VEA sustituye a las arquitecturas previas de ocho motores en tres plataformas distintas.

Volvo está comenzando la producción de las primeras variantes de la nueva familia de motores de alta eficiencia de cuatro cilindros. El desarrollo y la producción serán internos y formarán parte esencial de la estrategia de independencia de la empresa.

La estrategia de motores diésel y de gasolina de cuatro cilindros y la electrificación de la línea motriz es el camino elegido por Volvo para el futuro. Con el control total sobre el desarrollo y producción de motores, y reduciendo el número de variantes de motor, el resultado es una mayor flexibilidad y capacidad para influir en la calidad.

­«Esto marca un hito en la historia de Volvo. Con nuestra nueva familia de motores nos centramos en dos propiedades vitales adicionales: placer de conducir y eficiencia de combustible», declara Derek Crabb, Vicepresidente de Powertrain Engineering.

En la planta de motores de Volvo en Skövde, los preparativos para el comienzo de la producción de los nuevos motores VEA (Volvo Engine Architecture) llevan en marcha unos dos años. Uno de los aspectos destacados es la adición a la planta de una nueva y avanzada sección para el montaje de estos motores. Todas las versiones de motor se construyen en la misma línea de montaje, que llega hasta la nueva sección de la planta y contribuye a conseguir una producción muy eficiente.

­«Uno de los mayores retos era remodelar la línea para el procesamiento del bloque de cilindros. Las 30 celdas de maquinado se sustituyeron o convirtieron con un coste de aproximadamente medio billón de coronas suecas», comenta Oskar Falk, Vicepresidente de Global Engine Production. El desarrollo y la inversión en la nueva familia de motores son parte de un ambicioso plan de expansión de Volvo. En la planta de Skövde, se realizó una inversión de 2.000 millones de coronas suecas. Esto garantiza las operaciones allí y un gran número de trabajos durante mucho tiempo en el futuro. La inversión es la más importante realizada en la historia de la planta de motores.

Los nuevos motores VEA fueron desarrollados por un equipo de ingenieros suecos. Los nuevos motores, más pequeños, se han optimizado y ofrecen mayor rendimiento que las unidades de seis cilindros actuales, pero con un menor consumo de combustible que la presente generación de unidades de cuatro cilindros, gracias a la nueva tecnología de inyección de combustible i-ART.

«Durante el desarrollo de la arquitectura VEA, el punto de partida fueron nuestros clientes y lo que queríamos ofrecerles en cuanto a buena economía de combustible, bajo impacto ecológico e inmenso placer de conducir a un precio atractivo. Al mismo tiempo, sin embargo, también se trata de que Volvo consiga una base sólida para el desarrollo de tecnologías de futuras generaciones que se caractericen por un ahorro de combustible de primerísima clase», señala Derek Crabb.

La arquitectura VEA consta de motores diésel y gasolina de cuatro cilindros. Junto con la electrificación, sustituye a las arquitecturas previas de ocho motores en tres plataformas distintas. Los nuevos motores se presentarán entre 2013 y 2015. En 2013 se fabricarán casi 20.000 motores y, para finales del año, el ritmo de producción será de 2.000 unidades a la semana.

Las primeras variantes se instalarán en los Volvo S60, V60, XC60, V70, XC70 y S80 en otoño 2013.

Volvo comienza la producción de la nueva familia de motores VEA

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.