Prácticamente fiel al modelo conceptual, ha sido confirmado por la marca alemana.

Aunque llegará al mercado en junio de 2014 y se esperaba su presentación para comienzos del próximo año, debutará en Frankfurt estrenando el primer sistema de iluminación por láser.

Basado en el i8 Concept, será en 2014 cuando el modelo llegue a los concesionarios, siendo el segundo modelo de la nueva gama de modelos de BMW i en llegar, tras el nuevo i3, y ambos debutarán el próximo mes de septiembre en el Salón del Automóvil de Frankfurt, tal y como ha confirmado la marca mediante comunicado oficial.

Codificado internamente como i12, se fabricará en la planta de Leipzig a partir de junio de 2014, llegando al mercado a finales de ese año. Aunque BMW aún no ha determinado su precio, sí conocemos que los responsables de la marca alemana han estimado una producción de 2.000 unidades a partir de 2015, ofreciéndose no sólo en el mercado europeo, sino también en grandes mercados como EE.UU. o China, todo ello contando con las características del nuevo modelo y la legislación vigente y referente a las posibles reducciones fiscales por emisiones de CO2 de cada país.

Comparado con el concepto, el diseño del conjunto se mantiene fiel en un 97%. El 3% restante responde a modificaciones necesarias y obligatorias en el paso a la producción en serie y consecuencia de la normativa de protección a los peatones, presentando un frontal que ha sido ligeramente modificado, al adoptar un nuevo paragolpes que sobresale más que en el concepto. Esto se debe a que ha sido necesario adelantar la posición de los faros más al borde del paragolpes para no reducir el campo de iluminación y al rediseñar ligeramente el capó y, en consecuencia, las aletas delanteras.

A pesar de estas ligeras pero no menos importantes modificaciones, la forma en que se unen los montantes del parabrisas con el techo se mantiene como en el i8 Concept. En el lateral, las puertas son más pequeñas y no bajan tanto al suelo. A pesar de ello, se espera que no penalice la salida y entrada del vehículo dada su apertura en élitro. Los espejos retrovisores exteriores también han variado su posición, pasando a instalarse en el panel de la puerta, justo por debajo del cristal fijo de la ventanilla.

En la parte trasera, se mantiene el diseño de las alas que nacen de los montantes traseros, dejando en los mismos pilares unas rejillas de ventilación del paquete de baterías. En las imágenes del prototipo que adjuntamos, la posición de los pilotos traseros ha descendido con respecto a su posición original, a modo de camuflaje y no siendo esta su posición final, sino que se montarán en la misma posición que se vio en el BMW i8 Concept. La forma de la caída trasera puede recordar a la de la segunda generación del BMW Serie 6.

Como comentamos hace unos meses, BMW había optado por ofrecer, en el modelo de producción en serie y con sobreprecio, una pieza de policarbonato en el panel inferior de las puertas, tal y como mostraba el concepto a modo de puertas de cristal, una solución que ha descartada por problemas de viabilidad. En su lugar, BMW ha desarrollado un nuevo método de pintura para ser aplicado sobre el panel de CFRP de las puertas, de color negro, cuyo acabado final será brillante pero no completamente transparente, lo que simulará la puerta de cristal del concepto.

También y de forma opcional, el i8 podrá mostrar el material de construcción de su carrocería en estado puro, dado que algunos de los paneles que conformarán la estructura podrán ser coloreados en una pintura negro mate de nanopartículas, dejando ver el entramado fibroso. Además, se está desarrollando una amplia gama de opciones de personalización exterior, absolutamente casi al gusto del cliente.

Para los interesados en este coche, bien por su interés en una posible compra o para aquellos que deseen saber su diseño final, la imagen generada por ordenador que adjuntamos de Autobild.de es el diseño más cercano al modelo final.

Entre las novedades en materia de equipamiento, el nuevo BMW i8 será el primer modelo en disponer, opcionalmente, del nuevo sistema de iluminación láser. A día de hoy, nuestras fuentes nos han comunicado que, de serie,  se ofrecerá con faros completos de LED.

En lo que no habrá variaciones es en el sistema de propulsión híbrido plug-in. Como en el BMW i8 Concept, dispondrá de un nuevo motor de gasolina, de tres cilindros, con una potencia de 223 CV (164 kW) y 300 Nm de par motor, además de un motor eléctrico, ubicado en la parte trasera, que ofrecerá una potencia de 96 CV (70 kW) y con 250 Nm de par motor.

En conjunto, ambos ofrecen una potencia máxima de 260 CV y un par motor de 550 Nm, con tres modos de funcionamiento, eléctrico, térmico e híbrido. En modo eléctrico, la autonomía máxima es de 35 kilómetros, mientras que las prestaciones en modo híbrido son insuperables, con una aceleración de cero a 100 km/h, en 4,6 segundos y teniendo una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h, prestaciones que se combinan con un consumo medio de sólo 2,7 l/100 km.

El nuevo BMW i8 será el segundo modelo de la submarca de eléctricos en contar con la tecnología Connected Mobility, los servicios de red de BMW i ConnectedDrive.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157628587824637]

Nuestros videos

El BMW i8 se presentará en el Salón del Frankfurt

Categoría: CoupéDeportivoFotos espíaHíbrido Plug-inPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.