Acudimos a la presentación del nuevo Serie 4 Coupé.

BMW ha presentado al sustituto del Serie 3 Coupé, que abandona la denominación comercial de la berlina para convertirse en un modelo diferenciado con motores entre 184 y 313 CV, incorporando nuevas tecnologías. Está disponible a partir de 41.900 euros.

Hemos tenido la oportunidad de probar en las pistas de ensayos del INTA el nuevo BMW Serie 4, un modelo que estará a la venta a partir del 5 de octubre de 2013.

El nuevo BMW Serie 4 Coupé marca el comienzo de una nueva era para los coupés de BMW. Sustituye al Serie 3 Coupé y es la última generación del deportivo de tamaño medio de BMW.

El número “4” en su nomenclatura comercial adelanta la nueva línea de productos para el Coupé y se configura como un vehículo separado de la Serie 3, con el ADN de la gama de deportivos del fabricante, en línea con los Serie 6 y Serie 8.

El nuevo BMW Serie 4 Coupé es visiblemente mayor en anchura y en distancia entre ejes que el anterior BMW Serie 3 Coupé, y cuenta con una silueta alargada más baja. El frontal presenta los rasgos característicos del diseño de BMW, como la parrilla de doble riñón, los cuatro faros redondos y una gran toma de aire en el faldón delantero, similar al BMW Serie 3 Berlina, aunque con respecto a éste, cuenta con nuevos elementos como son las branquias colocadas por detrás de los pasos de ruedas delanteros para reducir la resistencia, vistos también en el Serie 3 GT y que mejoran la aerodinámica y la refrigeración de los frenos.

Las proporciones del nuevo BMW Serie 4 Coupé difieren de las del BMW Serie 3 Coupé. Mide 4.638 mm de longitud, la distancia entre ejes es de 2.810 mm (+ 50 mm), la altura es más baja con 1.362 mm (-16 mm) y la anchura es de 1.825 mm (+43 mm). Los pasos de rueda traseros marcan el punto más ancho del coche. Como resultado, la vía delantera mide 1.545 mm (+ 45 mm) y la vía trasera es de 1.593 mm (+80 mm).

Por debajo de la línea de los faros, el BMW Serie 4 Coupé cuenta con una gran entrada de aire en el faldón delantero. En los bordes de los extremos izquierdo y derecho de las tomas de aire, se han dispuesto unas pequeñas aberturas verticales adicionales del sistema Air Curtain. Estos respiraderos mejoran el flujo de aire alrededor de la parte exterior de las ruedas delanteras y contribuyen a reducir el consumo de combustible a velocidades más altas y mejoran la refrigeración de los frenos delanteros.

El interior del BMW Serie 4 Coupé incorpora un estilo más deportivo y también más exclusivo. El diseño del salpicadero es idéntico al del BMW Serie 3 Berlina, configurado con todos los controles centrales de conducción dispuestos ergonómicamente en torno al conductor, que proporciona un fácil acceso a todas las funciones. Destacan los cinturones de seguridad automáticos que mediante un dispositivo retráctil nos acerca el cinturón. Es un mecanismo muy flexible con el que hay que tener un poco de cuidado.

El Serie 4 Coupé es un vehículo de 2+2 plazas. El respaldo del asiento trasero se puede plegar en segmentos 40:20:40. Al abatir el segmento central, se crea una gran boca de carga con capacidad para varios pares de esquís o tablas de snowboard y permite utilizar las plazas laterales. El maletero puede abrirse a distancia utilizando la función de acceso de confort inteligente opcional, con un ligero movimiento del pie debajo del centro del paragolpes trasero.

Los acabados Sport y Luxury, así como M Sport son las opciones de personalización, con combinaciones de materiales de calidad y colores exclusivos, tanto para el exterior como para el interior del vehículo. Existen además un completo pack de opciones con M Performance creados específicamente para este modelo.

El nuevo BMW Serie 4 Coupé sigue la distribución de pesos 50:50, con un bajo centro de gravedad de 500 mm, el más bajo de todos los modelos de la marca. La construcción del chasis se basa en el del último BMW Serie 3 Berlina que se ha adaptado específicamente para el nuevo Coupé. Los ingenieros de chasis han logrado mejorar aún más la agilidad y la precisión que ofrece el chasis, gracias a la modificación y ajuste de variables como el ángulo de caída y el centro de balanceo.

El eje delantero es totalmente nuevo y el eje trasero se convierte en un componente clave en las características de conducción del nuevo modelo de BMW dotándole de mayor precisión en el guiado. Pero eso no significa que la comodidad se haya pasado por alto, porque es muy deportivo, pero también muy cómodo. El resultado es una estabilidad direccional en cualquier situación de conducción muy alta, como hemos podido comprobar en la pista del INTA. La nueva aerodinámica alrededor de la suspensión trasera también contribuye a la precisión en la conducción.

Una característica estándar del nuevo BMW Serie 4 Coupé es el sistema de dirección Servotronic que proporciona una ayuda sensible a la velocidad, aunque también puede ser equipado con dirección deportiva variable como parte del equipamiento opcional. Esta proporciona una relación de dirección “más rápida” que a su vez varía en función de la cantidad de dirección aplicada por el conductor y la velocidad.

Está equipado con frenos de pinza fija y los discos de freno de gran tamaño autoventilados. Las pinzas de los frenos delanteros son de aluminio. Los frenos también destacan por su alta tolerancia al calor y un rendimiento excelente en frenado sobre seco y mojado. Un indicador de desgaste de las pastillas de freno y la función de secado de frenos son de serie en todos los modelos.

El nuevo BMW Serie 4 Coupé es hasta 45 kg menos pesado que su predecesor, en función del motor y el equipo especificado, a pesar de haber crecido de manera significativa en términos de dimensiones. Destacan sus cualidades aerodinámicas con un cd (coeficiente de arrastre) de sólo 0,28. Los cambios en el faldón delantero y la parte trasera del coche han conseguido un coeficiente aerodinámico que coincide con las cifras del actual BMW M3 Coupé.

El nuevo BMW Serie 4 Coupé también ofrece a los conductores la posibilidad de cambiar entre los ajustes “SPORT”, “ECO” o “COMFORT”, según la preferencia. Con el interruptor de reglaje personalizado con modo ECO PRO en la consola central, el conductor puede seleccionar entre “ECO PRO”, “COMFORT”, “SPORT” y “SPORT +”. Cada una de estas selecciones activará los diferentes ajustes de los componentes del tren motriz y suspensión.

El nuevo BMW Serie 4 Coupé monta motores delanteros longitudinales. En el momento del lanzamiento, los tres motores disponibles son un seis cilindros en línea para el BMW 435i Coupé y dos motores de cuatro cilindros para el BMW 428i Coupé y el diesel 420d. En noviembre llegarán el resto de motores de gasolina y diésel, así como la tracción xDrive para esos nuevos motores.

El nuevo BMW 435i Coupé cuenta con una potencia máxima de 306 CV entre 5.800 y 6.000 rpm. El par motor máximo es de 400 Nm, se genera a 1.200 rpm y se mantiene hasta 5.000 rpm. El BMW 435i Coupé acelera de 0 a 100 km/h en sólo 5,3 segundos con la transmisión manual de 6 velocidades, y en sólo 5 segundos con la transmisión automática de 8 velocidades, ambos con una velocidad punta limitada electrónicamente de 250 km/h, cuando está equipado con neumáticos de alto rendimiento.

El cuatro cilindros del BMW 428i Coupé proporciona una potencia máxima de 245 CV entre 5.000 rpm y 6.500 rpm y un par motor máximo de 345 Nm, entre 1.250 y 4.800 rpm. Esto permite que el 428i acelere de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y disponga de una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h.

El 420d se presenta con una potencia máxima de 135 kW/184 CV a 4.000 rpm y, también, a su par motor máximo de 380 Nm entre las 1.750 y 2.750 vueltas, el nuevo BMW 420d Coupé permite una conducción sumamente dinámica. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y puede alcanzar una velocidad punta de 240 km/h. Considerando su consumo promedio de entre 4,7 y 4,8 litros y valores de CO2 entre 124 y 127 gramos según los neumáticos que lleve.

La transmisión de serie es manual de 6 velocidades, que no está disponible para el 428i xDrive. La transmisión automática de 8 velocidades es equipamiento opcional y permite cambiar de marcha con las levas del volante pudiendo elegir entre los modos “Normal” y “Sport” utilizando la palanca de cambios o el interruptor de reglaje personalizado.

Como alternativa a la tracción trasera, el BMW 435i Coupé y el BMW 428i Coupé también se pueden pedir con el sistema de tracción total inteligente xDrive, especialmente puesta a punto para reducir el sobreviraje o subviraje en curvas, especialmente al salir acelerando a fondo.

El nuevo BMW Serie 4 Coupé viene, de serie, con la función Auto Start Stop. Otra característica de serie es el “Brake Energy Regeneration”, que asegura que la energía necesaria para el sistema eléctrico del vehículo se genere durante el frenado y la inercia. El modo “ECO PRO” es eficaz para mantener un estilo de conducción eficiente y económica. El consumo medio de combustible puede reducirse hasta en un 20% en el modo “ECO PRO”.

El BMW Serie 4 Coupé está disponible con la opción de faros completos de LED, que proporcionan mayor seguridad al conducir de noche. El asistente de luz de carretera opcional, en combinación con los faros completos de LED, asegura una visibilidad óptima en todo momento sin tener que cambiar manualmente entre las de cruce y de carretera, adaptándose a la situación del tráfico en los dos sentidos de circulación.

Impresiones de conducción con el Serie 4 Coupé 428i.

Hemos probado el Serie 4 Coupé Luxury 428i. El vehículo de pruebas montaba unos Pirelli Cinturato P7 en medidas 225/45/R18 que son correctas en uso normal pero que a ritmo alto desfallecen rápidamente. Es cierto que mucha gente no va a ir al ritmo al que hemos ido nosotros, pero en un coche con 245 CV lo que menos apetece es ir a ritmo de ahorro, y más si es un coche como este Serie 4 Coupé, con un comportamiento excelente, muy por encima de la capacidad de los neumáticos.

Dinámicamente, es un coche con un nivel altísimo y sensaciones muy deportivas. Este motor de 245 CV hace que no nos acordemos del 435i. De hecho, mi compañero de pruebas y yo pensábamos que era un 435i por cómo empujaba y cómo sonaba. Una maravilla. En esta versión la suspensión de serie es más confortable que deportiva, pero no hemos echado de menos un punto más de dureza, a pesar que lo llevamos a un ritmo bastante alto. BMW parece haber dado con la clave en un chasis espectacular, que ya lo era en el BMW Serie 3 Berlina y que se confirma en este Serie 4 Coupé. Sigue siendo sorprendente cómo han conjugado confort, deportividad y aislamiento acústico.

Otro detalle destacable es el tacto de la dirección. Nuestra unidad llevaba la dirección de serie. Me ha gustado mucho, tanto que preguntamos a los responsables de BMW si era la dirección opcional. Es tan buena que no sé si merece la pena montar la opcional. Tiene que ser mucho mejor que la de serie para que pensemos en montarla. Y es difícil que lo sea. Es muy comunicativa, muy rápida y nos parece más que suficiente. Sorprende cómo el Serie 4 mantiene la trayectoria con suma facilidad aunque el piso no esté en perfecto estado, con mucha suciedad y baches. Y es muy estable a alta velocidad, como hemos podido comprobar en el anillo del INTA rozando los 200 km/h.

Los precios de lanzamiento de la gama Serie 4 son los siguientes:

BMW 420d – 41.900 euros.
BMW 428i – 43.900 euros.
BMW 428i xDrive – 46.500 euros.
BMW 435i – 55.200 euros.
BMW 435i xDrive – 57.800 euros.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157634131410226]

Contacto: BMW Serie 4 Coupé

Categoría: CoupéPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.