Diseñada y utilizada para cazar criminales, en Ford se usa para el diseño del confort.

Imagen de previsualización de YouTube

Por primera vez en la industria automotriz, una tecnología utilizada por las fuerzas militares para atrapar criminales ahora está siendo utilizada por Ford para identificar mejor las fugas de aire y ayudar a mejorar el confort interior de sus coches.

Los ingenieros de Ford están utilizando la pionera tecnología de imagen térmica, similar a lo que los agentes encargados de hacer cumplir la ley utilizan para rastrear a los criminales, para encontrar y eliminar las fugas de aire en los habitáculos de los vehículos. El resultado es menos ruido del viento y un viaje más tranquilo, lo cual es clave para la satisfacción del cliente con la calidad del vehículo.

La termografía es el uso de cámaras de fotografía de calor en el medio ambiente. Las cámaras térmicas capturan la radiación que desprenden los cuerpos, apareciendo como una imagen infrarroja. En las pruebas de Ford, las fugas de aire aparecen como puntos calientes cuando el aire caliente se escapa del interior de un vehículo.

Los datos del Sistema de Investigación de Calidad Global de Ford en EE.UU. muestran que, por ejemplo, el Ford Fusion 2013 obtuvo un índice de aprobación del 67% en el confort interior en comparación con el 58% logrado en 2012  en el Toyota Camry, que no recibió importantes cambios para el 2013.

El estudio del primer trimestre de 2013, llevado a cabo para Ford por el Grupo RDA de Bloomfield Hills, Michigan, pidió a los propietarios de las principales marcas y modelos que comentaran problemas y calificaran su satisfacción general con sus vehículos de tres meses de edad.

«Ford está redefiniendo nuestros vehículos a través de muchas innovaciones para mejorar la experiencia de conducción y la eficiencia, gracias a las nuevas herramientas avanzadas para ayudar a diseñar mejores vehículos», dijo William Dedecker, supervisor de ingeniería de NVH. «Estamos utilizando imágenes térmicas para mejorar aún más la tranquilidad de los clientes y que puedan disfrutar de otras características que nuestros vehículos ofrecen, tales como sistemas de audio … y hasta los sonidos del silencio».

La tecnología de imagen térmica permite a la policía ver a través de arbustos y en callejones oscuros. Mientras que un criminal se oculta en la noche y puede no ser visible para el ojo, una imagen térmica mostrará el calor de su cuerpo y permitirá su captura.

Los ingenieros de Ford, inspirados por las empresas que utilizan imágenes térmicas para encontrar fugas de aire en las casas, emplean la tecnología para ver el aire que se escapa de un vehículo. Los ingenieros calientan el aire dentro del habitáculo de un vehículo y, a continuación, toman imágenes térmicas para ver realmente el lugar desde el que el aire caliente se escapa. Esto les permite probar diferentes maneras de contener el aire, a través de cambios en el diseño y en los materiales aislantes.

«Somos el primer fabricante de automóviles en utilizar esta tecnología para rastrear las fugas de aire», dijo John Crisi, ingeniero de Ford de NVH. «Es un ejemplo de los innovadores métodos que utilizamos para que nuestros clientes tengan una experiencia de conducción más agradable. Nuestras cámaras pueden detectar pequeños agujeros y aberturas que no pudimos identificar de otro modo».

Además de reducir el ruido, sellar fugas de aire aumenta la eficiencia de la calefacción y refrigeración mediante la reducción de las pérdidas de energía, algo similar a cómo sellar un hogar para evitar las fugas de aire caliente en el invierno y el aire refrigerado en el verano.

Antes de esta tecnología, los ingenieros de Ford se basaron en los resultados sensoriales para evitar fugas de aire. Para ello, llenaban el coche con humo y luego veíanel humo salir por agujeros pequeños. Caminaban alrededor del vehículo y sentían si había fugas de aire, incluso con el uso de estetoscopios no médicos para tratar de escuchar el aire que se escapaba del habitáculo, un método que todavía utilizan hasta cierto punto.

Aunque exitosos, estos enfoques no eran tan consistentes. Con el uso de imágenes térmicas, los ingenieros pueden acelerar el tiempo de desarrollo mediante la búsqueda de resultados a un ritmo más rápido. Los ingenieros han identificado varias áreas clave que son vulnerables a las fugas de aire y permitir la entrada de ruidos en un vehículo, como son los techos panorámicos, las ventanillas, las puerta, la tapa del maletero y el portón y la base del parabrisas.

«El ruido del viento es algo que un conductor puede realmente sentir de forma negativa durante la conducción», explica Crisi. «Mediante el uso de la tecnología de imagen  térmica, Ford puede ofrecer un viaje más suave y silencioso para nuestros clientes».

Ford usa tecnología termográfica para detectar fugas de aire: Investigación en curso (LXXV)

Categoría: Técnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.