Pequeño repaso por los modelos que no son ni de la gama DB ni de los V8 Vantage.

Probablemente los Aston Martin más conocidos sean los de la longeva gama DB y los no tan antiguos V8 Vantage, sin embargo a lo largo de su historia ha habido más GT’s al margen de estos dos grandes nombres.

Uno de ellos fue el Aston Martin Virage de 1989, un GT creado para sustituir al Aston Martin V8, cuyo periodo de ventas se inició en 1969 y duró hasta 1989, por lo que fue el primer modelo nuevo en 20 años.

Su imagen era muy similar a la del V8 Vantage de ese mismo año ya que a fin de cuentas éste se basaba en el Virage. Pero lo cierto es que era fácil diferenciarlos ya que el Virage era un vehículo mucho más discreto y menos ambicioso estéticamente.

El motor que utilizó fue el mismo V8 de 5.3 litros del V8 Vantage, pero en este caso era un motor atmosférico y desarrollaba una potencia de 335 CV, lo cual le permitía llegar hasta los 254 km/h. Más tarde, apareció una versión de ese mismo motor con 354 CV.

En enero de 1992 Aston Martin anunció un servicio de conversión que convertía el Virage en un Virage 6.3. Para cambiaban el motor por un V8 de 5.3 litros y 500 CV que propulsaban al Virage 6.3 hasta los 282 km/h. Este motor provenía del AMR1.

En cuanto a las versiones, hubo un Virage Volante que se presentó en 1992 y compartía todos los aspectos técnicos con el coupé. También en 1992 presentaron el Virage Shooting Brake, del que solo si construyeron unas unidades.

Pero hubo dos versiones que destacaron sobre todas las demás. Hablamos del Lagonda Virage Saloon y Lagonda Virage Shooting Brake. No era más que un Virage berlina y un Virage familiar. Para su creación utilizaron una versión con mayor distancia entre ejes del chasis del Virage, creciendo un total de 30 cm respecto al GT.

Finalmente en el año 2000 se cesó la producción del Virage y de su versión más potente, el V8 Vantage. Pero un año más tarde, en el Salón de Ginebra de 2001 se presentó el que sería su sustituto, el Aston Martin V12 Vanquish. Diseñado por Ian Callum, seguía una línea de diseño más parecida a la del DB7 que a la del modelo al que sustituía. Las semejanzas con el DB7 eran más que claras y, de hecho, no fue más que un paso intermedio entre el DB7 y el DB9 en la evolución del diseño de la marca.

Al contrario que anteriores modelos no se ofertó el Vanquish sobre otra carrocería y tan solo el Vanquish Zagato Roadster y el Bertone Jet 2 hicieron atisbar posibles nuevas carrocerías del Vanquish, pero dichos vehículos no pasaron de concept-cars que vieron la luz en el Salón de París de 2004.

El Aston Martin V12 Vanquish llegó al mercado con un motor V12 de 5.9 litros, 456 CV de potencia y un par motor de 540 Nm, por lo que estábamos ante un GT capaz de alcanzar los 315 km/h. Dicho motor fue actualizado en 2004 con el Vanquish S. En este modelo la potencia aumentaba hasta los 514 CV y la velocidad máxima era de 321 km/h. En ambos casos el motor V12 estaba acoplado a una caja de cambios electrohidráulica de 6 velocidades.

En 2007 cesó la producción del Vanquish pero antes crearon el Vanquish S Ultimate, una edición final de 40 unidades con una pintura exterior “Ultimate Black”, un interior actualizado y placas identificativas del modelo.  Aunque la principal novedad fue una caja de cambios manual de 6 velocidades que sustituía a la criticada transmisión electrohidráulica.

Finalmente el 19 de julio de 2007 cesó la producción del Vanquish S, un día en el que se cumplía el 49º aniversario del cierre de la planta de Newport Pagnell.

Años después, en 2011, la marca británica presentó el nuevo Virage. Se trataba de un modelo basado completamente en el DB9 y que se situó entre éste y el DBS en cuanto a potencia, aunque el exterior es prácticamente igual que el del DB9, a excepción de un frontal más cercano al del Rapide.

Lo mismo ocurre con el motor V12 de 6 litros, el cual era el mismo que el del DB9 y el DBS, solo que la potencia era de 490 CV y el par motor de 570 Nm. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y una velocidad máxima de 299 km/h. Y es que el nuevo Virage se colocó como escalón intermedio en cuanto a potencia y a precio entre estos dos modelos.

El Virage se vendió en carrocería coupé y carrocería Volante durante un año, ya que en 2012 cesó su producción, mientras que el DB9 recibió un lavado de cara que lo situó en el mismo nivel de potencia que el Virage.

Ese mismo año Aston Martin presentó el Project AM310 Concept en el Concorso D’Eleganza Villa D’Este. Meses más tarde, la marca presentó la versión definitiva de este modelo. La segunda generación del Vanquish es, actualmente, el GT más deportivo de la gama. Basado en el chasis 4 VH, es más ligero que el DBS, modelo al que sustituye, ya que se emplea un mayor uso de la fibra de carbono.

El motor que utiliza es el ya más que conocido V12 de 6 litros que desarrolla un potencia de 573 CV y un par motor de 620 Nm. Este motor permite el Vanquish acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y llegar a una velocidad máxima de 295 km/h.

Por el momento, Aston Martin solo ofrece el Vanquish en carrocería coupé con una configuración interior biplaza o 2+2.

[flickr-gallery mode=”photoset” photoset=72157633133070560]

100 años de Aston Martin. Otros GT’s de la marca

Categoría: ConvertibleCoupéDeportivoHistoria del MotorPortadaSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.