El deportivo más eficiente británico rinde una potencia máxima de 740 CV.

Un equipo de especialistas de Aston Martin y Bosch Engineering han desarrollado conjuntamente un prototipo híbrido enchufable del deportivo DB9, aún en fase experimental.

Podría ser realidad en unos años, pero ni Bosch Engineering ni el fabricante británico han comunicado que sea un desarrollo con un objetivo de producción en serie, en forma de una edición especial del deportivo.

Es más, un alto directivo de Aston Martin ha señalado que el sistema híbrido no está destinado a la producción, como tampoco lo es el sistema híbrido de pila de hidrógeno utilizado en el Rapide S que compitió hace unas semanas en las 24 horas de Nürburgring, pero que sí es una muestra de lo que podría ser el futuro de Aston Martin, toda vez que sus especificaciones técnicas se ajustan a los valores de marca.

Dado que no existe tampoco una propiedad patentada por el fabricante británico sobre el sistema, Bosch apunta que utilizará el sistema para mostrar su tecnología híbrida en deportivos, un sistema modular que puede ser montado en cualquier coche y utilizado por diferentes fabricantes de automóviles ajustándose a sus necesidades.

Un equipo de especialistas en sistemas de propulsión híbrida de Bosch Engineering y los técnicos de Aston Martin ha desarrollado un prototipo experimental de un híbrido plug-in sobre la base del DB9, un proyecto que comenzó en abril de 2012 y que concluyó el pasado mes de mayo.

En fase experimental, es una muestra de cómo una de las tecnologías más eficientes podría mejorar el rendimiento prestacional del modelo británico manteniendo niveles máximos de eficiencia y de respeto al medio ambiente, gracias a la combinación del motor que equipa la versión de combustión, un bloque de aluminio y doce cilindros en V con 6.0 litros de cilindrada que mueve las ruedas del eje trasero y dos motores eléctricos para el eje delantero.

En conjunto, se desarrolla una potencia máxima de 740 CV, con lo que las prestaciones se incrementan con respecto al modelo de serie, acelerando de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos, además de convertir al DB9 en un modelo dotado de tracción total.

Además, los dos motores eléctricos por sí mismos son capaces de mover al DB9 con una autonomía máxima de 25,7 km. Los dos motores eléctricos se alimentan de la energía almacenada en una batería de ion  litio con una capacidad de 180 kW colocada por delante del eje trasero. El sistema híbrido presenta un peso de 300 kg a 1.785 kg de peso del DB9.

El fabricante de Gaydon y Bosch aseguran que la adopción de los motores eléctricos también mejora el comportamiento dinámico, puesto que los motores eléctricos presentan una función de vectorización del par, además de contar con la última versión del control de estabilidad ESP, desarrollado también por Bosch, y con cuatro modos de funcionamiento. Uno de estos modos permite ajustar los parámetros de la dirección y aceleración, teniendo en cuenta la temperatura de los neumáticos, su estado y el número de pasajeros del coche, ofreciendo una mayor precisión en la conducción.

El nuevo sistema de control de estabilidad de Bosch puede conectarse a Internet, permitiendo al conductor descargar los mejores ajustes, incluso para rodar en un circuito en particular.

En el interior, Bosch ha desarrollado también una pantalla TFT táctil y a medida, desde la que se puede controlar el comportamiento del conductor del vehículo y visualizar el estado de su sistema de propulsión híbrido.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157634160703042]

Aston Martin y Bosch desarrollan un híbrido plug-in del DB9

Categoría: PortadaTécnica
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.