Tres años de desarrollo para superar a sus rivales a base de alta tecnología.

El grupo motor Energy F1-2014, que ha sido revelado en el salón de Le Bourget el pasado mes de junio, representa el salto tecnológico que se realizará en la Fórmula 1 a partir de la próxima temporada con la llegada de los motores turbo.

El V6 1.6L turbo de inyección directa está asociado a unos sistemas de recuperación y restitución de energía muy sofisticados y suministrará más potencia que los V8 actuales, con un tercio menos de consumo. Renault es podrá sacar partido de los avances en competición para llegar aún más lejos en el campo del ahorro de carburante.

Iniciada en 1977, la aventura de Renault en Fórmula 1 podría resumirse a una avalancha de récords. Por sólo mencionar algunas cifras, destacaremos los 11 títulos de los constructores, 10 títulos de pilotos, las 155 victorias o las 205 poles positions. Del V6 turbo de los inicios al V8 que aún se utiliza esta temporada, pasando por la serie de los V10 de los años 90, el compromiso de Renault siempre se ha caracterizado por la innovación tecnológica.

Si bien la definición de los V8 actuales se congeló reglamentariamente en el GP de Japón 2006, el personal de Viry-Châtillon nunca dejó de trabajar para optimizar esta mecánica que suministra más de 700 CV. Fiabilidad, consumo, facilidad de utilización para los pilotos o procedimientos de explotación de los equipos, tal y como lo atestiguan los tres títulos consecutivos de Red Bull Racing y Sebastian Vettel.

Al mismo tiempo, a partir de julio de 2011 Renault Sport F1 iniciaba los estudios para el motor de 2014. Después de ensayos en un monocilindro y más adelante en un V6 completo, los sistemas de recuperación de energía fueron probados en febrero de 2013. El primer grupo motopropulsor con configuración de carrera empezó a girar en el banco de pruebas en junio, pocos días antes de su presentación oficial en el Salón aeronáutico de Le Bourget. El desarrollo del motor Energy F1-2014 se intensifica ahora en vista de su implantación en los monoplazas a principios del año 2014.

A partir de 2014, la reglamentación de la Fórmula 1 marcará una de las mayores rupturas de la historia en esta disciplina. Renault es el primer constructor en desvelar su motor. El Renault Energy F1-2014 es mucho más que un motor y consta de varios sistemas, que son:

– Un V6 turbo de inyección directa de 1.6L de cilindrada cuya potencia se acerca a los 600 CV.

– Un recuperador de energía cinética (MGU-K), que funciona como un generador en fase de frenado para ralentizar el coche y convertir la energía en electricidad, y que ofrece 160 CV adicionales cuando se le pide aceleración,

– Un recuperador de energía (MGU-H), que aprovecha la energía de los gases de escape desde el turbo para alimentar el MGU-K o las baterías o para relanzar el turbo y minimizar los tiempos de respuesta.

Obviamente, todos estos dispositivos están controlados por un sistema electrónico complejo destinado a optimizar en todo momento el consumo de carburante. El motor, que suministra una potencia similar al V8 actual, sólo podrá utilizar 100 kg de gasolina por carrera, lo que supone una reducción del 35% respecto al actual motor.

 

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157635501038461]

Renault presenta el nuevo Power Unit Energy F1 2014

Categoría: CompeticiónPortadaTécnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.