Probamos la BMW HP4 con el Pack Competición, toda una moto de carreras desde 24.300 euros.

Una verdadera moto preparada para la competición que tiene una insultante capacidad para rodar a ritmos endiablados por todo tipo de carreteras, que se nos quedan irremediablemente pequeñas para la capacidad de esta súperdeportiva.

La etiqueta HP significa altas prestaciones y la HP4 personifica, una vez más, una agilidad, potencia y dinámica de conducción extraordinarias. Pero también refleja el uso de materiales de calidad extremadamente alta y mucha tecnología para rodar al máximo en circuito. La HP4 está concebida hasta el último detalle.

Las motocicletas de altas prestaciones de BMW son bastante exclusivas y esto se aplica igualmente a la nueva BMW HP4. Cada motocicleta se envía con su propio número de serie que se graba con láser en el puente de horquilla superior. La nueva HP4 está preparada de fábrica para su uso inmediato en la pista de carreras, sin necesitar modificaciones elaboradas.

La HP4 proporciona la base de homologación para las carreras de motocicletas, especialmente en la categoría superbike y superstock. El nuevo modelo presenta numerosas innovaciones tecnológicas que destacan su orientación hacia las carreras y la pista de carreras.

La HP4 estrena su sistema de suspensión con Control Dinámico de Amortiguación DDC. Este sistema permite la adaptación dinámica de la amortiguación de la horquilla invertida y el puntal del muelle a la situación específica en la carretera. La amortiguación se adapta a la maniobra actual o a la superficie de la carretera por medio de parámetros suministrados a través de sensores mediante válvulas de regulación controladas eléctricamente. De este modo, la HP4 ofrece una amortiguación óptima en cada situación, encargándose de los impactos largos y cortos de manera prácticamente perfecta para proporcionar máxima tracción y seguridad.

Con la nueva HP4 no sólo tiene pinzas de freno monobloque Brembo y discos de freno flotantes 9x delante, sino también un Race ABS más desarrollado y perfeccionado. Como antes, este ABS tiene cuatro modos diferentes para superficies mojadas (“Rain”), carreteras (“Sport”), pista de carreras con neumáticos superdeportivos (“Race”) y pista de carreras con neumáticos lisos (“Slick”) con la configuración denominada IDM con impulsos de regulación perfeccionados ahora ofrece al piloto experto la opción de máxima deceleración posible.

La HP4 usa un neumático trasero en el nuevo formato 200 / 55 ZR 17. El Control Dinámico de Tracción DTC ya usado en la RR ha sido optimizado para uso superdeportivo en la HP4: ahora el efecto del control de tracción puede adaptarse en modo “Slick” a las condiciones cambiantes y la preferencia individual del piloto mientas está en movimiento. La HP4 es la primera motocicleta BMW en tener una función denominada Control de Lanzamiento que proporciona apoyo activo para el piloto en modo “Slick” para alcanzar la máxima aceleración desde parado – por ejemplo en salidas de carreras. El Control de Lanzamiento limita el par motor para proporcionar el máximo par transferible desde la rueda trasera siempre que la rueda delantera no esté acelerando.

La HP4 permite al piloto realizar cambios de marcha instantáneos prácticamente sin interrupción de la fuerza de tracción por medio del asistente de cambio, instalado como estándar. Esto también ayuda a obtener valiosas fracciones de segundo en la pista de carreras.

La nueva HP4 está equipada con el motor de 4 cilindros en línea refrigerado por agua de la S 1000 RR con una potencia máxima de 142 kW (193 CV) a 13.000 rpm y una velocidad máxima del motor de 14.200 rpm. Como en la RR, su par motor máximo de 112 Nm sde obtiene a 9.750 rpm. El par ha sido incrementado perceptiblemente en el intervalo de 6.000 rpm a 9.750 rpm. En el modo “Rain” ahora se dispone de una curva de potencia y par más suave entre 2.500 rpm y 8.000 rpm.

A diferencia de la RR, el motor de 4 cilindros en línea de la HP4 proporciona toda la potencia de 142 kW (193 CV) a 13.000 rpm en todos los modos – “Rain”, “Sport”, “Race” y “Slick” – con una curva de acelerador idéntica y, por lo tanto, la misma respuesta, lo que la hace perfecta para su uso en la pista de carreras.

El diseño de la HP4 está en línea con las aspiraciones superdeportivas para la pista de carreras y para conducción dinámica en carretera. Además de la apariencia monoplaza hay un spoiler de motor de doble sección – alargado comparado con la RR – y un parabrisas tintado, los cuales resaltan las mayores prestaciones dinámicas de la HP4. Los pequeños y ligeros intermitentes LED están integrados y el logotipo HP4 grabado por láser con el número de serie en el puente de horquilla superior pone de relieve el carácter exclusivo de la moto.

Para alguien que quiera incluso más, la HP4 que hemos probado llegaba con el Paquete de Competición, que es una versión especialmente exclusiva de la motocicleta. Piezas de carbono HP, incluyendo un spoiler de motor HP de carbono largo y cerrado, un sistema ajustable de reposapiés para el piloto de HP, palancas de freno y embrague HP plegables, ruedas acabadas en azul Racing metálico y un kit de autoadhesivos de patrocinio proporcionan una mejora adicional de la nueva HP4.

Impresiones de conducción

El probar una BMW HP4 conlleva ante todo la oportunidad de llevar una máquina que está lo más cerca posible a una de carreras del tipo SBK, lo cual ni es fácil de llevar a ritmo deportivo ni por supuesto debemos ni podemos exprimir en la calle, pero esta se vende para este fin (más bien para ser homologada y poder correr con ella). Una vez te subes las primeras sensaciones que tienes es que todo es de carreras, la posición, el chasis, el motor, vamos que todo lo que rodea a esta HP4 es, realmente de carreras.

En el día que la probamos a fondo la lluvia había dejado el asfalto húmedo y su agarre dejaba mucho que desear, así que comenzamos con el modo Rain del DDC que dicho sea de paso, funciona y muy bien, es un prodigio de la electrónica que te permitirá acelerar y frenar sin titubeos, exprimiendo bien su chasis. La HP4 no hace ningún movimiento raro y la entrega de potencia es una delicia, muy lineal y casi sin percibir que llevas entre las piernas 200 CV.

Cuando tenemos que frenar todo este caballaje, el mejor compañero es un ABS que tiene un tarado genial. Lo probamos en una recta, y a 100 km/h puedes frenar con contundencia sin que se mueva lo más mínimo. El freno con ABS de esta HP4 será tu mejor aliado en seguridad. Según fue mejorando el agarre del asfalto y los neumáticos cogían su temperatura óptima, probamos el modo Sport. Aquí ya se empieza a notar que es una moto de carreras. La HP4 se transforma, subiendo de revoluciones muy deprisa y empujando de verdad.

Ese era el momento de probar el cambio automático y el sistema «anti caballitos». En una recta con visibilidad, aplicamos gas a fondo y metemos segunda sin cortar gas… guiándonos por la luz led del cuadro que nos avisa que hemos alcanzado las máximas resoluciones, engranamos la sisguiente con un toque en el selector del cambio. Ni un mal gesto, ni un fallo y así hasta su marcha superior… Una delicia, una locura en potencia pura y una maravilla el control electrónico. La rueda delantera no dejó el aire hasta la quinta marcha, pero nunca hizo ademanes de levantarse más de un palmo del suelo y con tacto de la dirección exquisito, con un amortiguador de dirección perfectamente equlibrado.

Llegó el momento de probar el modo Racer y aquí sí se notaron aún más cambios, más radicales. La HP4 en este modo ya se pone muy seria, al alcance de pocos usuarios que sepan ponerla en este modo con seguridad. Subía de vueltas de forma vertiginosa y las trazadas de curvas empezaron a exigir tirar el cuerpo, la cabeza y la moto hacia el interior de las mismas, cada vez más rapidamente. Las carreteras se quedan pequeñas con esta moto. Son muchos caballos a mí parecer para la calle, el asfalto se transmite muy directo y las sensaciones de que la amortiguación va cambiando según asfalto y la forma de acelerar desaparece.

Es cuando se convierte en una verdadera moto de carreras, con un chasis envidiable y, para mi gusto, en una de las motos que más me han gustado en mi vida. Es radicalmente deportiva y cien por cien hecha para las carreras. Todo esto siempre controlado por la mejor electrónica del mercado. En conclusión pocas motos he probado que te permitan a mitad de curva acelerar con esa contundencia y fiabilidad. A la hora de frenar, el límite eres tú, el de la moto estará siempre lejos en asfalto de carretera normal. Vamos que sobrará moto y siempre tendrás en la cabeza el pensamiento de “vamos al circuito” y es que esta hecha para y por las carreras.

Una moto de la que te enamoraras muy fácilmente, los pros y contras de esta moto. El único fallo que le veo, por decir algo, es la precarga de muelles manual. Es lo único que no hace por nosotros. En cuanto a los pros, un montón de ellos, tenemos donde elegir. Desde las suspensiones auto ajustables, la calidad de componentes, la electrónica totalmente modificable, hasta la posibilidad de poder disfrutar de una moto de carreras en tu vida diaria. ¿Qué más podemos pedir? Tener una en el garaje…

BMW HP4

Motor

Tipo: 4 cilindros en línea, DOHC, 16 válvulas.
Cilindrada cc:  999.
Diámetro x Carrera mm: 80 x 49,7.
Potencia CV: 193 a 13.000  rpm.
Par motor Kgm: 11,4 a 9.750 rpm.
Embrague: multidisco anti-rebote en baño de aceite. Accionamiento mecánico.
Caja de cambios: 6 marchas.
Transmisión final: Cadena.

Parte ciclo

Chasis: doble viga de aluminio.
Avance mm: 98,5.
Distancia entre ejes mm 1.422,7.
Ángulo del eje de la dirección °: 66,1.

Suspensión delantera: Horquilla invertida con DDC. Diámetro de los tubos de 46 mm. Suspensión regulable electrónicamente. Ajuste de la precarga.
Recorrido suspensión delantera mm: 120.

Suspensión trasera: monoamortiguador central, ajuste hidráulico de la precarga. Ajuste electrónico de extensión y compresión.
Recorrido suspensión trasera mm: 130

Freno delantero: Doble disco de Ø 320 mm. con anillo de fricción flotante con nueve apoyoscon pinzas radiales de 4 pistones. ABS BMW Motorrad Race ABS (integral parcial, desconectable)

Freno trasero mm: disco de Ø 220 con pinza mono pistón. ABS BMW Motorrad Race ABS (integral parcial, desconectable)

Neumático delantero: 120/70 ZR 17
Neumático trasero: 200/55 ZR 17

Dimensiones y pesos

Longitud total mm: 2.056
Altura del asiento mm: 820
Peso en orden de marcha: 199 kg con Race ABS
Capacidad del depósito: 17,5 litros

Vídeo

Imagen de previsualización de YouTube

Galería

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157633499532871]

Nuestros videos

Prueba: BMW HP4

Oswaldo Maroto Román

Desde pequeño,las motos son mi pasión.Si sale humo y huele a gasolina es donde disfruto

Categoría: PortadaPruebas
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.