Con «S» de superlativo.

Probamos el Audi S6, la berlina más prestacional de la gama A6, con permiso del más potente RS6.

Lo bueno del Audi S6 es todo lo que rodea a un coche de mucha calidad y unas prestaciones muy elevadas. Lo malo, que aún hay un A6 más potente, el RS6 Avant. Pero este S6 es una bestia con un motor V8 de 4 litros TFSI y 420 CV, que son más que suficientes. Más potencia nos parece casi desmesurado. La tracción corre por cuenta del sistema quattro exclusivamente en esta versión y el cambio automático S-tronic lo convierte en un coche muy rápido y satisfactorio para el 90% de los posibles clientes que buscan un coche válido para todos los días y que, además, aproveche las emociones que nos da el tener un motor espectacular.

El S6 mide 4.931 mm de largo, 1.874 mm de ancho y 1.453 mm de alto. El S6 berlina pesa en orden de marcha 1.860 kg y el Avant 1.970 kg. El interior del S6 es prácticamente igual a un A6 con un acabado S-Line. Los acabados de metal cepillado que vemos en el interior del S6 realzan la calidad general del habitáculo, que está a un nivel muy alto, tanto en la calidad de los materiales usados como en su montaje, que es muy bueno.

Cuenta con un habitáculo espacioso pero es en las plazas delanteras donde el cuidado a los pasajeros es mayor. Los asientos deportivos S, opcionales y montados en la unidad de pruebas, son muy envolventes y vienen con reposacabezas integrados. Son muy confortables y cumplen perfectamente con la función de sujetarnos cuando le pedimos al S6 que nos enseñe los dientes. Un conductor alto como yo no tendrá problemás para poder encontrar una posición al volante perfecta. Los asientos delanteros cuentan con reglajes eléctricos de todo tipo, a parte de los habituales.

Los asientos en general son muy cómodos, con un mullido muy confortable que junto a los ajustes tan amplios y variados hacen que los asientos nos queden perfectamente adaptados a nuestro cuerpo. El tapizado está realizado en cuero de buena calidad y color negro y alcántara gris oscuro para la zona de contacto con el cuerpo, para que no resbalemos. Los reposacabezas traseros cumplen pero quedan un poco bajos para las personas más altas, precisamente por su falta de reglajes al estar integrados.

Prueba S6 interiores (9)

En las plazas laterales traseras podemos poner sistemas de retención infantil, mediante los cinturones del vehículo o con los anclajes isofix de las plazas laterales traseras que están protegidos con tapas de plástico fijadas a presión y extraibles. Los respaldos de los asientos delanteros tienen una protección de plástico en su parte trasera con una red para dejar objetos tales como revistas o similares.

El acceso a las plazas traseras se realiza con comodidad, debido al amplio ángulo de apertura de las puertas. La banqueta trasera esta en una buena altura para no tener que dejarse caer para poder acomodarse correctamente. También tenemos la posibilidad controlar la temperatura de las plazas traseras mediante un climatizador bizona para estas plazas.

En las plazas laterales traseras podemos poner sistemas de retención infantil, mediante los cinturones del vehículo o con los anclajes isofix protegidos con tapas de plástico fijadas a presión y extraibles. Los respaldos de los asientos delanteros tienen una protección de plástico en su parte trasera con una red para dejar objetos tales como revistas o similares.

El interior tiene numerosos huecos repartidos por el interior. En la consola tenemos un hueco detrás del selector del cambio que contiene dos posavasos con una tapa abatible. Delante del selector del cambio tenemos otro hueco con tapa de apertura amortiguada y deslizante. El fondo de los huecos esta recubierto de material antideslizante. La plaza del acompañante delantero tiene una guantera iluminada, guarnecida y refrigerada de tamaño suficiente para poner la documentación y un chaleco.

Prueba S6 interiores (55)

En las puertas encontramos dos bolsas estrechas y de capacidad justa. El reposabrazos tiene un hueco con dos tapas donde encontramos un hueco profundo con una conexión propietaria de Audi y un enchufe de 12v. En las plazas traseras, abatiendo el respaldo de la plaza central trasera, tenemos dos posavasos y un hueco grande y poco profundo con tapa. Los asientos traseros tienen bolsas de un tamaño limitado.

Todos los mandos, indicadores y testigos del vehículo tienen un tacto y disposición típicos de Audi, o sea, muy buenos. El cuadro tiene una iluminación blanca en el velocímetro y el tacómetro, así como los testigos del indicador de nivel de carburante y de la temperatura del líquido refrigerante. Se agradece y mucho que estos relojes tengan detalles específicos de esta versión y estén decorados con el anagrama S6. Entre los dos relojes principales tenemos el ordenador de bordo, con indicaciones sobre distancias y consumos, modo de funcionamiento de la caja de cambios y marcha seleccionada o la información sobre la navegación, eventos de alarma del vehículo, del sistema de audio, etc.

A la izquierda de la columna de la dirección tenemos el mando de los indicadores de dirección así como el mando que controla el regulador de velocidad, que en nuestra unidad no era el el sistema ACC activo. Su funcionamiento no difiere de otros sistemas similares. A la derecha de la columna de dirección tenemos el mando de los limpia y lavaparabrisas, así como de los lavafaros, que funcionan solidariamente cuando las luces de cruce y/o carretera están encendidas y activamos el chorro del lavaparabrisas igual que otros muchos sistemas similares de otros fabricantes.

Prueba S6 interiores (56)

El sensor de lluvia tiene regulación de sensibilidad según la intensidad de la lluvia que reciba nuestro parabrisas. El interior está iluminado por un plafón delantero que da una buena iluminación mediante diodos, además de luz en la zona de los pies. También dispone de luz ambiental, así como luz ambiental desde el plafón delantero que alumbra la zona del selector de la caja de cambios.

El volante, forrado en cuero perforado en la zona de agarre y es perfecto. Tiene un grosor ligeramente más estrecho que otros volante de la gama S. Las levas que accionan el modo manual del cambio tienen una disposición perfecta, una a la derecha para subir marchas y la otra a la izquierda para bajarlas, y además tienen iluminadas los símbolos “-” y “+”.

El vehículo cuenta con encendido automático de luces mediante sensor crepuscular, equipando luces de diodos para todas las funciones de alumbrado, tanto delantero como trasero. La iluminación mediante diodos es espectacular en este vehículo. Incluso contamos con un botón para regular el haz cuando llueve profusamente, ampliando el haz y bajando el mismo para deslumbrar mucho menos. El maletero es profundo y cuenta con una capacidad de 530 litros, es muy regular y aprovechable.

El mando de control del sistema de infotainment del S6 se llama Audi MMI. Es fácil de manejar y está situado en una zona en la consola que hace de su manejo algo realmente intuitivo. Esto es también gracias al diseño de los botones de acceso o sobre todo de los menús de la aplicación, que son muy sencillos. El sistema tiene una pantalla con 7 pulgadas y nada menos que 800×480 pixel.

image

El navegador nos guía con precisión. Los edificios emblemáticos de las grandes ciudades que aparecen en 3D. La voz que nos guía es un poco artificial. El control por voz funciona muy bien, podemos controlar, no solo funciones de guiado del navegador, sino el sistema de audio, fuentes de sonido e incluso el teléfono. El sistema de reconocimiento de voz funciona, porque no suele fallar, con un alto porcentaje de aciertos las palabras que decimos. Se ve que los sistemas están mejorando. Este además entiende hasta 12 idiomas.

El sistema de audio firmado por Bang & Olufsen que montaba nuestra unidad de pruebas tiene un sonido muy bueno, por definición, calidad y potencia, es todo lo que necesitamos en un sistema de audio embarcado. Toda la música que tenemos en nuestros sistemas de audio portátiles la podemos volcar en el disco duro y si no es suficiente contamos con un cargador de DVD. Para redondear el sistema, contamos con perfil bluetooth manos libres y audio streaming estéreo A2DP y un conector propietario Audi Music Interface en el reposabrazos para conectar dispositivos externos como un iPod/iPhone o smartphones o MP3 genéricos vía USB.

El sistema táctil de reconocimiento de escritura manual funciona muy bien y rápido. Pero hay que manipularlo en parado. El climatizador bizona funciona muy bien, es rápido y con un funcionamiento muy silencioso, tiene todas las funciones que tienen los climatizadores modernos. En este vehículo que montaba un techo solar eléctrico, que el climatizador sea bueno y refrigere rápidamente el interior del vehículo en días soleados, es primordial. Los asientos delanteros son calefactados pero no hemos usado esta función. Contamos con cortinillas en las puertas traseras que cubren todos los cristales y una cortinilla eléctrica trasera.

Prueba S6 exteriores (16)

El motor del S6 es un bloque V8 de 4 litros de cilindrada con 420 CV de potencia y un par motor máximo de 550 Nm entre 1400 y 5300 rpm. El S6 acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y el S6 Avant lo hace en 4,9 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. El V8 está asociado a una caja de cambios automática de doble embrague S-tronic de siete velocidades. Realiza los cambios muy rápidamente, pero le falta suavidad en el cambio de marchas, sobre todo en las reducciones y cuando arrancamos después de que el sistema Start&Stop arranque de nuevo.

El motor V8 a 90º del S6 cuenta con dos turbos de doble entrada. Cada turbo se encarga de una de las bancadas de cilindros, uno por cada fila de cilindros. La distribución es por cadena y está en la parte frontal del motor mientras que la conexión de los accesorios (motor de arranque, alternador, etc) es por correa. El sistema de distribución de este motor es de tipo valvelift, que regula electrónicamente la distribución. El V8 del S6 tiene medidas para el ahorro de combustible, como es la desconexión selectiva de cilindros «Audi cylinder on demand«. Este sistema permite desconectar cuatro de los ocho cilindros. Al desconectarlos el sistema cierra también las válvulas y corta la inyección. Nosotros solo hemos notado la desconexión yendo por debajo de 3.500 rpm y a punta de gas, siendo muy cuidadoso.

Uno de los sistemas más curiosos del S6 es el sistema de cancelación del ruido cuya función es compensar las frecuencias no deseadas cuando el motor está funcionando en cuatro cilindros. Cuatro micrófonos integrados en el guarnecido del techo registran los ruidos en el habitáculo, que posteriormente son analizados por un ordenador. Si éste detecta alguna frecuencia no deseada, envía una señal a través de los altavoces del sistema de sonido para eliminar la frecuencia no deseada. Esto es lo que dice Audi. En la realidad, no nos damos cuenta de cómo funciona este sistema y sólo notamos que este S6 es uno de los coches mejor aislados del ruido mecánico que hemos probado. Hasta que le pisamos a fondo, momento en que el rugido es música para nuestros oídos.

Prueba S6 exteriores (6)

En la parte ciclo lo más destacado es la suspensión neumática deportiva que monta de serie el S6 y que da una dureza necesaria para la potencia de este modelo pero que a la vez es tremendamente confortable, sobre todo en su programa más blando. El sistema de frenos está compuesto por cuatro discos ventilados que dan una potencia de frenado normal. En nuestra unidad los frenos estaban por debajo del rendimiento óptimo del S6. Opcionalmente, Audi permite elegir unos discos cerámicos con fibra de carbono. Las pinzas de los frenos delanteros van pintadas de color negro mate y llevan el anagrama «S6». Las pinzas traseras no llevan ningún anagrama.

Conducir este vehículo es una delicia, pero apretar el acelerador para oír a su V8 Turbo rugir es aún mejor, como podéis comprobar en el vídeo. Los Pirelli P Zero de medidas 255/35R20 dan un rendimiento excepcionalmente bueno. Muy bien en seco y también en mojado, son el compañero perfecto para la tracción quattro.

El Audi drive select modifica la respuesta del acelerador, el programa de control del cambio automático, el tarado y respuesta de la dirección y el programa de funcionamiento del climatizador. Además de los cuatro programas «comfort», «auto», «dynamic» e «individual» que permite configurar por separado cada uno de los parámetros, han introducido el nuevo programa «Efficiency» que cambia el funcionamiento de algunos elementos para reducir el consumo de carburante, como el climatizador o la luz interior, la dirección asistida eléctrica, etc.

Prueba S6 exteriores (11)

Dinámicamente el Audi S6 es un vehículo muy fácil de llevar muy rápido, casi sin darte cuenta, porque es tremendamente efectivo. Y lo es por que es muy estable y sigue la trayectoria fielmente gracias a una dirección bastante directa que dirige al vehículo exactamente por donde queremos que vaya. Hay que tener cuidado porque los primeros km podemos subir el coche a una acera al girar, ya que gira más de lo acostumbran otros modelos. A pesar de rozar las dos toneladas, da la sensación de ser un coche mucho más ligero de lo que realmente es. Solo en apoyos bruscos o en cambios de apoyo rápidos es donde la física gana a la electrónica y la masa del vehículo se hacia patente.

Y dejo lo mejor para el final. Su maravilloso motor. Pero no lo vamos a contar, vamos a esperar a que disfrutéis de su sonido en el vídeo.

Prueba S6 exteriores (12)

Después de llevar este coche no nos imaginamos como tiene que ser llevar el RS6 Avant por la carretera. Con 420 CV tenemos un coche muy rápido, brutalmente rápido, pero que a la vez es también un coche válido para el día a día. Los sueños también se conducen, y este sueño empieza por “S”…

Vídeo Imagen de previsualización de YouTube

Galería exterior

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157633278916726]

Galería interior

[flickr-gallery mode=»photoset» photoset=72157633278945628]

Nuestros videos

Prueba: Audi S6. La deportividad se une al lujo

Categoría: Berlina LujoDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.