El Amarok más lúdico ya se puede reservar con las primeras entregas a finales de año.

Volkswagen Amarok Canyon

Presentado en el Salón de Ginebra 2012 en forma de concept y la versión definitiva en el Salón de París 2013, ahora Volkswagen pone a la venta el Amarok Canyon.

Y, desde este mes de julio, el Amarok Canyon ya se puede pedir, aunque las primeras unidades llegarán a final de año.

Basado en el acabado Trendline de cabina doble, el Amarok Canyon ha sido pintado con un color exclusivo al que la marca denomina Cooper Orange (Naranja cobrizo), aunque también se podrá adquirir en Reflex Silver, Natural Grey y Sand Beige. Más elementos distintivos de esta edición especial son las llantas de 17 pulgadas, la barra en el techo con soporte para luces de largo alcance, los pilotos traseros oscurecidos, la barra antiempotramiento del color de la carrocería, los pasos de rueda de color negro y los emblemas “Canyon” situados en las puertas y en el portón trasero. Los tubos de las estriberas, la barra de embellecimiento y el paragolpes trasero de color negro siguen un estilo bicolor.

El Amarok Canyon puede adquirirse, opcionalmente, con diversas capotas y una cubierta retráctil de color negro que sirve para cerrar la caja de carga. También es opcional el soporte del techo con cuatro faros adicionales y otros colores básicos.

Los asientos del Amarok Canyon han sido tapizados con cuero blanco y negro («moonrock») contrastando con los reposacabezas, y las áreas laterales de color “antracita”. Este mismo color está presente en otros detalles del interior. Un interior que combina zonas mate, como la instrumentación, con zonas con brillo. Las costuras decorativas de los asientos, del volante de cuero de tres radios y de la palanca de cambios de cuero adoptan el color Naranja cobrizo de la carrocería. El panel del tablero de instrumentos es de color cromo mate, al igual que los biseles redondos de las salidas de aire y las bandas de los cinturones.

En equipamiento, el nuevo Amarok Canyon cuenta con climatizador automático Climatronic y el sistema de Radio-CD «RCD 310», con reproductor de MP3 y cuatro altavoces de serie. Opcionalmente, puede sustituirse este equipo por el sistema de radio-navegación «RNS 510» con seis altavoces y el «ParkPilot», combinado con una cámara de visión trasera.

Los motores del Amarok Canyon son el TDI de 2,0 litros y 180 CV con inyección directa Common-Rail dispone de una sobrealimentación biturbo bifásica que, en combinación con una caja de cambios manual, entrega un par máximo de 400 Nm a partir de 1.500 rpm. En combinación con el cambio automático opcional de 8 velocidades, entrega 420 Nm a partir de 1.750 rpm.

La segunda variante de motor es un TDI de 140 CV de potencia cuya característica técnica es, entre otras, un turbocargador con geometría de turbina variable. El “pequeño” TDI desarrolla un excelente par máximo de 340 Nm a 1.600 rpm.

El Amarok Canyon ofrece dos tipos de propulsión diferentes: tracción permanente y conectable (ambas del tipo 4MOTION). Los propulsores equipan de serie un cambio manual de 6 velocidades. El potente TDI puede combinarse, opcionalmente, con un cambio automático de 8 velocidades.

El Canyon ha sido especialmente adaptado a las actividades Off-road y equipa llantas de aleación ligera de 17 pulgadas del tipo “Roca” y ruedas AT de 245/70 R 17 (opcionalmente,
están a disposición llantas de 18 pulgadas aptas para la carretera). Si desea conducir campo a través, el modelo ideal es el Amarok Canyon 4MOTION con tracción total conectable, caracterizado por el “4” rojo del emblema, que equipa el embrague de garras probado en el segmento de los pick-up. Este embrague establece una conexión rígida entre los ejes cuando se activa pulsando un botón. Para resolver las tareas más difíciles dispone adicionalmente de una caja de cambios reductora conectable. De este modo pueden resolverse fácilmente difíciles pasajes Off-road e incluso superar subidas del 100% con un ángulo de inclinación de 45° con plena carga.

El Amarok Canyon 4MOTION con tracción total permanente, caracterizado por el “4” negro del emblema, ofrece un mayor grado de confort. Las ventajas dinámicas de conducción de la tracción permanente se reflejan también sobre suelos asfaltados. El diferencial Torsen, novedad en este segmento, distribuye la fuerza de propulsión entre el eje delantero y el eje trasero con una proporción de 40:60 garantizando al mismo tiempo una excelente dinámica de conducción y una gran fuerza de tracción. Todos los tipos de propulsión ofrecen adicionalmente un bloqueo de diferencial electrónico que actúa mediante intervenciones automáticas del freno aumentando el grado de tracción sobre cualquier tipo de terreno.

Si se desea utilizar el Amarok Canyon para realizar duros trabajos, es posible equiparlo opcionalmente con un bloqueo de diferencial mecánico para el eje trasero.

La caja del Amarok Canyon tiene 1.555 mm de longitud y 1.620 mm de ancho lo que se traduce en una excelente área base de 2,52 m2. Además, la distancia entre los guardarruedas es de 1.222 mm, tamaño más que suficiente para colocar transversalmente
de forma compacta europalets de 1,2 x 0,8 m. Para asegurar la carga durante el transporte pueden utilizarse cuatro anillas de enclavamiento. Opcionalmente, esta disponible un robusto revestimiento de la caja de carga resistente a todas las tareas de transporte diarias. La cubierta y el portón trasero, que ahora puede cerrarse, protegen la carga del exterior. La carga útil máxima es de 889 kilos y, dependiendo del motor, pueden ser remolcadas hasta 3,2 toneladas más.

En seguridad, incluye airbags para el conductor y el acompañante, airbags laterales de cabeza/tórax, reposacabezas ajustables en altura y cinturones de seguridad de tres puntos en todas las plazas. Los cinturones de los asientos delanteros disponen de tensores y el asiento del conductor de avisadores acústicos y visuales. La columna de dirección telescópica ha sido diseñada para absorber la energía de colisión reduciendo así el riesgo de lesión del conductor.

Además, existen numerosos detalles que refuerzan adicionalmente la seguridad activa como, por ejemplo, el Sistema de Control de Estabilidad Electrónico (ESC) de serie. Uno de los componentes de la función ‘»ESC» en todas las versiones con dispositivo de remolque es la estabilización del conjunto de remolque. Otro ejemplo es la «Función Off-road” que se activa pulsando una tecla. El ESC, el bloqueo de diferencial electrónico (EDS), el sistema antideslizamiento ‘ASR’ y el sistema antibloqueo (ABS) han sido adaptados a las condiciones Off-road. En este modo, el sistema «ABS» acorta la distancia de frenado sobre terrenos no asfaltados y terrenos de gravilla en función de la naturaleza del suelo. A velocidades inferiores a 30 km/h, no sólo se activará la función Off-road, sino también el asistente para el descenso de pendientes que mantiene la velocidad constante durante el descenso mediante intervenciones selectivas del freno.

Por primera vez para este tipo de vehículos, el conductor puede adaptar también la velocidad individualmente a cada terreno utilizando el freno y el acelerador mientras está conectado el asistente para el descenso de pendientes; incluso en la posición neutra de la caja de cambios.

Los precios del Volkswagen Amarok Canyon son los siguientes:

Amarok Canyon 2.0 TDI 4MOTION Conectable 43.671 euros.
Amarok Canyon 2.0 TDI 4MOTION BMT Permanente 43.671 euros.
Amarok Canyon 2.0 TDI 4MOTION BMT Permanente 8Aut. 46.087 euros.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157631575916659]

Volkswagen Amarok Canyon, a la venta desde 43.671 euros

Categoría: 4x24x4NovedadesPick-UpPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.