BMW i es la primera submarca del mundo totamente integrada en la red y con servicios a medida.

BMW i representa una nueva forma de entender la movilidad y, por lo tanto, supone una nueva generación de servicios de movilidad capaces de establecer un nexo entre los coches y el estilo de vida habitual de los clientes.

Todos los modelos nuevos de BMW i incluyen de serie una tarjeta SIM y tienen acceso a los servicios de BMW ConnectedDrive, concebidos considerando la movilidad eléctrica y las exigencias que la movilidad planteará en el futuro. La instalación fija de la tarjeta garantiza una conexión óptima para acceder a los servicios de BMW ConnectedDrive durante la vida útil completa del coche.

Además, los modelos de BMW i disponen de un sistema de navegación que ya incluye los servicios de BMW i ConnectedDrive, específicamente desarrollados considerando las necesidades que plantea la movilidad eléctrica y, además, teniendo en cuenta las exigencias que se plantearán en el futuro. Se trata, concretamente, de las siguientes funciones: asistente de autonomía restante, cuadro general de las estaciones de recarga disponibles, cálculo de rutas especialmente eficientes para automóviles eléctricos, llamada de emergencia inteligente, posibilidad de utilizar medios de transporte públicos, BMW TeleServices con BatteryGuard para evitar descargas totales de las baterías, así como otros servicios disponibles en BMW i Remote App y en el portal de Internet de BMW ConnectedDrive.

Si el cliente desea utilizar otros servicios adicionales de BMW y BMW i ConnectedDrive (por ejemplo, servicio de conserjería, Internet o RTTI), puede contratarlos acudiendo cómodamente a la tienda online de BMW ConnectedDrive desde su casa, utilizando su ordenador.

Prioridad para los servicios de BMW i ConnectedDrive.

El BMW i3 está equipado con dos pantallas para que se produzca el intercambio de informaciones entre el coche y el conductor, así como para controlar las funciones de información, entretenimiento y comunicación. En la pantalla de 6,5 pulgadas que se encuentra encima de la columna de la dirección aparecen todas las informaciones que tienen relevancia para la conducción, tales como velocidad o autonomía. La otra pantalla, que tiene 8,8 pulgadas, se encuentra en el centro del salpicadero. En esta segunda pantalla se muestran, entre otros, informaciones del navegador que está conectado con el mundo exterior a través de BMW i ConnectedDrive. Además, esta pantalla central le muestra detalladamente al conductor y a su acompañante el estado del coche y el modo de funcionamiento del sistema de propulsión. El sistema fue desarrollado de tal manera que la información que se ofrece en ambas pantallas se distribuye de acuerdo con las circunstancias.

La plena inclusión en la red facilita la planificación de las rutas.

La autonomía de los coches con motor eléctrico depende en buena medida del estilo de conducción. La tecnología BMW eDrive, utilizada en el BMW i3, permite que un automóvil pueda recorrer una distancia de 160 kilómetros si la batería está completamente cargada. El conductor recibe informaciones realistas sobre la autonomía de su coche a través de BMW i ConnectedDrive, incluso antes de ponerse en movimiento. El elemento más importante de la unidad de navegación conectada a la red es el mapa con indicación dinámica de la autonomía, que considera todos los factores de relevancia previsibles en la ruta planificada, por lo que es capaz de ofrecer datos precisos y fiables.

Al efectuar los cálculos correspondientes, el sistema tiene en cuenta el nivel de carga de la batería, el estilo de conducción, la activación de funciones eléctricas de confort, la topografía del recorrido y, además, el estado del tráfico en ese momento. Lo dicho significa que el sistema es capaz de prever la necesidad de conducir cuesta arriba, las retenciones de tráfico o los atascos. Estas circunstancias se interpretan como situaciones que demandarán un mayor consumo de energía y que, por lo tanto, reducirán la autonomía del coche. Adicionalmente se consideran datos actualizados sobre el tráfico en tiempo real mientras el coche está en movimiento. El análisis y la evaluación  de las informaciones se llevan a cabo de modo ininterrumpido en el server de BMW ConnectedDrive. Con la tarjeta SIM fijamente instalada en el coche, todos los modelos de BMW i siempre están en contacto con este server, por  lo que se reciben informaciones muy precisas y en tiempo real a través de la red.

Indicación dinámica de la autonomía en cualquiera de los modos de conducción.

Partiendo del lugar en el que se encuentra el coche, la función de indicación dinámica de la autonomía de BMW i ConnectedDrive muestra en el mapa un círculo que abarca todos los destinos que el coche puede alcanzar con su energía acumulada en ese momento. Considerando que el consumo de energía y, por lo tanto, la autonomía del coche, dependen del modo de conducción activado por el conductor, la información gráfica va cambiando en función de los resultados de los cálculos correspondientes.

Las indicaciones pueden ser de dos tipos en todos los casos: si se activaron los modos COMFORT o ECO PRO, el conductor recibe una información siempre actualizada sobre la autonomía restante de su coche. Además, el conductor recibe una información complementaria que le indica la autonomía que tendría su coche si optara por activar el modo ECO PRO+. De esta manera siempre sabe cuántos kilómetros podría recorrer adicionalmente con ese modo activado. El asistente de autonomía detecta una autonomía restante que podría resultar crítica, recomendándole en ese caso al conductor optar por un modo de conducción más eficiente, seleccionar una ruta que provocaría un menor consumo, o proponiéndole las estaciones de recarga que se encuentran cerca.

De esta manera se produce una simbiosis perfecta entre  los servicios de BMW ConnectedDrive a través de la red y el sistema de gestión de energía de BMW EfficientDynamics de los modelos de BMW i.

BMW i ConnectedDrive Services 2013

Estaciones de recarga disponibles se muestran en el coche.

Una vez que llegó a su destino, el conductor puede solicitar una información sobre las estaciones de recarga cercanas y, además, saber si están libres u ocupadas. Si conecta su coche a una estación pública de recarga rápida,  podrá recargar el 80 por ciento de su batería en apenas 30 minutos. En ese caso, el tiempo que se tarda para comer o para ir de compras en la ciudad es más que suficiente para cargar la energía necesaria para recorrer otros 120 kilómetros. Gracias a la cooperación con empresas de aparcamientos públicos y de estaciones públicas de recarga, los servicios de BMW i ConnectedDrive  le pueden ofrecer al cliente informaciones fiables sobre la red pública de estaciones de recarga a través de teléfonos móviles inteligentes y el sistema de navegación. Además, el cliente tiene la posibilidad de realizar los pagos correspondientes de manera completamente segura con su tarjeta BMW i ChargeNow.

Connected Mobility: en el futuro se incluirán servicios de transporte público en la planificación de rutas.

Si los servicios de BMW i ConnectedDrive constatan que en la ruta planificada a través de una ciudad hay atascos o pasos bloqueados, el conductor tendrá en el futuro la posibilidad de incluir sistemas de transporte público urbano en  la planificación de su ruta. El usuario podrá recibir con suficiente antelación informaciones sobre todas las conexiones posibles con medios de transporte público importantes de una determinada ciudad, incluyendo las paradas y los horarios.

Estas informaciones aparecerán en la pantalla que se encuentra en el tablero de instrumentos. Además, sabrá dónde deberá cambiar de medio de transporte, cuánto tiempo tendrá que caminar hasta llegar a su destino y cuándo llegará a él. La así llamada «ruta intermodal» se calculará recurriendo a las informaciones aportadas por la empresa del transporte público urbano. Estas informaciones se procesarán en los servers de BMW y se enviarán a los automóviles a través de la tarjeta SIM fijamente instalada en ellos. Con esta tecnología será posible seguir ampliando constantemente la oferta de servicios de movilidad, con lo que el cliente siempre dispondrá de servicios actualizados y nuevos después de la compra de su coche.

Una vez que eligió el medio de transporte, el conductor será guiado a una plaza de aparcamiento o a un aparcamiento público que se encuentra cerca de la parada del medio de transporte público elegido. Cuando salga del coche, BMW i ConnectedDrive acompañará al cliente mediante la aplicación BMW i Remote (disponible para los sistemas operativos Android e IOS), guiándolo hacia la parada en la que debe subirse al medio de transporte público. Finalmente, el sistema guiará al usuario hacia su destino mientras recorra el último tramo a pie. Otros servicios de movilidad ya se encuentran en fase de desarrollo, de manera que la oferta de servicios de movilidad a través de la red de BMW i y BMW ConnectedDrive se irá ampliando sucesivamente.

BMW i Remote App: control del vehículo, planificación de movilidad, optimización de eficiencia.

Con BMW i Remote App, es muy cómodo y sencillo planificar un viaje con un modelo de BMW i utilizando un teléfono móvil inteligente. Con esta aplicación, especialmente desarrollada considerando las exigencias que plantea el uso de un automóvil con motor eléctrico, el conductor puede acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar a todos los datos del coche o a informaciones de relevancia para la ruta de viaje. Por ejemplo, es posible activar en el teléfono móvil una lista de comprobación del estado del coche. Estos datos actualizados del coche se reciben en el teléfono a través del  server de BMW. Además, el usuario obtiene diversas informaciones adicionales: el lugar preciso en el que se encuentran su coche y los destinos a los que podría llegar considerando el nivel de carga de su batería en ese  mismo momento. Antes de llegar al coche, es posible activar el sistema de climatización desde cualquier lugar y en todo momento.

Adicionalmente es posible precalentar el acumulador de alto voltaje para que tenga su temperatura óptima, con el fin de maximizar la autonomía del coche. Si el coche está conectado a una estación de recarga pública o a una BMW i Wallbox, es posible controlar la operación de carga a distancia, programando la función del temporizador para seleccionar el horario de carga más económico (por ejemplo, durante la noche).

Con BMW i Remote App o a través del portal para clientes «Mi BMW ConnectedDrive» es posible buscar, seleccionar y transmitir al coche un destino de viaje o una estación de recarga libre. Las estaciones de recarga disponibles aparecen en la pantalla del navegador o en el teléfono móvil, o bien en la pantalla del PC, indicándose también si están libres u ocupadas en ese momento.

La función de navegación para peatones, integrada en la BMW i Remote App y que considera las posibles conexiones del sistema de transporte público, es un complemento muy útil para llegar cómodamente al destino final a pie. Al salir del coche y utilizando la BMW i Remote App, el usuario puede consultar directamente en su teléfono el destino que antes había planificado, ya sea desde el coche o en su casa con un ordenador.

Por lo tanto, BMW i ofrece una movilidad completamente guiada, personalizada, sostenible y confortable. Estando fuera de su coche, el conductor puede analizar su estilo de conducción y compararlo con los resultados obtenidos por otros conductores de un modelo de BMW i. De esta manera puede comprobar qué puede hacer para mejorar su forma de conducir e ir optimizándola.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157634413501310]

Connected Mobility: los servicios de red de BMW i ConnectedDrive

Categoría: PortadaTechAuto
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.