Ya está a la venta desde 3.499 euros.

SYM está de estreno en el panorama de las motos deportivas medias. Lanza en España la Wolf 250 i, con un motor de 249 cc y 25 CV, alimentación por inyección Keihin, refrigeración líquida, caja de cambios de seis velocidades y muchos argumentos más.

La nueva SYM Wolf 250 i acaba de lanzarse al mercado español, al precio de 3.499 euros IVA y transporte incluidos, con garantía en piezas y mano de obra de dos años. Sus colores disponibles son blanco y negro.

Este nuevo modelo representa un paso más allá con los modelos que la marca desarrolla en Europa, y se trata de una “Naked” que hace gala de un diseño bastante atractivo, y que por sus proporciones asemeja el aspecto de una sport-turismo de mayor cilindrada.

En el apartado técnico, la Wolf 250 i cuenta con un motor de 249,40 cc, de ciclo 4 tiempos refrigerado por agua, asistida por bomba, distribución multiválvulas y con alimentación por sistema Efi (inyección electrónica) tipo “closed loop”, firmada por el fabricante japonés Keihin. La distribución es mediante culata de cuatro válvulas. Es un motor potente, de suave funcionamiento, con unos consumos de combustible muy contenidos y bajas emisiones. Además, a esto último ayuda su moderno sistema de catalizador con sonda lambda, y además permitir cumplir holgadamente con la normativa vigente anticontaminación. El encendido es totalmente transistorizado.

Como es habitual en los productos de SYM, el manejo y funcionamiento de este motor es suave, con muy buen filtrado de vibraciones por su diseño del tren alternativo dotado de eje de balance tras el cigüeñal. La caja de cambios es de 6 marchas y el embrague es tipo multidisco en baño de aceite. El sistema de arranque es eléctrico.

Como todos los motores SYM, la SYM Wolf 250 i se beneficia de un exclusivo tratamiento cerámico del cilindro, una técnica heredada del mundo de la competición que rebaja sensiblemente la temperatura interna del motor para una mayor fiabilidad y longevidad de sus componentes. El baño cerámico es un proceso especial de galvanizado que dispersa partículas de cerámica en las paredes interiores del cilindro.

A diferencia del revestimiento metálico, la cerámica soporta con gran diferencia mucho mejor la alta temperatura generada en el cilindro, logrando que el motor funcione a una menor temperatura de trabajo favoreciendo por tanto la longevidad de los materiales.

La nueva SYM Wolf 250 i tiene un depósito de gasolina de gran volumen de 14 litros de capacidad. La carrocería plástica se reduce a lo esencial, con los elementos imprescindibles para vestirla como una auténtica “streetfighter”, como un afilado colín, –que recoge además unas asas para el acompañante–, o los deflectores laterales que dan más cuerpo a la moto y la pequeña cúpula sobre la instrumentación, que además de ejercer su función aerodinámica, es un atractivo detalle “sport”.

Un estilizado colín acoge el piloto trasero con iluminación por una matriz de LEDs. El silencioso del escape de sección ovalada y un esbelto guardabarros, que incluye un delgado porta matrícula trasero, ayudan a realzar su imagen deportiva. Mención aparte merece el conjunto del faro delantero, con un diseño muy original en forma de punta de flecha. Es de tipo multiconvex (cristal liso y parábola del faro tallada).

El cuadro de relojes analógico-digital, es de diseño deportivo con fondo tipo de fibra de carbono. El cuentarrevoluciones es analógico, de gran tamaño y gran legibilidad. En la pantalla digital se muestra, entre otros datos, la información de velocidad, cuentakilómetros total y parcial, hora, marcha engranada y nivel de combustible.

La elección de un chasis muy robusto, de tipo monoviga, es determinante de una notable estabilidad de la Wolf 250 i, favoreciendo además el que contemos con un espacio relativamente “grande” incluso para acomodar a pilotos de talla superior. El reparto de pesos de la moto es muy equilibrado, con 76 Kg en el tren delantero y 97 Kg en el trasero. El peso total de la Wolf se sitúa en los 173 Kg en orden de marcha.

La suspensión delantera es una horquilla, en posición convencional, con diámetro de 35 mm. y recorrido de 125 mm, una buena solución de compromiso entre sencillez mecánica y funcionamiento impecable. La suspensión trasera es mediante monoamortiguador sin reglajes y basculante de acero de sección rectangular.

Los frenos son de disco en ambos trenes siendo el delantero de 260 mm. de diámetro, con pinza de doble pistón –de tipo radial–, exclusivas de las motos superdeportivas–, y el trasero de 220 mm con pinza convencional. Las llantas de aleación son de cinco brazos, con un original diseño en espiral que favorece mucho la estética deportiva.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157634505513298]

Nuestros videos

Nueva SYM Wolf 250 i

Categoría: MotosPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.