Ofrece el cargador más rápido y pequeño del mercado, que sólo necesita 1,5 horas para una carga.

De 0 a 70 km/h en 5,9 segundos y una recarga completa en sólo 1,5 horas: así son los primeros eléctricos nacidos de la asociación estratégica de Volvo y Siemens para cumplir con el compromiso de electrificación.

A partir del verano de 2013, los clientes de leasing europeos podrán conducir y evaluar una flota de demostración mejorada de un centenar de unidades del Volvo C30 eléctrico, equipando un nuevo motor de Siemens que tiene una potencia máxima de 89 kW (120 CV) y un par motor de 250 Nm, con una aceleración de 0 a 70 km/h en 5,9 segundos.

«La adición de la innovadora solución de carga rápida mejorará radicalmente el tiempo y el kilometraje para el uso diario del coche Esto mejorará drásticamente el coste total de propiedad, ya que el cliente ahora será capaz de conducir muchos más kilómetros a un menor bajo coste por día. Una rápida recarga de solo diez minutos agrega energía suficiente para realizar 20 kilómetros de conducción», dice Lennart Stegland, vicepresidente de sistemas de propulsión eléctrica de Volvo.

Siemens es el principal proveedor de componentes del tren de propulsión de energía eléctrica para la próxima plataforma escalable (SPA), que permite controlar el diseño del tren motriz, desde los diferentes tipos de híbridos hasta los de propulsión eléctrica pura, sin que afecte al espacio disponible en el interior o en el espacio de carga.

El nuevo cargador rápido de 22 kW es primer cargador del mundo que funciona con una alimentación trifásica y es lo suficientemente pequeño como para ser montado en un coche eléctrico. El uso de un enchufe de tres fases permite realizar una carga de solo 1,5 horas, ofreciendo una autonomía máxima total de 164 kilómetros de acuerdo al ciclo de conducción NEDC, mientras que una toma de corriente doméstica de una sola fase y de 230 V necesita de entre 8 y 10 horas, dependiendo de la corriente disponible.

«Estamos orgullosos de haber desarrollado esta solución única. Ofreciendo más horas utilizables al día, hemos dado un paso importante para hacer que los coches eléctricos sean más viables como propuesta comercial, tanto en el sector público como en el privado», dice Lennart Stegland.

El Volvo C30 eléctrico mejorado cumple con los mismos estándares de seguridad que el resto de los coches de Volvo. El coste del combustible es significativamente más bajo que para los coches convencionales, ahorrando hasta 2/3 del coste, dependiendo de los precios del combustible.

«Volvo es, y siempre ha sido, un fabricante centrado en los humanos. La misma atención y dedicación que presta en soluciones de seguridad de clase mundial, ahora se centra en la producción de automóviles dinámicos, intuitivos y flexiblemente electrificados», añade Stegland.

La asociación estratégica entre Volvo Car Group y Siemens se formó en agosto de 2011 con la intención de liderar conjuntamente el desarrollo de vehículos electrificados. «Nuestro objetivo es ser los primeros con la última tecnología de electrificación. La nueva flota del C30 eléctrico nos dará información continua sobre la tecnología y la funcionalidad que nos acercará a una producción en serie en el futuro», dice Stegland.

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157633311153267]

Más potencia para el motor eléctrico del Volvo C30

Categoría: NovedadesPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.