La marca alemana realiza pruebas a gran escala de información online de semáforos.

Audi adquiere nuevos conocimientos en la comunicación Car-to-X, concluyendo que el trabajo en red ofrece un gran potencial para la eficiencia, convivencia y la seguridad.

En la carretera, los automóviles son más eficientes, cómodo y seguro si se comunican con el conductor, las infraestructuras y otros coches. Audi está promoviendo la creación de redes entre todos sus modelos y en todos los niveles, bajo el paquete de tecnologías de “Audi connect”.

En el estudio a gran escala realizado en todo el país alemán, poniendo a prueba el proyecto simTD y llevado a cabo en los últimos cuatro años, en las proximidades de Frankfurt am Main, la marca de los cuatro aros ha adquirido importantes conocimientos, especialmente en lo que se refiere a la “transmisión online de información de semáforos”, una tecnología incluida en el proyecto y cuyos resultados de este estudio de campo están siendo presentados al público, ya que se ha alcanzado la etapa de preparación para us introducción en el mercado.

Un total de 17 socios del consorcio han participado en las pruebas de campo de la movilidad segura e inteligente simTD en Alemania, incluyendo a seis fabricantes de automóviles. Ha sido uno de los mayores proyectos de su tipo en el mundo y Audi ha asumido la responsabilidad de lo que se conoce como análisis de requerimientos, que ha servido de base para la estructura básica del proyecto. Además, los ingenieros de la marca han dirigido varios proyectos individuales, incluyendo el asistente de semáforos y el de navegación extendida. La participación de Audi se ha completado con su trabajo en el área del Asistente de intersecciones.

La flota de prueba de Audi ha contado con 35 unidades del Audi A1 e-tron. Los vehículos fueron conectados en red entre sí a través de equipos de transmisión de radio especialmente desarrollados y por medio de un centro de control de tráfico para informar a los conductores de las condiciones del tráfico y los peligros.

Una veintena de semáforos en las proximidades de Frankfurt am Main fueron adaptados para que la flota de prueba pudiera comunicarse con ellos. El objetivo de los desarrolladores era lograr un flujo más eficiente del tráfico en las áreas metropolitanas. Audi ha contribuido a su amplia base de conocimientos adquiridos en su proyecto Travolution, que se inició en 2006.

La información de los sistemas de semáforos se transmite al coche y se visualizan como imágenes gráficas en la pantalla del sistema de información del conductor. Muestran al conductor la velocidad para seleccionar con el fin de llegar al siguiente semáforo cuando se encuentre en verde y mediante señales acústicas también se advierte al conductor antes de que se ponga en rojo. La información sobre el tiempo restante se muestra en la pantalla de ayuda a la espera de vuelva a ponerse en verde.

Audi ya ha completado el siguiente paso de desarrollo, que va más allá del alcance del proyecto simTD. Aquí, los coches están conectados al ordenador de control central de tráfico a través de una red UMTS. Esto hace que sea innecesario convertir las luces de tráfico a sí mismos.

La información de los semáforos transmitida online permite lograr una reducción en las emisiones de CO2 de hasta un 15%, lo que sería equivalente a unos 900 millones de litros de combustible al año, si esta tecnología se aplicara en toda Alemania.

Más información sobre el proyecto simTD.

Audi trabaja en el asistente online de semáforos

Categoría: PortadaTécnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.