¿La nueva referencia entre las ruteras naked?

Cuando se presentó la S 1000 RR en el año 2009, empezó una nueva era en BMW motorrad y también en el sector. Ahora la marca bávara quiere volver a repetir con la nueva naked de altas prestaciones.

Ahora, con la S 1000 R, BMW Motorrad ofrece una moto lógica destinada a los clientes que prefieren el segmento de las roadster deportivas. La BMW S 1000 R se posiciona en el segmento de las motos ruteras más dinámicas, gracias a su motor de 160 CV y a su peso de tan sólo 207 kilogramos, así como a sus sistemas Race ABS y ASC, además de los dos modos de conducción incluidos de serie. La moto brilla por su excelente maniobrabilidad, su extraordinario dinamismo y por las emociones que despierta al conducirla.

Básicamente, el motor de cuatro cilindros en línea de la nueva BMW S 1000 R comparte muchas características con el propulsor de la superdeportiva S 1000 RR. Para su utilización en la S 1000 R, este motor ha sido optimizado específicamente para cumplir las exigencias que se plantean en una roadster. Tiene una potencia de 160 CV (118 kW) a 11.000 rpm y su par máximo de 112 Nm se entrega a 9.250 vueltas.

Se ha logrado aumentar el par motor para mejorar la capacidad de recuperación y aceleración al conducir rápidamente por carreteras reviradas. En comparación con la S 1000 RR, una moto concebida para rendir al máximo en circuitos de carreras, el par motor de la S 1000 R es 10 Nm superior hasta  las 7.500 vueltas.

El sistema de escape de acero inoxidable de alta calidad, con mariposa acústica de peso optimizado, permite cumplir las normativas de ruidos y emisiones  más estrictas. Aun así, logra aprovechar al máximo la potencia del motor y, además, permite el uso de silencioso final de pequeño tamaño, de diseño especialmente atractivo.

La nueva S 1000 R incluye de serie el sistema de activación de dos modos de conducción y, además, el sistema de control automático de tracción ASC , para que la moto se adapte a las exigencias específicas del conductor, según las condiciones. Con los dos modos de conducción «Rain» y «Road», incluidos de serie. Con el modo «Road» activo, los sistemas Race-ABS y ASC están ajustados para rodar sobre asfalto seco y se garantiza una respuesta óptima del acelerador.

Con el modo «Rain», la moto se adapta a calzadas con menor adherencia, especialmente con lluvia. En este caso, la respuesta del acelerador es más suave, y los sistemas Race-ABS y ASC intervienen antes, tal como lo exigen las circunstancias. En este modo de conducción, la potencia se reduce a 100 kW/136 CV a 9.500 rpm, y el par motor se limita a 104 Nm a 9.000 vueltas.

Con el equipamiento opcional de modo de conducción «Pro» se amplía el equipamiento de serie con los modos «Dynamic» y «Dynamic Pro». Los dos modos «Pro» están incluidos con la  opción DTC (control dinámico de la tracción), así como con el paquete opcional «Sport». En estos casos, el sistema ASC de serie se sustituye por el sistema DTC provisto de sensor de ángulo de inclinación.

El modo «Dynamic» ha sido concebido para conducción deportiva sobre asfalto seco. El motor responde directamente a los movimientos del puño del acelerador, y el sistema antibloqueo Race-ABS reacciona más tarde. Además, se anula la detección de elevación de la rueda posterior y el sistema de  control dinámico de tracción también reacciona más tarde, permitiendo un estilo de conducción más dinámico.

Si se activa el modo «Dynamic Pro» (para lo que debe utilizarse una llave enchufable codificada), la S 1000 R tiene un reglaje óptimo para una conducción aún más deportiva sobre asfalto seco. En ese caso, el sistema antibloqueo Race-ABS funciona sin detección de la elevación de la rueda posterior y no interviene cuando se activa el freno trasero. En estas condiciones, un piloto experimentado puede entrar en las curvas derrapando con su S 1000 R. La regulación del sistema DTC se adapta en este caso a un estilo de conducción francamente deportivo, en condiciones de mucha adherencia. El sistema de detección de elevación de la rueda delantera  admite que el piloto haga caballitos, aunque él mismo debe controlarlos.

Al igual que en el caso de la RR, el guiado de la rueda delantera está a cargo de una horquilla invertida, con tubos de diámetro de 46 mm. Al igual que detrás, el recorrido total de la suspensión delantera es de 120 mm, de los que 70 mm son de recorrido positivo y 50 mm de recorrido negativo. El recorrido total de la suspensión posterior es de 120 mm, de los que 80 mm son de recorrido positivo y 40 mm de recorrido negativo.

La suspensión DDC busca fundamentalmente una amortiguación que garantice un contacto completo entre los neumáticos y el asfalto, inspirando la confianza necesaria especialmente al conducir por carreteras normales, ya estén en buenas o malas condiciones. En el modo «Dynamic», la amortiguación tiene una dureza normal, mientras que en el modo «Dynamic Pro», el reglaje del sistema DDC corresponde a criterios de máximas prestaciones para un estilo de  conducción muy deportivo tanto en carretera como en pista. El neumático delantero es de 120/70 ZR 17, y el posterior es de 190/55 ZR 17.

El freno delantero es un freno de doble disco con dos mordazas fijas de cuatro pistones, montadas radialmente, con discos flotantes de acero de 320 milímetros de diámetro y 5 milímetros de grosor. Los cables del sistema de frenos están recubiertos de un tejido de acero, por lo que no ceden a la presión y transmiten óptimamente la fuerza que el piloto aplica en la maneta del freno. El freno trasero de accionamiento hidráulico es monodisco, con mordaza flotante de un pistón.

El tablero de instrumentos de la S 1000 R incluye una serie de funciones que por su variedad son únicas en este segmento. Por ejemplo, el conductor puede activar el modo de circuito del display. De esta manera recibe informaciones sobre el tiempo que hizo en su última vuelta, en su mejor vuelta o en las últimas vueltas. El sistema también permite analizar zonas de aceleración y de frenado, así como los cambios de marcha correspondientes a cada vuelta. En combinación con el accesorio especial HP Laptimer con luz infrarroja, el conductor recibe mediciones de tiempo muy precisas que puede analizar posteriormente. El indicador de cambio de marchas («shift light») admite la regulación de la luminosidad, la frecuencia entre 4 y 8 Hz, así como las revoluciones para su activación, entre 7.000 y 12.000 rpm.

El ancho manillar tubular cónico de aluminio con mordazas forjadas, garantiza una postura relajada del cuerpo. La nueva posición de los estribos permite asumir una postura deportiva pero, al mismo tiempo, cómoda. De esta manera, al conducir de forma deportiva la S 1000 R por carreteras reviradas, el piloto asume una postura recogida y dinámica, que no deja de ser confortable si se realizan viajes largos.

El carácter dinámico y deportivo de la nueva S 1000 R también se pone de manifiesto en los tres colores disponibles. La S 1000 R puede adquirirse en tres variantes cromáticas: rojo Racing, azul Hielo metalizado y blanco Luminoso.

 

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157637349596066]

Nuestros videos

BMW S 1000 R

Categoría: MotosPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.