El preparador alemán retoca las versiones más extremas del deportivo compacto.

ABT Sportsline ataca de nuevo con un paquete especial de rendimeinto para las versiones más deportivas del Audi TT, convirtiéndolos en auténticos misiles del asfalto.

Los Audi TT RS y TT RS plus pasan por las manos del especialista alemán en tuning ABT Sportsline para convertirse en los ABT TT RS y ABT TT RS plus, ambos contando con una modificación mecánica que eleva la potencia máxima del modelo de producción hasta la cifra de 470 CV.

Con esta modificación aplicada sobre los Audi TT RS y TT RS plus, ABT Sportsline los define ahora como «realmente deportivos». Según Hans-Jürgen, CEO del mayor preparador de automóviles producidos por el Grupo Volkswagen, «siento una especial predilección por el TT, es una verdadera obra de arte a la hora de hablar de su diseño, combinando en sus dimensiones elegancia, dinamismo logrando el mejor efecto. Para nosotros, tanto en el coupé como el roadster son una base ideal para trabajar. Después de todo, se puede decir qué se quiere llevar a cabo con sólo mirar un TT«.

La empresa bávara ha instalado en estos modelos lo mismo que en todas las versiones RS de Audi, instalar el paquete de rendimiento ABT POWER S que eleva la potencia máxima del modelo original desde 340 CV hasta 470 CV, por lo que el «Audi TT RS plus ya no sólo se ve como un súper deportivo, que en realidad lo  es, sino dicho más claramente el ABT TT RS es el  gran coche de los sueños del automóvil en tan sólo 4,2 metros de longitud…».

Lo que los ingenieros de ABT Sportsline han hecho es realmente impresionante, bastando con una gestión optimizada del motor y el uso de un intercooler aire-aire y un turbocompresor, ambos de de desarrollo propio de ABT que, además de incrementar la potencia máxima en 130 CV también lo hace el par motor, que pasa de 450 Nm a un  gigantesco 630 Nm.

Con estos valores, el ABT TT RS es muy potente en todos los rangos de velocidad, necesitando solo 3,9 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Su velocidad máxima es de 285 km/h. Un mejorado sonido del motor es proporcionado por un sistema de escape de acero inoxidable de ABT, que comprende el silenciador intermedio y trasero.

Pero, el paquete de rendimiento ABT POWER no es suficiente, por lo que también se ha mejorado la estética y la aerodinámica, integrando un spoiler trasero visualmente más atractivo, que se ha desarrollado especialmente tanto para el coupé como para el roadster, que armoniza con la silueta dinámica del deportivo y pone de relieve su superioridad.

Además, se ha mejorado el chasis para ofrecer un comportamiento dinámico de acuerdo al aumento de potencia, adoptando nuevos muelles de suspensión que bajan al altura de la carrocería en 30 mm. El sistema de frenos, con discos de carbono, mejora el rendimiento, incluso en situaciones críticas.

También, se recomienda el montaje llantas deportivas en modelos CR, DR y ER y en diámetros de 19 ó 20 pulgadas de diámetro, especialmente ruedas de peso reducido y optimizado que reducen el peso de las masas no suspendidas y mejoran el comportamiento sobre la carretera del vehículo y la amortiguación.

Lo más destacado de las llantas de aleación de ABT es, sin duda, las nuevas ER de alto rendimiento en diseño de diez radios y una inclinación dinámica.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157634361418763]

ABT Sportsline da alegría a los Audi TT RS y TT RS plus

Categoría: CoupéDeportivoSegmentoSuper Cars
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.