El 458 Italia más radical.

Monta el motor V8 atmosférico más potente del mundo, con 605 CV de potencia máxima. Debutará en el Salón de Frankfurt, en septiembre, con una nueva aerodinámica probada para los futuros modelos de la marca.

Ferrari presentará el nuevo 458 Speciale en el Salón de Frankfurt 2013, que abre sus puertas el próximo 10 de septiembre.

Según la marca italiana, es el último fruto de su filosofía, una combinación de innovación e investigación tecnológica con la que puede presumir de una potencia, una aerodinámica y unos sistemas de dinámica que convierten a un vehículo ya excepcional como el 458 Italia en un coche realmente digno del sobrenombre “Speciale”.

El resultado es un  vehículo completamente nuevo, aerodinámico y deportivo que combina un carácter innovador con una total ausencia de concesiones y en el que podemos ver algo que nos recuerda al pasado más reciente de la marca, un vehículo con motor V8 central que ha sido radicalizado. Exactamente igual que los 360 Challenge Stradale y 430 Scuderia, un compendio de sofisticadas soluciones que se utilizan por primera vez en el 458 Speciale (incluida su aerodinámica avanzada activa) y que se incorporarán en el futuro, como características de serie, a todos los nuevos modelos de Ferrari.

Al igual que en éstos, las modificaciones llegan tanto al motor como al diseño. Aunque parecen pocos, lo cierto es que los cambios estéticos son muchos y notables. En el frontal destaca el nuevo paragolpes que elimina los bigotes y que, salvando las distancias, nos recuerda al del Ferrari 430 Scudería. El capó también ha sido modificado y ahora encontramos una hendidura en él.

Detrás nos encontramos con algo similar. La rejilla que hay en la parte interna de los pilotos ha aumentado de tamaño hasta unirse y el paragolpes también ha sido rediseñado, teniendo ahora un difusor nuevo, mientras que las tres salidas de escape en la parte central han dado paso a dos salidas de escape algo más distanciadas, similares una vez más a las del 430 Scudería.

Pero para los amantes de los Ferrari el diseño no lo es todo. Quizá lo que sí sea todo, o casi todo, es el motor. Ferrari ha construido ahora el motor atmosférico V8 más potente de su historia y capaz de generar nada más y nada menos que 135 CV/l, la marca más elevada alcanzada nunca por un motor atmosférico de uso en carretera.

Ganador en su categoría del premio International Engine of the Year 2013, el bloque de ocho cilindros en V atmosférico, con un ángulo entre bancadas a 90°, cuenta con un desplazamiento total de 4.495 cm3, desarrollando una potencia máxima de 605 CV a 9.000 rpm con un par motor máximo de 540 Nm a 6.000 rpm. Gracias a una relación entre peso y potencia de 2,13 kg/CV, el 458 Speciale es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en apenas 3,0 segundos y de 0 a 200 km/h en 9,1 segundos, siendo 0,4 segundos más rápido que el 458 Italia, mientras que el tiempo que tarda en dar una vuelta al circuito de Fiorano es de 1:23.5.

También han trabajado para reducir el peso total de consiguiendo un peso en vacío de 1.290 kg. Esta reducción de peso y el haber trabajado en la puesta a punto del motor ha hecho que, a pesar del aumento de potencia, las emisiones de CO2 se reduzcan en 32 gr/km, siendo en el 458 Speciale de 275 gr/km.

Los requisitos aerodinámicos guiaron desde el principio el trabajo del Centro de diseño de Ferrari, que, en colaboración con Pininfarina, esculpió las formas del vehículo hasta garantizar que estuviesen más que nunca al servicio del rendimiento. En este sentido, las características más notables del coche son los elementos aerodinámicos móviles delanteros y traseros, que equilibran la carga aerodinámica y reducen la resistencia para convertir al 458 Speciale en el vehículo de fabricación en serie más aerodinámicamente eficiente de la historia de Ferrari (con un índice E de 1,5).

La tecnología utilizada en los sistemas de dinámica del vehículo, que proporcionan al conductor confianza y control máximos a velocidades elevadas, una capacidad sin precedentes de control del sobreviraje y una precisión total en la respuesta a las órdenes son otros de los avances realizados en un campo en el que Ferrari ya era un líder sobradamente acreditado.

Uno de los aspectos más innovadores del 458 Speciale es el sistema Side Slip Angle Control (SSC), con el que resulta más fácil mantener el control del coche en situaciones límite para disfrutar al máximo de su conducción. Gracias al desarrollo de un preciso nuevo algoritmo el SSC realiza un análisis constante del deslizamiento lateral del vehículo, lo compara con sus valores ideales y optimiza tanto la gestión del par (por medio del control de tracción F1-Trac) como la distribución del par diferencial entre las dos ruedas (a través del diferencial electrónico E-Diff).

Otro elemento destacado del desarrollo del vehículo son los neumáticos Pilot Sport Cup2 de Michelin, rediseñados a su medida en un intenso programa de colaboración que comprendió, entre otras cosas, numerosas pruebas en circuito y sesiones de simulación. Su diseño, específico para el 458 Speciale, permitió al coche mejorar su vuelta rápida sobre superficies secas y aumentó la consistencia de su rendimiento en vueltas posteriores. Sobre superficies mojadas le garantizó la máxima adherencia posible.

Todas estas características técnicas son las que han permitido al 458 Speciale tanto marcar tiempos récord a una vuelta como mantener una consistencia en vueltas posteriores totalmente insólita en un coche no diseñado exclusivamente para la competición. El resultado es el menor tiempo de respuesta (0,060 s) y la mayor aceleración lateral (1,33 g) alcanzados nunca por un coche del Cavallino Rampante.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157635151232059]

Ferrari 458 Speciale

Categoría: CoupéDeportivoPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.