Tecnología de Fórmula 1 para un eléctrico puro de uso ciudadano.

Desvelado en la fábrica de Valladolid, donde se produce el Twizy, el concept-car presenta un estilo y unas prestaciones espectaculares.

Desarrollado por ingenieros de Renault Sport Technologies en colaboración con Renault Sport F1, el Twizy Renault Sport F1 estará presente en los eventos de la marca que se celebren a lo largo del año y acudirá a la cita de las World Series by Renault en el circuito de Motorland Aragón de los días 27 y 28 de abril.

Twizy Renault Sport F1 cuenta con neumáticos slicks de monoplaza —procedentes de la Fórmula Renault 2.0—, un gran alerón delantero, pontones laterales y un alerón trasero de carbono, además de otros elementos como los retrovisores de monoplaza o el difusor trasero que incorpora una luz de lluvia de un Fórmula Renault 3.5. Además, al igual que ocurre en competición, las bombillas del sistema de luces han sido sustituidas por LEDs que consumen menos energía.

En el interior, el asiento trasero de Twizy deja paso al KERS, visible en una zona que se ha tratado de forma transparente. Está equipado con un volante de tipo F1 procedente del banco de órganos de competición de Renault Sport Technologies.

Con el fin de plasmar del modo más preciso posible el vínculo entre la Fórmula 1 y el conjunto de la gama de competición Renault Sport, se ha contado con la ayuda de Renault Sport F1 y de Renault Sport Technologies, las dos entidades especialistas en competición para las opciones de diseño.

El KERS (Kinetic Energy Recovery System) o SREC en español (Sistema de Recuperación de la Energía Cinética) es un sistema capaz de recuperar una parte de la energía cinética que genera la frenada. En lugar de dispersarse en forma de calor en los frenos, la energía que así se recupera se puede almacenar para la propulsión del vehículo, como en la F1.

Consta de tres elementos principales: La «máquina eléctrica» tan pronto funciona en modo generador como en modo motor. En modo generador, entra en resistencia del mismo modo que una dinamo y convierte la energía mecánica en energía eléctrica que se almacena en una batería. Para reutilizar esta energía basta con que se invierta el proceso. El sistema pasa así en modo motor y devuelve la energía eléctrica a través del motor eléctrico, lo que aporta potencia adicional a las ruedas.

Así pues, Twizy Renault Sport F1 cuenta con dos motores eléctricos: el motor original de Twizy 80, que desarrolla 17 CV (13kW) y al que se ha sumado un KERS trasladado directamente de la F1. Cuando se activa, la potencia se multiplica por seis y pasa de forma instantánea de 17 a 97 CV (72 kW). Los 80 CV adicionales que aporta el KERS están disponibles durante alrededor de 13 segundos, como en los monoplazas de F1. Con este «empujón», el concept-car no necesita más que unos pocos segundos para pasar de 0 a 100km/h, con la misma rapidez que el actual Mégane R.S., 6 segundos.

Twizy Renault Sport F1 no cuenta con la misma velocidad que un monoplaza. La energía cinética que se genera en fase de desaceleración no basta para recargar la batería del KERS. Para solventar este problema, los expertos de Renault Sport Technologies y de Renault Sport F1 han creado un sistema que permite recargar la batería no con la energía cinética de la desaceleración, sino obteniéndola del motor principal. Esta solución hace que el piloto pueda gestionar el KERS de forma autónoma.

El piloto de Twizy Renault Sport F1 administra el KERS al configurarlo en tiempo real desde el volante y puede elegir entre dos modos:

1. Fase de recuperación de energía (modo Recovery): cuando el piloto activa este modo, el motor eléctrico funciona como un generador convencional y obtiene potencia como una «dinamo». La energía mecánica del motor de Twizy se convierte en energía eléctrica. De este modo, se pueden conseguir hasta 4 kW del motor principal, lo que permite recargar la batería circulando.

2. Fase de restitución de energía (modo Boost): el piloto puede utilizar la energía que se recupera en modo Recovery cuando le parezca. Cuando acciona el botón previsto para ello en el volante, el proceso se invierte. El motor-generador del KERS funciona esta vez como un motor (y ya no como un generador), lo que aporta un plus de potencia mecánica (boost) al motor principal directamente unido al árbol motor. La potencia máxima del motor del KERS (MGU-K) es de 60 kW (alrededor de 80 CV). Se trata de la fase de restitución de la energía.

En este caso, el régimen máximo del motor de Twizy se lleva a 10.000 rpm, lo que corresponde a una velocidad máxima de 110 km/h. El motor generador del KERS se aloja en un cilindro de 10 cm de diámetro que puede alcanzar un régimen de hasta 36.000 rpm.

Con 36.000 rpm para el KERS frente a 10.000 para el motor principal de Twizy, la conexión del KERS con el motor principal y el diálogo entre los dos órganos han sido los retos más relevantes de la puesta a punto.

El volante se ha heredado directamente del de la Fórmula Renault 3.5, último peldaño de la antesala de la F1 de Renault. Se han adaptado las funcionalidades disponibles al vehículo eléctrico y al KERS y el diámetro de la llanta se ha agrandado.

Twizy Renault Sport F1 ofrece el sistema de registro «RS Monitor» similar al de Mégane R.S. y Nuevo Clio R.S. 200 EDC: El piloto puede registrar en tiempo real las prestaciones de Twizy Renault Sport F1: 0 a 50km/h, 0 a 100km/h, 50 m salida parada, 100 m salida parada.

Renault Sport F1 y Renault Sport Technologies han trabajado codo con codo para garantizar este «by-pass» del KERS en Twizy y la puesta a punto del conjunto.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157633336895629]

Nuestros videos

Twizy Renault Sport F1

Categoría: NovedadesPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.