Celebrado en Stuttgart, Alemania, es uno de los más codiciados galardones de la industria automotriz.

Organizado por la revista International Technology Engine, 76 renombrados periodistas del motor de 36 países eligen en función de los que ofrecen la mejor capacidad de conducción, rendimiento y ahorro de combustible, así como la aplicación de la tecnología más avanzada.

El innovador motor 0.9 TwinAir Turbo bi-combustible, propulsado por metano, ha recibido el galardón al «mejor motor verde del año 2013» que, según el jurado, cuenta con unas  grandes cualidades para combinar excelentes niveles de rendimiento con la sostenibilidad financiera y ambiental.

El motor TwinAir Turbo bi-combustible fue lanzado el año pasado, por primera vez, en el nuevo Fiat Panda, un innovador motor de dos cilindros que combina los beneficios ambientales del metano con potencia, tal y como lo demuestra su potencia máxima de 80 CV a 5.500 rpm y un par motor máximo de 140 Nm desde apenas 2.500 rpm, produciendo solo 86 gr de CO2 por km, un nivel de entre los más bajos en el mercado, y utiliza sólo 3,1 kg de metano cada 100 km (en ciclo combinado).

En concreto, en comparación con la versión de gasolina, el TwinAir bi-fuel incluye componentes del sistema de combustible específicos, incluyendo el colector de admisión, inyectores, sistema electrónico de control del motor y los asientos de válvula con geometría específica de un material resistente al desgaste.

Actualmente el nuevo 0.9 TwinAir turbo está disponible en los modelos Natural Power del Fiat 500L, Fiat Panda y Lancia Ypsilon Ecochic.

En la categoría de motores con menos de un litro de cilindrada, el eficiente motor de gasolina EcoBoost 1.0 litros ha sido nombrado Motor Internacional del Año 2013, consiguiendo alzarse con este galardón por segundo año consecutivo.

El EcoBoost 1.0, que combina inyección directa, turbo y distribución variable para obtener un menor consumo de combustible sin sacrificar potencia. Se introdujeron técnicas avanzadas de fabricación que reducen el volumen de líquido refrigerante para trabajar con piezas de motor de aluminio a solo cinco mililitros por pieza (frente a los dos litros que se utilizaban anteriormente), contribuyendo a reducir la huella medioambiental derivada de la fabricación de este motor.

También se ha introducido la nueva tecnología de “prueba en frío”, que permite probar los motores sin encenderlos, reduciendo el uso de combustible y las emisiones derivadas del mismo en un 66%.

Diseñado en los centros de investigación y desarrollo de Aachen y Merkenich, en Alemania, y Dunton, en el Reino Unido, se fabrica en las plantas de Colonia y Craiova. El motor está siendo distribuido por todo el mundo. Actualmente está disponible para compradores del nuevo EcoSport en India y China y a finales de este año se incorporará al Fiesta en Norteamérica.

El motor EcoBoost 1.0 litros está disponible actualmente en el Fiesta, Focus, C-MAX y Grand C-MAX. En un futuro próximo, se incorporará a coches más grandes como el nuevo Mondeo. También se incorporará a vehículos comerciales como Transit Connect y Transit Courier y vehículos de transporte de pasajeros como Tourneo Connect y Tourneo Courier.

El motor de gasolina de 1.4 litros TSI de Volkswagen ha ganado el premio «Motor del Año» por séptima vez consecutiva en la categoría de cilindrada de 1,0 litros a 1,4 litros. Además, recibió el codiciado «Premio al Mejor Nuevo Motor» por su tecnología TSI en combinación con la desactivación automática de cilindros (ACT). Este premio reconoce el mejor desarrollo de los motores de los últimos 12 meses.

El TSI de 1.4 litros es el motor más exitoso en los 15 años de historia de esta competición internacional de tecnología de motores y que, ahora con el sistema de desactivación de cilindros ACT, Volkswagen ha lanzado a una nueva era de producción de motores. La compañía alemana es el primer fabricante del mundo en introducir la gestión de cilindros activa (ACT) en un cuatro cilindros, una tecnología que hasta entonces había sido más familiar en las grandes motores de ocho o doce cilindros.

La Gestión Activa de los Cilindros debutó en el Polo BlueGT equipado con el motor 1.4 TSI de 140 CV. El cierre temporal de los segundo y tercer cilindros, en combinación con un estilo de conducción económico, reduce el consumo de combustible en más de 0,5 l/100 km. Todos los procesos de conmutación mecánicos tienen lugar dentro del árbol de levas de rotación que, dependiendo de la velocidad del motor, ésta tarda sólo de 13 a 36 milisegundos.

El motor de gasolina THP de 200 CV, que impulsa el nuevo Peugeot 208 GTi y RCZ Coupé, acaba de ser galardonado con el «Motor Internacional del Año» en la categoría que comprende de 1.4 litros a 1.8 litros.

Presentado por la revista International Technology Engine, el premio de 2013 fue, una vez más, para el motor de gasolina, de cuatro cilindros turbo y de 1.6 litros, con inyección directa, desarrollado en cooperación entre PSA Peugeot Citroën y BMW Group, que desarrolla una potencia máxima de 200 CV y un par motor de 275 Nm, el mismo que se monta en el 208 GTi y en el RCZ, y cuyas emisiones de CO2 son de sólo 139 gr/km.

Producido en la planta francesa de Mécanique en Douvrin, forma el núcleo de la gama de gasolina de Peugeot. Está equipado con las últimas tecnologías, como inyección directa de gasolina, turbocompresor, sincronización variable de válvulas, bomba de aceite de caudal controlado y una bomba de agua a demanda, mejorando la eficiencia en un 10% en comparación con la generación anterior.

El Grupo BMW ha extendido su racha de éxitos en el certamen International Engine of the Year, al registrar dos victorias más de clase, gracias a dos unidades de accionamiento que aportan un rendimiento especialmente deportivo y particularmente eficiente tanto en BMW como en MINI.

El primero en lograr un galardón este año, ha sido el mismo motor que el año pasado, el motor de cuatro cilindros de 2.0 litros con tecnología BMW TwinPower Turbo, que se equipa en modelos como los BMW 328i, BMW 528i, BMW Z4 sDrive28i, BMW X3 xDrive28i y BMW X1 xDrive28i, siendo el segundo año consecutivo en lograr este premio.

El segundo galardón se lo ha llevado el motor de gasolina y de 1.6 litros, de cuatro cilindros tecnología TwinPower Turbo, que se monta en el MINI Cooper S, una vez más la fuerza dominante en la categoría de 1.4 a 1.8 litros. A diferencia del anterior propulsor, cuenta con turbocompresor de doble entrada con una función overboost, inyección directa de gasolina y control de válvulas basado en el sistema Valvetronic. Su potencia máxima de 184 CV permite al MINI Cooper S poder acelerar, de 0 a 100 km/h, en 7,0 segundos y homologar un consumo promedio de 5,8 l/100 km.

La tecnología BMW TwinPower Turbo ofrece una vez más la clave del éxito en la categoría de 1,8 litros a 2.0 litros, gracias a la suma de una tecnología que incluye un turbocompresor Twin-Scroll, inyección directa High Precision y el sistema BMW Valvetronic de control de válvulas completamente variable.

El motor 2.5 TFSI de Audi ha sido elegido “Motor Internacional del Año 2013” en la categoría entre 2 y 2,5 litros por cuarta vez consecutiva, manteniendo el galardón conseguido de forma consecutiva desde 2010 y la novena vez que la tecnología TFSI de Audi recibe este premio.

El motor 2.5 TFSI de cinco cilindros se monta combina dos de las principales tecnologías de Audi, la inyección directa y la sobrealimentación por turbocompresor. Tiene una cilindrada de 2.480 cm3, y en los TT RS plus alcanza una potencia máxima de 360 CV entre 5.500 y 6.700 rpm, con un par motor máximo de 465 Nm entre 1.650 y 5.400 rpm. Con este motor y cambio S tronic, acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos (4,3 segundos con cambio manual), y el consumo medio homologado es de apenas 8,5 l/100 km. En el Roadster, la aceleración de 0 a 100 km/h es de 4,2 segundos, y el consumo medio una décima más. La velocidad máxima en ambos está limitada electrónicamente a 280 km/h.

Con diferentes especificaciones, el 2.5 TFSI también se monta en el RS Q3. Con una potencia de 310 CV, el RS Q3 acelera de 0 a 100 km/h en sólo 5,5 segundos, y ofrece un consumo medio de apenas 8,8 l/100 km. La velocidad máxima está limitada a 250 km/h.

Este propulsor deportivo está derivado del 3.4 litros, al que se le ha practicado el principio del downsizing y, junto con la transmisión PDK, desarrolla en el Cayman una potencia de 275 CV con un consumo combinado de combustible en el ciclo NEDC de 7,7 l/100 km (180 g/km CO2). Su potencia específica de 101,6 CV/l supone que este motor de seis cilindros supera el límite de 100 CV por litro de cilindrada.

Una vez más, un motor Porsche bóxer de seis cilindros ha sido nombrado “Motor del Año”. En esta ocasión el jurado internacional otorgó el prestigioso premio, en la categoría de propulsores de entre 2.5 y 3.0 litros, al motor de 2.7 litros utilizado en el Boxster y el Cayman.

El motor de gasolina M838T de 3.8 litros twin turbo V8 de McLaren Automotive se ha proclamado vencedor en la categoría de entre 3 litros y 4 litros, por su extremada ligereza y alta eficiencia.

El motor M838T, diseñado y desarrollado en colaboración con Ricardo, se ajusta a las coches deportivos de alto rendimiento 12C y 12C Spider y se actualizó recientemente para producir una potencia máxima de 625 CV a 7.500 rpm y 600 Nm de par motor entre 3.000 rpm y 7.000 rpm. A pesar de ello, no se compromete la eficiencia o emisiones. La aceleración desde parado hasta 100 km/h) es de sólo 3,1 segundos para los modelos y el consumo promedio de 11,7 l/100 km en ciclo combinado, con unas emisiones de CO2 de 279 gr/km, cifras mucho mejores que la mayoría de los deportivos de alto rendimiento.

Por tercer año consecutivo, un motor de Ferrari ha triunfado en el prestigioso International Engine of the Year, esta vez con el motor de gasolina V12 y de 6.3 litros, con aspiración natural y que rinde una potencia máxima de 740 CV en el F12 berlinetta.

El motor de la compañía italiana tomó las dos categorías, la de Mejor rendimiento del motor y por encima de 4 litros. El de Maranello y, a la vista de la dura competencia, fue elogiado como una obra maestra de la ingeniería, que combina un rendimiento vertiginoso con sorprendente eficiencia. Tres cifras bastan para demostrar los resultados de desarrollo: 120 CV más y un 30% menos de emisiones que el V12 anterior que equipa el 599 GTB Fiorano, junto con un aumento del 30% en la aceleración longitudinal.

Además, si no hubiera sido por la llegada de este nuevo motor, el V8 de 4.5 litros y 570 CV que se monta en el 458 Italia hubiera conseguido su particular hat-trick.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157633992048045]

International Engine of the Year anuncia los ganadores de 2013

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.