Es el primer fabricante en ofrecer una transmisión con 9 velocidades y se ofrecerá, desde septiembre.

La primera transmisión automática de nueve velocidades con convertidor de par, la 9G-TRONIC, celebra su estreno mundial equipando al E 350 BlueTEC y convirtiéndolo en uno de los seis cilindros más eficiente de los diésel de su clase.

Es la transmisión más innovadora. Mercedes-Benz vuelve a adelantarse a todos los fabricantes aumentando el ya de por sí alto nivel de eficiencia de sus modelos y especialmente el del E 350 BlueTEC que la equipará a partir del próximo mes de septiembre, tanto en versión berlina como en el familiar Estate.

El nuevo E 350 BlueTEC llega con un potente motor diésel de seis cilindros en V y 252 CV de potencia máxima. Junto con la nueva transmisión automática 9G-TRONIC de serie, el consumo de combustible en ciclo NEDC se reduce a 5,3 l/100 km (de 5,5 l/100 km en Estate) y con una emisiones de CO2 de 138 gr/km (en el Estate, de 144 gr/km).

Como es típico de la marca, la transmisión ofrece un excelente confort y cambios de marcha apenas perceptibles, además de socavar a sus predecesores en términos de consumo y emisiones de CO2. El mayor número de marchas y una relación de transmisión más amplia ha ayudado a aumentar el confort y a permitir una mejora significativa en la conversión de potencia del motor en tracción.

Por un lado, la reducción global de la velocidad del motor mejora los niveles de NVH y, también, reduce el ruido externo en hasta 4 dB. En particular, el reducido consumo de combustible del E 350 BlueTEC con la nueva transmisión 9G-TRONIC, principalmente, se ha conseguido con una amplia relación del cambio que permite reducir claramente la velocidad del motor. Los tiempos de cambio y de reacción más cortos garantizan una espontaneidad óptima combinada con una extraordinaria facilidad de desplazamiento. En el modo manual y el programa S, en particular, la 9G-TRONIC responde de una forma significativamente más espontánea y aumenta el placer de conducción.

Un rasgo distintivo de una transmisión automática de Mercedes-Benz es cortesía de un amplio paquete de medidas. Estos incluyen el sistema de control directo, que permite cambios de marcha, apenas perceptibles en un corto espacio de tiempo. También, la combinación de un doble amortiguador de torsión y una tecnología de péndulo centrífugo en el convertidor de par garantizan un confort de marcha excepcional. Junto con la relación de transmisión extendida, ahora se puede conducir a bajas velocidades del motor para una mayor comodidad. En realidad, esto se traduce, por ejemplo, en ser capaz de conducir a 120 km/h en 9ª marcha con una velocidad del motor de sólo 1.350 rpm.

En el caso de la transmisión automática de 9 velocidades, los ingenieros de desarrollo se centraron también en el ámbito de la construcción compacta y ligera. A pesar de dos engranajes adicionales y un par máximo transferible de hasta 1.000 Nm, la nueva transmisión automática requiere tan poco espacio de instalación como su predecesora y, además, es más ligera. El diseño de la carcasa de dos piezas ha sido conservado: la carcasa del convertidor de par está hecha de aluminio ligero, mientras que la caja de la transmisión consta de un peso optimizado, gracias a que el cárter de aceite está hecho de una aleación de magnesio aún más ligera que el plástico.

Otro objetivo era poner en práctica los nueve engranajes con un número mínimo de conjuntos de engranajes planetarios y de los elementos de cambio. El análisis basado en el intensivo sistema informático ha permitido hacer realidad este objetivo con sólo cuatro sencillos juegos de engranajes planetarios y seis elementos de cambio. Tres sensores de velocidad supervisan la operación y proporcionan al sistema de control de la transmisión los datos correspondientes para cambios eficaces.

Para asegurar la fiabilidad y, al mismo tiempo la alta eficacia del suministro de aceite, la nueva transmisión automática está equipada con dos bombas. La bomba principal mecánica es considerablemente más pequeña, con un diseño fuera del eje y está situada junto al eje principal, impulsada por cadena y alimentada por una bomba auxiliar eléctrica separada. Este diseño permite que el flujo de lubricación y de refrigeración controlen activamente la demanda y también significa que la nueva 9G-TRONIC puede disponer de un sistema de arranque/parada.

Gracias a primer sistema de control directo del mundo en una transmisión automática de con nueve engranajes planetarios, también ha sido posible aumentar significativamente la eficiencia hidráulica dentro de la transmisión.

La nueva transmisión automática 9G-TRONIC será montada progresivamente en modelos de tracción trasera, tracción total, así como en híbridos e híbridos plug-in y en casi todas las series de modelos y motores en los próximos años.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157634798599914]

Mercedes-Benz presenta la nueva transmisión automática 9G-TRONIC

Categoría: Berlina grandeFamiliarNovedadesSegmentoTécnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.