El resurgimiento de la marca holandesa se produjo en el Salón de Ginebra.

El Salón del Automóvil de Ginebra vio un nuevo renacimiento de la exclusiva marca de deportivos, tras su fatal paso por Saab, que trae consigo el adelanto de un nuevo modelo.

Spyker inicia, con el B6 Venator Concept, una nueva era pero eso no significa romper con su tradición. Por ello, han querido ser fieles a sí mismos y han diseñado un coche que cumple perfectamente con la imagen de un Spyker, aunque bien es cierto que hay algunas novedades.

El frontal sigue caracterizado por la parrilla ovalada aunque ahora está dividida en dos partes por una barra horizontal y los faros son más puntiagudos demás de que han incluido luces diurnas con tecnología LED. Una línea ondulada mucho más definida que en anteriores Spyker recorre el lateral del concepto. Detrás reina la sencillez con unos pilotos formados por cuatro ópticas redondas, una rejilla que deja salir el aire caliente del motor y cuatro colas de escape con el nombre de la marca grabado en ellas.

En el habitáculo se ha trabajado el detalle utilizando los mejores materiales y con un diseño inspirado en la aeronáutica. Además, Spyker ha mantenido un rasgo característico de anteriores modelos, el mecanismo de la palanca de la caja de cambios que, de nuevo, se ha dejado al descubierto. Llama la atención el botón rojo colocado en la consola central cuya función es el de liberar los 375 CV del motor V6.

En posición central hay un motor V6 de 375 CV de potencia que, a través de una caja de cambios automática de 6 velocidades, da vida a un vehículo que se articula sobre un chasis realizado en aluminio con una carrocería de fibra de carbono.

Spyker ha anunciado que comenzará a producir el B6 Venator a comienzos de 2014, aunque la intención del fabricante es adelantar la fabricación desde finales de año.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157631610314102]

El Spyker B6 Venator, listo a finales de año

Categoría: CoupéDeportivoNovedadesPortadaSegmento