La antesala del M4.

Como en otros modelos de la gama, BMW ha preparado el paquete de personalización M Performance que le da al nuevo Serie 4 un aire más deportivo tanto por dentro como por fuera.

El exterior del BMW Serie 4 Coupé se puede volver más agresivo gracias al nuevo kit de carrocería de M Performance, convirtiéndose en un avance de la futura versión deportiva M.

Desarrollado por BMW M Performance, incluye un paragolpes delantero con tomas de aire de mayores dimensiones y un splitter de fibra de carbono. Detrás, el paragolpes cuenta con unas salidas de aire en los extremos y un difusor en la zona central, entre las salidas de escape.

El kit se ve completado por detalles menores como los faldones laterales y los espejos retrovisores de fibra de carbono, el adhesivo  lateral a la altura de los tiradores de las puertas y unas llantas de aleación de aluminio en diseño multirradio de 21 pulgadas. Además se ha eliminado toda presencia de elementos cromados, siendo este detalle más notable en los riñones.

En el interior, los cambios se limitan al tapizado combinando ahora cuero con Alcántara y a las inserciones decorativas, que son de fibra de carbono. Cambio notable es el volante pudiendo instalar el volante que incluye luces LED y una pantalla en su parte superior.

Pero el paquete M Peformance no se queda en lo estrictamente cosmético, ya que también hay pequeñas, pero significativas, potenciaciones en los motores TwinPower Turbo. El motor diésel del 420d aumenta su potencia en 16 CV y su par motor en 39 Nm obteniendo unas prestaciones finales de 195 CV y 418 Nm. Algo más de potencia gana el 2.0 litros turboalimentado del 428i, que pasa a ofrecer 269 CV de potencia máxima y 389 Nm de par motor, 27 CV más y 39 Nm, respectivamente, de aumento. Por último, el motor de 6 cilindros y 3 litros del 435i ve aumentar su potencia en 34 CV y su par motor en 50 Nm, por lo que el motor ofrece ahora 336 CV y 450 Nm de par motor. Todos estos aumentos de potencia se consiguen gracias a un nuevo sistema de escape más deportivo y una modificación de la electrónica de los propulsores.

Finalmente, y como opción, se podrá equipar un diferencial de deslizamiento limitado (LSD) que ofrece hasta un 30% de bloqueo. Este diferencial podrá llegar a otros modelos de BMW en función del éxito que tenga en el BMW Serie 4 Coupé.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157634704754718]

BMW M Performance presenta su equipamiento para el nuevo Serie 4 Coupé

Categoría: CoupéPortadaSegmentoTechAuto
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.