro4
Cilindrada6.208 cc
Potencia máxima457 CV (336 Kw) a 6.800 rpm
Par motor máximo600 Nm / 5.000 rpm
Diámetro x Carrera102,2 mm x 94,6 mm
Caja de cambiosAutomática de convertidor de par y 7 velocidades
TracciónTrasera
CHASIS
Suspensión delanteraMcPherson con barra estabilizadora
Suspensión traseraMultibrazo con barra estabilizadora
Frenos delanterosDiscos ventilados
Frenos traserosDiscos ventilados
Neumáticos delanteros235/40 R18
Neumáticos traseros255/35 R18
Llantas18″
Tipo de direcciónDirección asistida hidráulica
Diametro de giro11,1 metros
MASAS y DIMENSIONES
Largo4.707 mm
Ancho1.997 mm con retrovisores
Alto1.391 mm
Distancia entre ejes2.765 mm
Peso en vacío1.730 kg
Número de plazas4
Capacidad del maletero450 litros
Depósito de combustible70 litros
PRESTACIONES
Velocidad máxima250 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h4,5 segundos
Consumo urbano18,1 litros/100 km
Consumo extraurbano8,5 litros/100 km
Consumo medio12,0 litros/100 km
Emisiones de CO2280 gramos por km
Normativa de emisionesEuro 5
CombustibleGasolina 98 octanos

Galería exterior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157637569956694]

Galería interior

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157637570401003]

Prueba: Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé

Categoría: CoupéDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.