Oscuro objeto de deseo.

La Sportster XL 883 N Iron es una de las motos más asequibles del catálogo de Harley-Davidson, pero también es una de las más espectaculares y llamativas.

Hemos probado en esta ocasión la Harley-Davidson Sportster XL 883N Iron 2013, una moto que personifica el carácter deportivo de la marca norteamericana. Está teniendo un gran éxito entre los que quieren tener su primera moto de verdad, pero buscan algo que tenga un aspecto y un toque diferente.

Este modelo de Harley-Davidson es una moto que va bien tanto para el que quiere una moto para moverse por la ciudad y quiere tener una moto muy especial, como aquel seguidor de la marca que quiere una moto muy sencilla y mecánicamente suficiente pero con una gran agilidad y mucha personalidad. Es, precisamente, en su diseño donde más nos llama esta Sportster, su pintura mate, su puesto de conducción y los detalles especiales como los espejos invertidos o su aspecto de «chico malo» que tanto nos gusta en una Harley-Davidson.

IMG_3890

La agilidad en ciudad y carretera es una de las principales características de esta Sportster. En carretera solo se ve limitada por los avisadores que tenemos en los estribos y que nos dicen hasta dónde podemos llegar en las tumbadas. Como en otros modelos de la marca, nos da la sensación que podemos tirarla unos grados más, pero mejor que tomemos como referencia la rascada del estribo. El chasis es sorprendente por lo bien que va en todo tipo de trazados y circunstancias. Los amortiguadores cumplen pero no esperemos unos amortiguadores hechos para ir rápido. Los traseros, con ajuste de precarga, son duros y con muy poco recorrido y los delanteros mucho más blandos y con unos protectores muy útiles. Ideales para ir a ritmo suave sin sobresaltos y sin que el manillar se mueva lo más mínimo.

IMG_3920

No es una moto ultraligera, pero da una gran sensación de agilidad y cierta ligereza en marcha. Ayuda y mucho la estrechez de la moto, que nos queda casi como si fuera una moto de cross, con un diseño muy estilizado de chasis y motor, y con un manillar corto que ayuda a tener una excelente maniobrabilidad. La postura de conducción es perfecta. Muy cómoda, con los pies avanzados y la espalda recta. Si el sillín fuera menos duro y estrecho, sería perfecto para viajar con ella. Porque el sillín que hemos probado nos agota las posaderas a los pocos kilómetros obligándonos a tomarnos la ruta con tranquilidad.

IMG_3903

El motor nos ha gustado mucho, con mucho par motor desde muy pocas revoluciones, como es usual en los modelos 883 y como filosofía de la marca. El motor es un Evolution refrigerado por aire de 883 cc, 4 válvulas e inyección electrónica. Tiene una potencia de 50 CV a 5.800 rpm y un par motor de 70 Nm a 3.750 rpm. Con estas cifras tenemos más que suficiente para lograr unas prestaciones muy respetables y mover perfectamente los 260 kg que pesa la Sportster XL en vacío. El motor monta unos nuevos silentblocks que hacen que, efectivamente, vibre mucho menos. A ello contribuye la efectiva inyección electrónica que monta el motor Evolution. Lo peor es el calor que tira, que en verano es mucho. Pararse con ella en los semáforos en verano es un suplicio. Se nota que no es donde más le gusta estar, que es la carretera.

IMG_3909

Con esa potencia es capaz de alcanzar los 180 km/h de marcador, lo que son unos 170 km/h reales, pero es una velocidad muy superior a lo que la mayoría de los pilotos pueden aguantar sin destrozarse el cuello. Como mucho aguantaremos hasta los 140 km/h, no más. Y hasta los 130 km/h está su mejor velocidad, en la que iremos cómodos. El llevar la moto por debajo de esa velocidad nos servirá para darnos cuenta que los consumos son increíblemente bajos, con una media de 5,4 litros a velocidad rutera normal, lo que unido a la capacidad de su depósito, de 12,5 litros, nos dará una autonomía de unos 250 km. Cuidando los consumos podremos alargarla hasta los 300 km.

IMG_3913

Los frenos están formados por dos discos, uno delantero y otro trasero, con doble pinza el delantero y una sola pinza el trasero. Se han mostrado suficientes para parar la Sportster, sin problemas en casi cualquier circunstancia. En conducción más deportiva, notaremos que las frenadas se van alargando y que bloquearemos la rueda trasera con facilidad en cuanto le pidamos máximo mordiente al freno trasero. Dentro del equipamiento de serie encontramos un velocímetro electrónico con odómetro montado en el manillar, reloj horario, doble cuentakilómetros parcial, testigo de reserva, testigo de baja presión de aceite, diagnóstico de motor, testigos LED de intermitentes y luz de pare.

IMG_3918

El diseño de esta Harley-Davidson Sportster XL 883 N Iron es muy espectacular. La pintura mate, acompañada de pintura negra brillante del chasis, con las llantas de 13 palos y muy pocos cromados, le da un aspecto llamativo y ciertamente poderoso. Además, la podemos personalizar casi hasta el infinito gracias a la casi infinita gama de accesorios. Tenemos esta versión desde 8.100 euros, un gran precio para una gran moto, porque hay que tener en cuenta algo importante, y es que es un buen momento para entrar en el mundo Harley con una belleza como ésta. Los precios de los modelos Harley-Davidson nunca han estado tan baratos en España.

Características Harley-Davidson Sportster XL 883N Iron 2013

Motor:

Tipo: Refrigerado por aire, Evolution®

Cilindrada: 883 cc

Diámetro x Carrera: 76.2 mm / 96.8 mm

Potencia max.: N/D.

Par max. dec: 70 Nm a 3.250 rpm.

Embrague: N/D.

Cambio: 5 velocidades.

Transmisión: Correa dentada.

Suspensiones:

Delantera: Horquilla convencional.

Trasera: Doble amortiguador con muelle ajustable en precarga.

Frenos:

Disco delantero de doble pistón, disco trasero de un pistón.

Ruedas: Llantas de 13 radios.

Delante: 100/90B19 57H

Detrás: 150/80B16 77H

Neumáticos Michelin Scorcher.

Dimensiones:

Longitud total: 2.245 mm.

Distancia entre ejes: 1.510 mm.

Altura asiento: 735 mm.

Depósito de combustible: 12,5 litros.

Consumo medio medido: 4,5 litros/100 km.

Peso en orden de marcha: 260 kg.

Características:

Pintura: Black.

Guardabarros trasero con pilotos traseros de LED.

Asiento biplaza.

Estriberas y pedales intermedios.

Escape cromado con doble silenciador corto superpuesto.

Velocímetro electrónico con odómetro montado en el manillar, reloj horario, doble cuentakilómetros parcial, testigo de reserva, testigo de baja presión de aceite, diagnóstico de motor, testigos LED de intermitentes y luz de pare.

Galería

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157634160354723]

Nuestros videos

Prueba: Harley-Davidson Sportster XL 883N Iron 2013

Categoría: PortadaPruebas
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.