El lujo y la suntuosidad más exclusivos llega desde Oriente al Phantom Coupé.

Con el talento de los mejores diseñadores de automóviles del mundo y artesanos a disposición de los clientes, la inspiración para un Rolls-Royce Bespoke puede llegar a cualquier lugar.

La imaginación de Mohamed El-Arishy, gerente de Rolls-Royce Cars en Dubai, se despertó mientras cenaba en su lujoso hotel de Goodwood, adyacente a la sede de Rolls-Royce. Las fotografías de los grandes del mundo del motor que negocian el histórico circuito de Goodwood atrajeron su atención.

Entonces, se le ocurrió hacer una consulta al equipo de diseño a medida de Rolls-Royce: «Quería crear un automóvil que pudiera capturar la atmósfera única y la historia del Circuito de Goodwood. El inicio de la conexión de Rolls-Royce con un centro tan importante del patrimonio automovilismo británico es algo que fascina a mis clientes», dijo Mohammed El- Arishy. «La experiencia de trabajar con diseñadores de clase mundial de Rolls-Royce era una oportunidad perfecta para crear el Rolls-Royce Bespoke Chicane Phantom y, sobre todo, estimulante, porque la creatividad, la visión, habilidad y atención a los detalles empleados en la elaboración de estos vehículos es sin igual en el mundo de súper lujo».

El resultado ha sido el Chicane Phantom Coupé, un coupé de gran lujo que incorpora detalles de diseño y materiales que evocan la rica historia del deporte del motor de la marca de Goodwood, en el que la decoración tradicional en madera acabado deja paso a la fibra de carbono, en alusión a los materiales utilizados en las modernas máquinas de competición.

Este tema tan contemporáneo también se extiende hasta el exterior del coche, con el capó y el parabrisas envolvente terminados en un negro mate, que complementa perfectamente a la pintura exterior Gunmetal. Las llantas de colores coinciden con la meta principal de la pintura exterior.

Los detalles artesanales son toda alusión a los antiguos coches carreras de motor como el adorno de la bandera a cuadros en las costuras de los asientos, un detalle que se hizo eco en el exterior con el «Coachline Bespoke». El elegante homenaje se completa con una placa de metal que expresa el nombre del coche y el famoso trazado de la pista de Goodwood situada discretamente en la guantera.

Esta no es la primera vez que una chispa inesperada de inspiración de un cliente ha servido a Rolls-Royce para satisfacer un deseo, ya que en anteriores ocasiones los diseñadores de la marca han incluido un color de pintura exterior perfectamente adaptado a una sombra de ojos favorita y una chapa de madera procedente de un árbol en la propiedad de un cliente.

«A menudo, los clientes nos llegan con un trabajo especial, con el diseño temático de coches en torno a una particular pasión o interés. El cliente lleva el proceso creativo, trabajando en colaboración con nosotros para crear una obra de arte muy personal, de una sola vez. Como diseñadores a medida, tenemos una gran satisfacción para convertir estos sueños en realidad», dice Gavin Hartley, Gerente de diseño a medida de Rolls-Royce.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157637132684704]

Nuestros videos

Rolls-Royce Bespoke Chicane Phantom Coupé

Categoría: CoupéNovedadesPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.