El monovolumen alemán gana en deportividad por los cuatro costados.

La segunda generación de la Clase B difícilmente justifica su etiqueta de deportivo, por lo que Carlsson ahora lo lleva a un siguiente nivel que mejora tanto su apariencia como la forma en que el coche se desliza por el aire.

Gracias a un kit de diseño deportivo preparado por Carlsson, el Clase B puede ofrecer una imagen más deportiva de la que realmente muestra, además de disponer de modificaciones expresas en la mecánica que lo convierten en un auténtico monovolumen deportivo.

Comenzando por el frontal, el spoiler delantero proporciona un aspecto más dinámico, contribuyendo también a reducir la elevación. La gestión aerodinámica del aire continúa con profundos y esculpidos faldones laterales, que conectan visualmente con el nuevo faldón trasero con difusor integrado, flanqueado por los recortes para los cuatro tubos de escape de acero inoxidable, que también proporciona una nota de escape más profunda y más deportivo.

El paquete aerodinámico se completa con el spoiler de techo, que ayuda a reducir el arrastre y la elevación mediante el control del flujo de aire.

En el interior, Carlsson ha puesto su sello en los tiradores y los pestillos de bloqueo de las puertas, en los pedales de aleación y en las alfombrillas personalizadas, detalles que añaden un toque de exclusividad. Si el cliente así lo desea, Carlsson puede proporcionar un interior de cuero totalmente a medida.

El chasis también cuenta con un apartado especial, con unos nuevos muelles que rebajan la altura de la carrocería del Clase B en 30 mm ofreciendo un aspecto más bajo y con una postura más agresiva, además de tener un propósito más especial: contener el balanceo de la carrocería y aumentar el comportamiento dinámico. Los nuevos muelles están diseñados para trabajar perfectamente con las llantas de aleación de Carlsson.

Las llantas de aleación se ofrecen en titanio o en acabado brillante, de 18, 19 y 20 pulgadas de diámetro. La rueda Graphite Edition está disponible en diámetros de 19 y 20 pulgadas. Los socios de Carlsson, Dunlop y Vredestein, proporcionan los neumáticos en medidas de 225/40 R18, 225/35 R19 y 235/30 R20.

Además, para que las prestaciones coincidan con el programa de diseño, los ingenieros han desarrollado el kit CB C-tronic para el motor de cuatro cilindros de gasolina. Un adaptador y un cableado incluido en el kit se conecta la unidad CB de la ECU de fábrica. De esta forma, el B 250 pasa a rendir 253 CV en lugar de los 211 CV, un aumento de 42 CV en la cifra de potencia máxima, al igual que en el B 200, que pasa a desarrollar 187 CV, frente a los 156 CV de serie o el B 180, que de 122 CV pasa a 146 CV.

Los vehículos modificados con el kit CB Carlsson está certificado con la normativa de emisiones Euro 5 y 6.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157635042324311]

Carlsson cambia la cara del Mercedes-Benz Clase B

Categoría: MonovolumenPortadaSegmentoSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.