Su estreno mundial se produce en el ADAC Zurich 24 Horas de Nürburgring.

Aston Martin será el primer fabricante presente en la carrera con el hidrógeno como combustible de propulsión y con el objetivo de completar la primera vuelta con cero emisiones.

Aston Martin está haciendo estragos en los libros de los récords y más aún con la próxima celebración de la 41ª edición del ADAC Zurich 24 Horas de Nürburgring, ya que la famosa marca de deportivos británicos competirá con un Rapide S adaptado para funcionar con un sistema de propulsión híbrida utilizando el hidrógeno como combustible.

El Rapide S Hydrogen está basado en el nuevo deportivo de cuatro plazas y de cuatro puertas de Aston Martin y se convertirá en el primer coche con motor de hidrógeno para competir en un evento internacional, así como el primer modelo en completar una vuelta completa a ritmo de carrera en las 24 horas de Nürburgring con cero emisiones de CO2.

Trabajando en colaboración con los expertos en hidrógeno de Alset, los ingenieros de Aston Martin han desarrollado un prototipo de motor V12 de 6.0 litros twin turbo que se montará en la versión de competición del Aston Martin Rapide S, siendo capaz de funcionar con gasolina, con hidrógeno gaseoso puro o una mezcla de ambos. En el modo de hidrógeno puro, emitirá prácticamente sólo agua.

El circuito de Nürburgring está reconocido como uno de los circuitos más duros y exigentes del mundo, apodado como “Infierno Verde”, un trazado donde se exhiben y prueban tecnologías de vanguardia y donde Aston Martin pondrá de relieve la fiabilidad y la seguridad de la actual tecnología del hidrógeno.

El sistema híbrido de hidrógeno montado en el Rapide S consta de un sistema de tuberías para el hidrógeno, tanques de almacenamiento y el sistema de gestión del motor, que permite un alto nivel de flexibilidad en el control del proceso de combustión de acuerdo con cada situación de conducción en particular para funcionar bien con hidrógeno puro, gasolina o una mezcla de ambos para asegurar una potencia óptima y una reducción de las emisones de CO2.

La seguridad es primordial y el sistema incluye cuatro tanques de fibra de carbono de ultra-alta resistencia para almacenar un total de 3,23 kg de hidrógeno gaseoso a una presión de 350 bar, en dos tanques alojados al lado del conductor y dos en el maletero. Todo el sistema de hidrógeno ha sido desarrollado por Alset  ha sido aprobado por el órgano rector del automovilismo alemán, el DMSB.

A diferencia de los vehículos de pila de combustible de hidrógeno, la tecnología patentada por Alset ha sido desarrollada durante los últimos ocho años, superando la falta de una infraestructura de repostaje de hidrógeno. La simplicidad del sistema de hidrógeno Hybrid sólo significa cambios mínimos, pero necesarios, para que se ajuste a los motores convencionales.

Magna Steyr ha desarrollado el tanque de almacenamiento y el sistema de regulación de presión y será Linde quien suministrará el hidrógeno. Gigatronik ha apoyado la verificación del software de programación y  TÜV SÜD, quien certifica los requisitos técnicos de seguridad para el sistema de hidrógeno.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633242593369]

El Aston Martin Rapide S participa en Nürburgring con un sistema híbrido

Categoría: CompeticiónPortada
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.