El piloto español con el mejor palmarés en karting y resistencia, luchará en Le Mans por la 4ª victoria de su carrera.

“El objetivo es ir al 110%. Si das el 98%, te lo van a notar y perderás la carrera”.

El piloto madrileño tiene uno de los mejores palmarés en el mundo. Comenzó a los ocho años a competir en karting en la categoría cadete del campeonato de Madrid finalizando en 11º posición. En el año 1989 compaginó el campeonato de España con el madrileño quedando en ambos en 3º posición a final de temporada. En 1991 consiguió sus primeros grandes títulos al ganar los campeonatos de España, de Madrid y de Cataluña.

En 1992 subió a categoría Junior y en la 1993 lo alternó con la categoría Inter-A. Fué en 1994 cuando llegó su primer campeonato del Mundo, quedando subcampeón en la temporada 1995. En este año fué campeón de España y quedó 4º en Europa. En 1996 volvió a ganar el campeonato de España y la temporada siguiente en la categoría FA consiguió su primer campeonato de Europa y el prestigioso Trofeo Margutti.

En 1997 comenzó en los monoplaza en la Fórmula Renault Elf Campus, sin abandonar el karting, quedando en 3º posición a final de campeonato, con 3 victorias y 6 podios. En 1998, corrió el Open Fortuna by Nissan (actuales World Series by Renault) consiguiendo 2 victorias y 5 podiums que le sirvieron para terminar en 6º posición el campeonato. En 1999, tuvo como compañero a un joven piloto llamado Fernando Alonso que arrasó ese año, llevándose el título que parecía destinado para Antonio García.

Como anécdota recordamos que fue Antonio García quien recomendó a Adrián Campos que fichara a Alonso para el equipo.

Tras dos años de experiencia en el campeonato en el año 2000 consiguió finalmente el título de campeón del Open Telefónica by Nissan en el equipo de Adrián Campos al conseguir 5 victorias y 10 podios. En 2001 se le abrieron las puertas de la categoría antesala de la Fórmula 1 de aquella época, la Fórmula 3000, precursora de las actuales GP2 series. En primera instancia firmó por el Red Bull Junior Team1 pero no consiguió buenos resultados con lo que a mitad de temporada cambió de equipo y firmo por el equipo Durango.

Tras su breve paso por la Fórmula 3000 empezó a competir en el campeonato mundial FIA GT a bordo de un Porsche con el que consiguió una victoria y una superpole. Antes de abandonar definitivamente los monoplaza tomó parte en 2002 en las nuevas World Series by Nissan en las que consiguió 2 podios. Aquella misma temporada compitió en el campeonato del mundo de FIA GT consiguiendo varios podios.

En 2003 ficha por el equipo Italy-Spain de BMW para correr en el campeonato europeo de turismos (ETCC) pilotando un BMW oficial con el que obtuvo 4 podios a lo largo de la temporada. En 2004 siguió en el mismo equipo para el nuevo campeonato mundial de turismos (WTCC) consiguiendo 3 podios. Esa misma temporada también tomó parte en las BELCAR Series ganando en Nurburgring.

En 2005 fue su última temporada en el WTCC, consiguiendo 3 podios mas a bordo del BMW del Team Italy-Spain. Nuevamente compaginó el WTCC con el FIA GT consiguiendo una victoria en Dubai.

Entró en las competiciones de resistencia en 2006 en las Le Mans Series en la categoría GT1 en las filas del Team Modena con un Aston Martin DBR9 consiguiendo una victoria y varios podios en su categoría que le valieron el subcampeonato final. También tomó parte por primera vez en las 24 Horas de Le Mans terminando en 4º posición con un Aston Martin DBR9. En 2007 consiguió dos nuevos podios en las Le Mans Series con el equipo Modena y compitió en suelo norteamericano en la Grand Am consiguiendo un podio en Sebring. Volvió a competir en las 24 Horas de Le Mans pero terminó en 10º posición.

Para 2008 siguió enrolado en las filas del equipo Modena para las Le Mans Series y consiguió 3 victorias y 4 podios. También tomó parte en la primera prueba de las American Le Mans Series consiguiendo un podio en Sebring. Lo más destacable del 2008 fue su victoria en las 24 Horas de Le Mans en la categoría GT1 a bordo de un Aston Martin DBR9 del equipo Prodrive2.

El último logro fue en enero de 2009 al conseguir la victoria en las 24 Horas de Daytona con el equipo Brumos Racing a bordo de un Riley Porsche. En junio de 2009 y 2011 consiguió la victoria por segunda y tercera vez en las 24 Horas de le Mans en la categoría GT1 a bordo de un Corvette oficial.

De todas las grandes actuaciones del Corvette en Le Mans desde 1960, ninguna ha sido más significativa que la victoria en la categoría GTE Pro en 2011, lograda el año del centenario de Chevrolet.

El coche C6.R número 74 del equipo Corvette, pilotado por Jan Magnussen, Oliver Gavin y Richard Westbrook iba en cabeza de su categoría al amanecer, cuando una colisión le obligó a abandonar. A siete horas para el final de la carrera, el Corvette número 73, pilotado por Olivier Beretta, Tommy Milner y Antonio Garcia, pasó de pronto a ser la principal baza para la victoria del equipo Corvette Racing.

El C6.R número 73 llevaba una vuelta de desventaja sobre el AF Corse Ferrari que había pasado a ocupar la primera plaza tras el abandono del otro Corvette. Pero, a medida que la pista se iba encharcando, el coche americano comenzó a ganar terreno. El excelente trabajo en las paradas en boxes ayudó al Corvette a ponerse a tiro del Ferrari, y cuando apenas faltaban dos horas y 10 minutos para la bandera a cuadros, Milner le adelantó, situando al Corvette en cabeza hasta el final de la prueba.

Contando la victoria de 2011 del equipo Corvette Racing en la categoría GTE Pro, el Corvette ha levantado el codiciado trofeo de las 24 Horas de Le Mans siete veces desde 2001.

Presentación del Corvette Racing Team

Acudimos a la presentación del equipo Chevrolet Corvette Racing en un aeródromo cerca de Segovia donde Antonio Garcia charló con los medios allí presentes para darnos unas jugosas declaraciones sobre su carrera, sus primeros momentos en Le Mans… “En mi primera noche en Le Mans recuerdo que la recta trasera, una carretera que usan todo tipo de vehículos que tiene tres rasantes… No me atreví a hacerla a fondo. No es una recta, es una pseudo recta”.

Ante la pregunta sobre la dureza de la carrera de Le Mans, no se mordió la lengua al afirmar que muchos pilotos que llegan la de F1 se dan cuenta de lo dura que es la carrera de resistencia más famosa de Europa. Pilotos con gran historial y experiencia palidecen al enfrentarse a las condiciones que hay en Le Mans. “Se te puede atragantar. Por ejemplo, cuando corrí con Nelson Piquet Jr., a él le tocó el test por la noche y con lluvia. No estaba hecho a ese tipo de riesgo, hizo tres vueltas y quedó a 20 segundos de los tiempos de cabeza. Al llegar a boxes tenía la cara desencajada y dijo “No vuelvo a subirme al coche”.”

Le preguntaron sobre el mayor temor que ha tenido en carrera. Y fue muy sincero. “Temor a no rendir al cien por cien, a la enfermedad. En mi primer año la temperatura mínima fue de 30º y dentro íbamos a más de 60 grados. Es cuando empiezas a cometer errores y claro, imagínad errores a 300 km/h… Hace dos años Jan Magnussen tuvo intoxicación por humos al rodar tanto tiempo detrás del safety car”.

A la pregunta de cual es la diferencia entre los tiempos de carrera diurnos o nocturnos, explicó que “Los tiempos van bajando según avanza el día, de hecho, por la noche y al amanecer se marcan los mejores tiempos. La temperatura baja y asi el rendimiento del coche es mayor, además, con la pista fría se montan los neumáticos blandos, que son más rápidos y duran más. Pero a mi me gusta la noche, es por eso que los equipos me valoran por eso y me usan para la noche. La noche en Le Mans tiene siete horas de noche completa y haré dos turnos, es decir unas cuatro horas”.

Una de las preguntas era sobre la curva que más le gustaba de Le Mans. Antonio García comentó “No hay ninguna curva en Le Mans que no me guste. Quizás las que menos me gustan son las de la parte que pertenece al circuito. Las que más me gustan son las Porsche, porque son 25 segundos de curvas en la que vas en sexta o en quinta a fondo”.

Respecto a los rivales a batir, comentó “Porsche es un coche nuevo y va muy rápido. Aston Martin también han ido muy rápido y estarán ahí  Lo mejor de Ferrari son sus pilotos, pero además tienen un buen coche. Cuentan con inyección directa. Nosotros tenemos este año la inyección directa, el acelerador electrónico que nos permite configurar con más precisión el control de tracción y un sistema de radar para saber por donde vienen los coches por detrás. Es especialmente útil de noche y lloviendo. Por ahora somos los únicos y la FIA se ha interesado por el sistema. Seguro que lo veremos en más coches. No ha llegado el nuevo C7. Creo que lo veremos en 2014”.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633842179758]

Antonio García vuelve a Le Mans con Chevrolet

Categoría: CompeticiónPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.