El fabricante alemán cambia de parecer y confirma el que será el primer sedán de la gama.

Ahora sí, esta vez el máximo responsable de BMW ha confirmado la producción del Serie 1 Berlina, previsto para su debut mundial en 2016. Será de tracción delantera, o total opcional y usará la nueva plataforma UKL, con una posible versión híbrida.

Idas y venidas. Así es la industria del automóvil y, más especialmente, en lo que se refiere a lanzamientos de nuevos modelos, unas veces confirmados, retrasados o cancelados. Y este ha sido el caso y la historia del BMW Serie 1 Sedán.

A comienzos del verano de 2012, Audi confirmó el A3 Sedán y Mercedes-Benz estaba a punto de lanzar el CLA. Entonces, BMW ya trabajaba en un Serie 1 Sedán, tras fallar el intento con la primera generación del Serie 1 cuando un estudio de mercado sobre una variante de tres volúmenes para el segmento premium y contando con prototipos de ensayos, se canceló una luz verde de producción que, prácticamente, estaba confirmada.

Pero, en ese julio de 2012, los responsables de la marca alemana veían cómo sus rivales más inmediatos estaban a punto de lanzar un modelo de tres volúmenes compacto y, sobre la mesa también estaba el continuo crecimiento en las dimensiones del Serie 3, lo que dejaba un importante hueco por debajo que podía ser ocupado y existían clientes potenciales que comprarían un sedán compacto premium, lo que era una oportunidad única para la marca.

Así las cosas, BMW seguía sin verlo claro, más que nada porque también habrá una versión de similares características, el Serie 2 Gran Coupé, aunque éste solo se ofrecerá con tracción trasera, o total xDrive, y mecánicas de seis cilindros en línea, construido con la plataforma de propulsión L2. El Serie 1 Sedán se diferenciará del Serie 2 Gran Coupé en que contará solo con mecánicas de gasolina y diésel de cuatro cilindros y una versión ActiveHybrid y, aunque no confirmado todavía, una posible versión totalmente eléctrica que, de llegar, lo haría bajo la denominación BMW E1.

Según estos planes iniciales, se comercializaría en Estados Unidos en el segundo semestre de 2015 y en Europa desde comienzos de ese año o, antes, desde finales de 2014 y adelantando la nueva imagen de marca que mostrará la renovación parcial del Serie 1.

El pasado mes de junio, de nuevo la marca alemana volvió a cancelarlo, a pesar de contar con estudios de mercado que avalaban la “necesidad” de contar con esta versión y de que mercados como América del Norte o China serían grandes clientes del modelo, ya que BMW estimaba que no era suficiente para invertir tiempo y dinero en la producción de este modelo, además de que afirmaba que las cifras de ventas de este modelo podrían ser muy bajas o repercutir directamente sobre la Serie 3, el verdadero pilar de ventas de BMW y que, ni de lejos, pretenden que las cifras de este modelo decaigan.

Además, un estudio interno realizado sobre los clientes de la marca puso de manifiesto que éstos no necesitan un tres volúmenes más compacto que el Serie 3 que, a diferencia con otros fabricantes, los clientes sí han demandado un sedán más económico y pequeño. Además, según el fabricante de Múnich, las diferencias de precio existentes entre estos modelos y los A4 y Clase C no son muy significativas, por lo que por poco dinero más, se tiene más espacio interior o más potencia del motor, algo que los clientes prefieren a renunciar a espacio y contar con mucho más equipamiento.

Si estos motivos no eran suficientes, BMW apuntó al Serie 3 diciendo que este modelo no había crecido lo suficiente como para dejar un hueco importante en el acceso a la gama y, por tanto, no había necesidad de ocuparlo y, para terminar, completó la lista de justificaciones diciendo que el futuro Serie 2 Gran Coupé sí era la alternativa perfecta al Serie 1 Sedán, que sería más clásico y no tan deportivo como el Mercedes-Benz CLA.

Pero, ahora ha vuelto a cambiar de opinión y Norbert Reithofer, Jefe de BMW, ha dado el pistoletazo de salida para el nuevo Serie 1 Sedán. Incluso ha variado el tradicionaal código interno del proyecto, dejando a un lado el “Fxx” y cambiándolo por el de NES (New Entry Sedan). Técnica y mecánicamente sí habrá diferencias con los actuales Serie 1 Sportstourer y Sportshatch, porque será un modelo de tracción delantera, y total xDrive opcional, y no de tracción trasera como los compactos de 3 y 5 puertas y la gama Serie 2, por lo que tampoco usará la plataforma L2, sino que será la nueva UKL, la misma que los nuevos MINI y los Serie 1 Gran Tourer.

Así, el futuro BMW Serie 1 Berlina llegará en 2016 al mercado europeo y un año después al mercado americano y chino, poco antes de que se estrene la tercera generación del compacto. Estará equipado con motores de tres y cuatro cilindros en línea para gasolina y diésel TwinPower Turbo y una versión ActiveHybrid1.

Nota: Ilustración de Theophilus Chin e informaciones de Revistadelmotor.es

BMW confirma que lanzará el Serie 1 Sedán en 2016

Categoría: ActualidadBerlina mediaPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.