La decadente situación del grupo francés podría mejorar con una inyección de capital.

Es solo un rumor pero no sería raro que ocurriera realmente, ya que la situación económica de PSA Peugeot Citroën es muy delicada. De esta forma, el control de Peugeot Citroën pasaría a manos de GM a costa de una inyección de capital.

No es noticia la situación del grupo PSA Peugeot Citroën, agravada en este último año por alcanzar su nivel más bajo de ventas en los últimos 20 años en todo el mercado europeo y por el importante descenso en las exportaciones, con una de las causas fijadas en su falta de ideas en el diseño de sus modelos.

Por esta razón, la familia Peugeot, que es la que controla mayoritariamente el grupo francés, podría estar valorando la posibilidad de ceder el control de todo el grupo a General Motors, ampliando el acuerdo de colaboración que ya poseen en común, a cambio de una importante inyección de capital para mantener las operaciones hasta el final del año.

En la información, proveniente de la agencia internacional Reuters, incluso se baraja la posibilidad de que la familia Peugeot haya mantenido contactos con su socio chino Dongfeng, aunque tanto fuentes de PSA Peugeot Citroën, de Dongfeng y de la propia GM hayan negado las informaciones.

El pasado año, GM y PSA Peugeot Citroën dieron forma a una alianza de cooperación, con la compra de un 7% de la automotriz francesa, y anunciando planes para compartir plataformas y motores para el desarrollo de los futuros modelos.

Los graves problemas de PSA Peugeot Citroën, con un exceso de capacidad en las plantas de Europa, ha dado como resultado el cierre de algunas factorías de la marca francesa e importantes expedientes de regulación de empleo, recolocando a algunos trabajadores en factorías cercanas, a fin de minimizar el impacto de los gastos y los costes en la cuenta de resultados del grupo francés, aunque desde GM ya se apunta que “los esfuerzos son insuficientes y PSA tendrá que presentar un nuevo plan industrial para suscribir una ampliación de capital, y la única esperanza es GM”.

En contrapartida, el grupo americano está dispuesto a inyectar más dinero si se puede controlar el negocio, integrar Peugeot y Opel y racionalizar la producción.

PSA Peugeot Citroën podría ser controlada por GM

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.