Podría debutar en el Salón de Frankfurt y será fabricado en Bielorrusia desde 2014.

Con siete años en el mercado y una actualización a mediados de su vida comercial, la cuarta generación del Corsa será nuevamente refrescada con un rediseño que afecta, en mayor medida, a la parte delantera.

La cuarta generación del Opel Corsa, conocido como Corsa D, se presentó en el Salón de Londres de 2003 y puesto a la venta en 2004. Desde entonces, ha sufrido una actualización estética que modernizó su diseño, especialmente en la parte delantera, además de contar con numerosas opciones mecánicas, con la más potente OPC equipando un motor de gasolina Turbo de 1.6 litros, con 192 CV de potencia máxima.

Esta actualización se hizo en 2007 y, aunque ya debería de ser sustituido, el fabricante alemán ha optado por una nueva actualización, en parte debido a su alianza con PSA Peugeot Citroën, por lo que no llegará un nuevo modelo hasta finales de 2015 y desarrollado junto a las marcas francesas.

Como muestran las imágenes espías, el prototipo presenta el frontal muy camuflado con un vinilo adhesivo, a conciencia para disimular el nuevo diseño de los faros que será modificado. También se aprecia cómo el emblema de la marca pasa a una posición más abajo con respecto al modelo actual que se encuentra en la parrilla, siendo ésta de mayor tamaño y con un diseño inspirado en la del Opel Adam. El paragolpes también presenta modificaciones.

Curiosamente, la parte trasera no presenta cambios. Desconocemos si la intención del fabricante es la de equipar los pilotos con LED y mantener todo el diseño actual o aparecerán prototipos con la zaga cubierta, al igual que solo se deja ver en carrocería de cinco puertas, cuestión que podría indicar que Opel podría suprimir la carrocería de tres puertas de la oferta del Corsa.

En el interior, también se aprecian cambios como las salidas del sistema de climatización en una forma esférica.

La gama de motores también experimentará mejoras, adoptando los nuevos motores de gasolina SIDI en cilindradas más bajas del nuevo 1.6 y nuevos motores diésel, todos más eficientes en consumo de combustible y emisiones de CO2.

Mientras el nuevo Corsa D sigue su desarrollo técnico, Opel ha confirmado que el modelo comenzará a construirse en Bielorrusia en 2014, gracias a un nuevo acuerdo entre Opel y el productor UNISON para establecer una planta de ensamblaje, aunque los vehículos allí construidos se venderán solo en los países de la Unión Aduanera Rusa (Rusia, Bielorrusia, Kazakstán). Este acuerdo solo tiene una vigencia hasta 2017.

Está previsto fabricar todas las versiones del Opel Corsa que se ofrecen actualmente en el mercado ruso. La única excepción será el OPC, que se importará desde Europa Occidental.

La compañía Británico-Bielorrusa UNISON con la ayuda de los profesionales de Opel, comprarán, construirán y establecerán todo el equipamiento necesario para comenzar el ensamblado del nuevo modelo, así como también formarán al personal en las directrices del Sistema Global de Manufactura de GM y los estrictos controles de calidad. El Corsa será exportado en conjuntos de componentes llamados SKD (Semi Knocked Down = Semi Desmontados) provenientes de las plantas de Opel en Eisenach, Alemania (Corsa 3 puertas) y Zaragoza, España (Corsa 5 puertas) para ser completados en Bielorrusia. Está previsto ensamblar 7.000 unidades en el primer año de producción.

Pero, también, continuará fabricándose en las factorías de Eisenach, en Alemania, y en la española de Zaragoza.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157634161144566]

El Opel Corsa se renueva

Categoría: Fotos espíaPortadaSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.