Carreras-cliente en 2014 con presentación en Wörthersee y vuelta al WTCC.

SEAT mostrará el Leon Cup Racer, un adelanto del vehículo de competición de la marca española, que disminuye el peso considerablemente y su propulsor más potente, el 2.0 TSI, eleva su potencia hasta 330 CV.

En un vehículo de competición, la estética es lo menos importante. Con la elección de la carrocería de 5 puertas, presenta importantes diferencias con respecto al modelo de serie más deportivo hasta la fecha, el León FR. Pintado en color gris metálico mate con detalles en color naranja, el Cup Racer destaca por las llantas de competición de 18 pulgadas unidas a las vías más anchas.

Cabe destacar que el diseño de los paragolpes delantero y trasero recuerda enormemente al estilo del SEAT Ibiza Cupra, por lo que podría ser una fuente de inspiración para el diseño de esas piezas en el futuro León CUPRA.

Además, el nuevo frontal se ha rediseñado para mejorar la eficiencia aerodinámica y maximizar el flujo de aire en el vano motor, mientras que el sistema de frenos y los pasos de rueda presentan aperturas en la parte posterior para ayudar a refrigerar los frenos de cuatro pistones de las ruedas traseras.

Aerodinámicamente, el diseño de las taloneras, del spoiler delantero, los bajos del chasis carenados, el difusor trasero y el alerón posterior extensible en dos etapas consiguen el máximo efecto suelo para trazar las curvas a mayor velocidad.

Los únicos elementos que permanecen intactos con respecto al compacto español son los distintivos faros de LEDs integrales con el trazo de las luces de circulación diurna, los pilotos traseros de LEDs, el contorno del techo, las líneas de carácter y los precisos “blíster” laterales.

En el interior han querido respetar las formas del salpicadero del modelo de serie, pero se han eliminado todos los sistemas de navegación y climatización así como la consola central. En lugar de los tradicionales relojes de la intrumentación se ha integrado una pantalla TFT de alta resolución y un volante multifunción en el que se han concentrado todos los mandos. Cuenta con una jaula antivuelco y un asiento tipo baquet con soporte HANS para cabeza y cuello para mayor seguridad. El tapizado es una piel especial que regula la humedad.

El motor que utiliza el León Cup Racer es el 2.0 litros turboalimentado de cuatro cilindros TSI que ofrece una potencia máxima de 330 CV y un par motor de 350 Nm. En el modelo básico, este motor está unido a una caja de cambios automática de doble embrague y seis velocidades DSG, con levas en el volante y, también, con un diferencial electrónico, aunque si se desea se puede equipar una caja de cambios secuencial con palanca de cambios y un diferencial mecánico.

Según palabras de Jaime Puig, “esperamos ofrecer a nuestros clientes profesionales el León Cup Racer para la temporada 2014. En sus dos variantes, para las carreras de velocidad y de resistencia, el Cup Racer es el coche ideal para competir en una gran variedad de carreras, desde el ETCC al Campeonato de Nürburgring de Resistencia de la VLN”, añadiendo que “también prevemos seguir desarrollando el Cup Racer para crear una versión equipada con motor de 1.6 litros para competir en el WTCC. Después de todo, es allí donde tenemos que defender nuestra larga tradición”.

La variante equipada con la caja de cambios DSG del nuevo SEAT León Cup Racer costará 70.000 €, mientras que el precio de la versión destinada a las carreras de resistencia con transmisión secuencial y diferencial de bloqueo mecánico se sitúa en 95.000 €, ambas sin impuestos.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633417121221]

SEAT León Cup Racer

Categoría: CompeticiónNovedadesPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.