Cuatro niveles de potencia para cuatro niveles de desmesura.

Hennessey ya se ha ocupado del nuevo Chevrolet Corvette Stingray y ha creado un programa de potenciación para cada gusto.

No son pocos los preparadores que se aventuran en el mundo de las potenciaciones. Pero a veces es dificil saber cuándo parar o si la potencia no es suficiente. Por eso Hennessey ha trabajado en cuatro programas distintos de potenciación que compartirán un diseño común formado por pequeños cambios en las líneas del nuevo Corvette.

El primer nivel es el HPE600 que añade al motor V8 de 6.2 litro LT1 un sistema de sobrealimentación TVS2300, unos nuevos colectores de admisión y una ECU reprogramada para entregar 600 CV. Después está el HPE700 que añade nuevas cabezas de los cilindros y un árbol de levas modificado para que el motor entregue 700 CV.

Por si fuese poco, siguen con el HPE800. En este nivel son dos los turbo que encontramos conectados al bloque además de pistones de aluminio forjado, un cigüeñal de acero forjado y un árbol de levas modificado. También está equipado por un intercooler de gran flujo, un sistema de escape deportivo y una ECU optimizada para tener un motor de 800 CV.

Pero por si todo esto fuese poco, en Hennessey pueden apretarle las tuercas al nivel HPE800 para llegar al nivel HPE1000 con el que tendríamos un Corvette Stingray de 1.000 CV de potencia.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157634679199030]

El Corvette Stingray de Hennessey

Categoría: CoupéDeportivoSegmentoSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.